'Cadáveres' impresos en 3D revolucionan la educación médica

Un kit creado por investigadores de una universidad australiana permite a los estudiantes de medicina examinar el cuerpo humano sin tener que disecar un cadáver real.

cadaver.jpg
Universidad de Monash

Desde la historia antigua, los humanos hemos estado disecando cadáveres de nuestro prójimo para aprender sobre nuestra anatomía. Los antiguos egipcios, quienes disecaron y momificaron a sus muertos, demostraban habilidades médicas mucho más superiores a sus contemporáneos en el resto del mundo. En la Roma antigua, el conocido investigador médico Galen examinó cadáveres de cerdos y primates para comprender la anatomía humana, ya que se le prohibió disecar cuerpos humanos. Y es que la historia de la investigación quirúrgica está plagada de asaltatumbas y de operaciones clandestinas.

En nuestros tiempos y en algunas partes del mundo, la disección de cadáveres se puede realizar más fácilmente pero aún depende de varios factores, como, por ejemplo, que una persona haya concedido permiso para que su cuerpo después de la muerte se utilice por el bien de la ciencia. Por otro lado, en otras partes del mundo, el uso de cadáveres humanos para la investigación médica sigue siendo problemático.

La serie anatómica impresa en 3D (3D Printed Anatomy Series), que fue creada por investigadores de la Universidad Monash de Australia, provee una solución. Este kit contiene todas las partes del cuerpo humano que se requieren para aprender sobre la anatomía de las extremidades, el pecho, el abdomen, cabeza y nuca -- eso sí, sin que contenga ninguna parte real del cuerpo humano.

"Durante siglos se han donado cadáveres a las facultades de medicina para que los estudiantes aprendan sobre la anatomía humana, y es una práctica que se sigue realizando hoy. Sin embargo, muchas escuelas de medicina reportan una escasez de cadáveres o un costo elevado del depósito y manejo de estos cadáveres debido a regulaciones estrictas que dictaminan dónde se puede disecar un cadáver", dijo Paul McMenamin, profesor y director del Centro de la Educación sobre la Anatomía de la universidad.

"Si el estudiante no puede observar el interior del cuerpo humano, y observar los músculos, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos, se le hará extremadamente difícil entender la anatomía humana. Creemos que nuestra versión [de la partes del cuerpo humano impresas en 3D], que se ven como las partes reales, marcarán una gran diferencia".

La serie impresa en 3D fue creada a partir de la anatomía de personas de carne y hueso. Primero, el equipo de investigadores realizó scans ya sea con rayos X o una tomografía computarizada (CT scan). Las imágenes escaneadas se utilizan para crear un modelo de una parte del cuerpo que luego se enviará a una impresora de 3D de alta resolución. Las partes se imprimirán a todo color con un polvo parecido al yeso o en plástico.

"Las imágenes radiográficas, como las tomografías computarizadas, son una forma muy sofisticada de captar información en capas tan delgadas como las páginas de un libro", dijo McMenamin. "Al tomar esta información y hacer un modelo 3D podemos colorear y convertirlo en un formato de archivo que la impresora 3D utiliza para recrear, capa por capa, de manera tridimensional una parte corporal a escala".

Para conocer más acerca de este proyecto, que actualmente está en busca de socios comerciales, puedes visitar el sitio de la revista médica Anatomical Sciences Education.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO