CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

Boca Juniors Confidencial: Un documental hecho para los fanáticos más fieles

[Reseña] Netflix estrenó el seriado del equipo argentino, que comienza con la pretemporada y finaliza con la obtención del bicampeonato. En las siguientes líneas analizaremos su contenido.

Seis títulos de la Copa Libertadores, tres Copas Intercontinental/Mundial de clubes, dos Copas Sudamericana y cuatro Recopas Sudamericana. Los títulos de Boca Júniors son impresionantes pero se quedan cortos con los nombres de las grandes figuras que han pasado por sus filas.

Maradona, Caniggia, Carlos Tévez, Riquelme, Martín Palermo y tantos más convirtieron al "Azul y Oro" en el equipo más popular de Argentina y por eso su historia llegó a la gran pantalla. Primero con la película, Boca Juniors 3D y ahora con la serie Boca Juniors Confidencial, que se estrenó este 14 de septiembre en Netflix.

El documental, que consta de cuatro capítulos en su primera entrega, inicia con la pretemporada del club, después de haber ganado el torneo 2017-2018 y tiene como protagonista a Carlos Tévez, quien regresa al club tras haber partido 2017 al fútbol chino.

Mientras los espectadores presencian la puesta al tono del club y en específico de Tévez, criticado por su estado físico y poco nivel competitivo, entran en escena otras historias paralelas.

Gonzalo Maroni es el prospecto que representa a todos aquellos que intentan ganarse la titularidad; Ramón "Wanchope" Ábila el fichaje que lucha contra las lesiones; Lisandro Magallán es la "rara avis", un jugador educado, de padres con poder adquisitivo, y Edwin Cardona caracteriza al muchacho que consiguió en el fútbol el camino para salir de la pobreza extrema.

Como puede advertirse, son personajes arquetípicos. Con estas subtramas, la producción de Cinema 7 Films pretende trascender las fronteras, después de todo en cualquier parte del mundo podrían haber atletas que enfrentan esas mismas situaciones y fanáticos que les siguen. El resultado de esta mezcla, sin embargo, es irregular.

Como pasó con el otro testimonio futbolístico en Netflix, Juventus FC, a esta docuserie le falta "carne". Los primeros dos capítulos no muestran algo que el fanático ya no conozca.

Allí están los entrenamientos, en el campo y el gimnasio, las concentraciones, las ruedas de prensa, la presión de la opinión pública y todo ese entorno que los canales especializados como ESPN o cualquier otra cadena deportiva ha explorado.

De Confidencial, al menos en esta primera parte, hay poco. Y es una lástima porque hay una mina allí para ser explorada. 

Por ejemplo, cuando Carlos Tévez desayuna con sus amigos, que le tildan de tramposo en los juegos de bolas (canicas), o cuando dos de los personajes principales narran como perdieron a sus seres queridos mientras estaban en la cancha, el espectador recibe una información de primera mano muy valiosa, que sirve para humanizar a unos jugadores que los medios tratan como dioses.

Otro acierto del director Rodrigo H. Villa (The Last Man, Boca Juniors 3D) es la incorporación de familiares y allegados, que testifican los desvíos o problemas que surgieron por la llegada de mucho dinero antes de que los deportistas maduraran. 

Igualmente es interesante como los futbolistas de otras nacionalidades se reúnen y mantienen sus propias costumbres (el café antes que el mate), pero a la vez se integran con sus pares argentinos mediante los videojuegos. 

Desafortunadamente, esos testimonios son anecdóticos y la mayoría del metraje se concentra en lo deportivo. Estas escenas carecen de la espectacularidad que ya antes hemos visto en trabajos audiovisuales de la FIFA o la UEFA, en los Mundiales o la Champions League. 

Fantasea uno con lo que pudiera haber hecho Juan José Campanella (El Secreto de sus ojos) si le hubieran dado este proyecto, recordado por aquella secuencia del estadio de Huracán.

En el apartado técnico, la dirección es correcta aunque no muy creativa. La narración de Juan Pablo Varsky le aporta un ritmo entretenido aunque por momentos las descripciones son tan básicas, que parecen pensadas en un público poco conocedor de Boca o de la propia disciplina.

Se extraña una banda sonora más afín con el fútbol. Esta sería una de las fallas más notables. 

El fanático más acérrimo de Boca Juniors, sin embargo, se verá recompensado por hermosas tomas de las enormes banderas y el furor de la hinchada, así como un capítulo dedicado a La 12, la famosa barra del equipo Xeneize, como le apodan.

Es comprensible que este producto se dedique a explotar al equipo como un producto de exportación, y que se omitan los problemas de violencia que han cobrado tantas vidas así como la crisis económica que enfrenta el presidente Mauricio Macri, (que fue presidente de Boca) después de todo el fin de Boca Juniors Confidencial no es otro que el de alegrar a sus fieles seguidores y apostar por sumar fidelidades fuera de Argentina. 

No obstante, esa dirección aséptica choca con un club conocido por su intensa relación con los menos favorecidos. No en balde, su mejor jugador y protagonista de esta serie, Carlos Tévez, fue bautizado como "El jugador del pueblo".