CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Bodyguard, la serie que rompió todos los récords televisivos en Inglaterra

Netflix transmite el 24 de octubre la serie 'Bodyguard', cuyo final de temporada fue visto por 12.6 millones de espectadores en Inglaterra, casi la mitad de la audiencia televisiva.

bodyguard-1

Richard Madden y Keely Hawes protagonizan Bodyguard (2018).

Netflix/BBC One

El diario británico The Guardian llamó a Bodyguard el drama televisivo "más grande de la década". Su final de temporada fue visto por 12.6 millones de espectadores en el canal BBC, en Inglaterra, convirtiéndose en el quinto episodio con mayor audiencia en la última década en la TV británica. Netflix adquirió los derechos globales de la serie y la estrenará el 24 de octubre.

La serie es protagonizada por Richard Madden, mejor recordado como Robb Stark en la serie Game of Thrones, y por Keeley Hawes (The Durrells in Corfu). La primera temporada consta de seis episodios y su creador es Jed Mercurio, guionista y showrunner de la exitosa serie Line of Duty (2012-2017).

Bodyguard, como su nombre lo indica, se centra en el personaje del sargento de policía David Budd (Richard Madden), heroico veterano del ejército británico que sufre de estrés post-traumático debido a sus experiencias en combate en el Medio Oriente. Ahora trabaja como oficial en la policía de Londres como especialista en protección ciudadana. Desde allí es asignado como guardaespaldas de la Ministra de Interior británica, Julia Montague (Keeley Hawes), cuya postura política representa todo lo que él desprecia.

El final de temporada de Bodyguard es el episodio dramático más visto desde el episodio debut de la tercera temporada de Sherlock del 1 de enero de 2014 (12.7 millones de espectadores) y el capítulo especial de Navidad de Doctor Who, del 23 de noviembre de 2013 (12.8 millones de espectadores). En la última década sólo son superados por un episodio de la serie Coronation Street del 6 de diciembre de 2010 (14.75 millones de espectadores) y del capítulo de East Enders correspondiente al 19 de febrero de 2010 (16.4 millones de espectadores).

Vale recordar que Bodyguard se transmitió en la BBC a la usanza tradicional: un episodio cada semana, lo que permitía generar expectativa entre la audiencia, al estilo Game of Thrones o Westworld, en HBO. Esta es una prueba de fuego para una serie televisiva: demostrar que puede retener espectadores y mantenerlos interesados para que vuelvan la semana siguiente. 

Según indica Variety, el primer episodio de Bodyguard fue el más solicitado de la historia del servicio iPlayer en Inglaterra, lo que, sumado a la audiencia ya obtenida en la BBC, totalizó 10.4 millones de espectadores.

¿Cuál es la razón de su éxito? Escenas de acción con mucha tensión -- la secuencia de un ataque a la ministra Montague por parte de un francotirador es especialmente elogiada -- y la intriga derivada por saber quién puede estar detrás de esta conspiración para acabar con la vida de la funcionaria, son algunas de las razones que explican este fenómeno televisivo.

Bodyguard se estrena en Netflix el 24 de octubre.


CNET Pop: Nuestro espacio dedicado al cine, las series y la cultura popular.

¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook