CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Jefe de Boeing defiende sistema de control de vuelo del 737 Max

Dennis Muilenburg dice que el software MCAS, que está bajo escrutinio luego de dos accidentes mortales, fue diseñado bajo los estándares de la compañía.

boeing-737-max-8

El 737 Max 8 de Boeing se vio involucrado en dos accidentes que cobraron la vida de a 346 personas.

Boeing

Mientras Boeing se apresura para volver a poner a volar sus 737 Max, el presidente ejecutivo de la compañía, Dennis Muilenburg, se enfrentó a reporteros y accionistas el lunes durante la reunión anual de accionistas de la compañía en Chicago.

Muilenburg dijo que Boeing está haciendo "un progreso constante" en una solución al sistema de control de vuelo (conocio como MCAS) que está en el centro de las investigaciones de choques en Etiopía e Indonesia, pero no llegó a criticar el diseño básico del software. "Hemos confirmado que [el sistema] fue diseñado bajo nuestros estándares; certificado para nuestros estándares y confiamos en ese proceso", dijo. "Funcionó de acuerdo con esos estándares de diseño y certificación. No hemos visto una falla o brecha técnica".

Informes preliminares de ambos accidentes sugieren que el sistema MCAS, que está diseñado para presionar la nariz del Max en ciertas condiciones de vuelo, estaba recibiendo datos erróneos de sensores defectuosos. En ambos accidentes, las tripulaciones de vuelo lucharon sin éxito para tomar el control, ya que los aviones se iban a pique continuamente justo después del despegue.

En sus declaraciones públicas, Muilenburg dijo que los datos incorrectos eran un enlace común en una cadena de eventos que llevaron a ambos accidentes mortales. Es un enlace que posee Boeing y que una actualización del software solucionará.

"[La actualización] hará que la aeronave sea más segura en el futuro", dijo. "Estoy seguro de que con ese cambio será uno de los aviones más seguros que hayan volado jamás".

Sin elaborar más, Muilenburg también dijo que, en algunos casos, los pilotos no siguieron "completamente" los procedimientos que Boeing había descrito para evitar un accidente en el caso de un mal funcionamiento del MCAS.

También el martes, Boeing respondió en un comunicado a un reporte del Wall Street Journal del 29 de abril que decía que una característica de seguridad diseñada para alertar a las tripulaciones de vuelo de un sensor defectuoso no estaba funcionando en algunos aviones Max que habían sido entregados a las aerolíneas.

"La alerta fue pensada para ser una característica estándar e independiente en los aviones MAX", dijo Boeing en el comunicado. "Sin embargo, la alerta no se podía operar en todos los aviones porque la función no estaba activada como se esperaba".