​Esta cámara hecha con un diminuto Lego sí que funciona

Al abrirle un agujero a un ladrillo chiquito de Lego lo puedes 'hackear' y crear mini fotografías súper divertidas.

Lego pinhole camera photo
Este ladrillo de Lego también funciona como una cámara.Foto de Ryan Howerter/eldeeem

La inspiración comenzó con un piñon. Ryan Howerter, un estudiante de diseño gráfico en la Universidad Estatal de Colorado, tomó un curso de fotografía cuyo instructor compartió la historia de Pinholo, una cámara en miniatura elaborada con un piñon. De pronto, el estudiante tuvo una idea.

"Siendo fan de los ladrillos Lego, tuve que llevar esta idea a su conclusión lógica", dijo Howerter a CNET.

Howerter tomó un pequeño ladrillo Lego y lo convirtió en una cámara que funciona. Le metió papel de fotografía por dentro; la expuso y procesó para sacarle imágenes en blanco y negro realmente pequeñas. Para realmente entender la escala, hay que ver de cerca la imagen que tiene la figura en miniatura que tomó Howerter de un árbol en el campus de la universidad.

"El reto más grande es definitivamente intentar sacarle una foto. Es demasiado fácil hacer que el negativo o papel se sobreexponga o subexponga", dijo Howerter, quien aún busca una manera de crear un negativo del ladrillo a causa de la dificultad de procesar un filme tan pequeño. "Pienso que la imagen que tiene la figura en miniatura fue expuesta por 10 segundos".

Aunque trabajar con un agujero tan pequeño puede ser complicado, cualquier persona puede seguir en sus pasos. La lista de materiales incluye en ladrillo Lego, un cilindro de de latón (al cual tiene que ponerle un agujero), cinta adhesiva negra, film o papel de fotografía. Además necesitarás las herramientas para desarrollar las fotos.

"Se necesita quitar el tubo central del ladrillo de Lego, que tal vez va a requerir una herramienta para afinar y afilar la superficie. Un ladrillo negro funciona mejor para minimizar el reflejo de la luz", dijo Howerter.

Tal vez este experimento de fotografía con Legos inspire un movimiento artístico nuevo, aunque los seres humanos necesitaremos lupas para realmente gozar de fotografías en miniatura.

Pero, como demuestra Howerter, sí puede haber belleza en el arte sin importar su tamaño.