Esta cámara ayudará a detener la caza ilegal de rinocerontes

Un nuevo método actualmente en prueba monitoriza a estos animales y busca atrapar a los cazadores con las manos en la masa.

horncam.jpg
La cámara se enciende cuando el ritmo cardíaco del animal cambia radicalmente. Protect

A pesar de las medidas impuestas contra la caza furtiva (guardabosques en patrulla constante y la remoción segura de cuernos), la caza furtiva del rinoceronte blanco y del rinoceronte negro -- en peligro de extinción -- ha aumentado dramáticamente.

La caza ilegal de rinocerontes ha aumentado de 13 animales en 2007 a 1,215 en 2014 sólo en Sudáfrica, de acuerdo con el Departamento de Asuntos Ambientales de ese país.

En un esfuerzo por cambiar esto, una organización inglesa sin fines de lucro, Protect, ha desarrollado un sistema que utiliza una variedad de tecnologías para rastrear el comportamiento de los rinocerontes y enviar inmediatamente una alerta cuando los cazadores furtivos atacan.

Llamado RAPID, que son las siglas en inglés del Dispositivo de Inteligencia Anticaza Furtiva en Tiempo Real, el sistema combina un collar GPS controlado por satélite, monitores de la frecuencia cardíaca incrustados debajo de la piel de los rinocerontes y una pequeña cámara colocada en un agujero perforado en el cuerno del rinoceronte. Si un cambio drástico se produce en la frecuencia cardíaca del rinoceronte -- como podría ocurrir si un rinoceronte recibe un disparo -- la cámara se enciende y suena una alarma. Un equipo contra la caza furtiva será despachado dentro de unos minutos por camión o helicóptero para tratar de atrapar a los autores, mientras que el sistema captura imágenes que pueden ayudar a las autoridades.

rhino.jpg
El cuerno crece de un material similar al de las uñas, así que hacer una perforación en él no es doloroso para los rinocerontes. Protect

El conservacionista y genetista Paul O'Donoghue, de la Universidad de Chester, quien dirigió el desarrollo de RAPID y quien ha trabajado con los rinocerontes negros por más de 15 años, dijo que este sistema hace de la caza furtiva algo "inútil", añadiendo que "no se puede correr más rápido que un helicóptero".

"En la actualidad un rinoceronte se mata cada seis horas en África. Los problemas son muchos, pero hay demasiado dinero en juego como para creer que la legislación por sí sola puede hacer una diferencia Tuvimos que encontrar una manera de proteger a estos animales de manera efectiva en el campo; las matanzas tienen que detenerse", dijo O'Donoghue en un comunicado.

El sistema cuenta con el respaldo de la Sociedad Humanitaria Internacional, así como de los conservacionistas en Sudáfrica.

"Simplemente no sabemos dónde ni cuándo los cazadores furtivos pueden atacar. Para patrullar con eficacia estos vastos paisajes, necesitaríamos un ejército, y aún así, los cazadores furtivos podrían encontrar la forma de hacerlo. Están bien organizados y equipados, y encontrarán lagunas en casi cualquier defensa, porque la recompensa es demasiado grande", añadió Dean Peinke, quien se especializa en ecología de mamíferos para la agencia Eastern Cape Parks and Tourism Agency.

"Estos dispositivos inclinan la balanza fuertemente a nuestro favor. Si podemos identificar eventos de caza furtiva a medida que ocurren, podremos responder con rapidez y eficacia para detener a los cazadores".

Protect ya ha completado la investigación de prueba de concepto en RAPID, publicando sus resultados en la revista Journal of Applied Ecology. Lo que sigue es que el equipo trabaje para ponerla en marcha en el campo.

"Esperamos tener los primeros prototipos en el plazo de algunos meses y estamos apenas comenzando el desarrollo de versiones similares para tigres y elefantes", dijo Steve Piper, director de Protect. "Esperamos tener un centro de control completamente funcional a principios del próximo año".