CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

El zoológico de París mostrará un misterioso ser vivo llamado The Blob

No tiene cerebro, pero es capaz de aprender y tiene 720 sexos diferentes.

gettyimages-1176167717

El Physarum polycephalum el la última incorporación al zoo de París.

Stephane De Sakutin/AFP/Getty

El 19 de octubre, el Parque Zoológico de París estrenará una exposición única en su tipo y protagonizada por un organismo súper extraño: una especie de moho amarillo brillante que ha sido denominado como "The Blob" (algo así como "la mancha"). 

La criatura gelatinosa, parecida a una ameba, tiene 720 sexos, no tiene cerebro ni ojos, pero es lo suficientemente inteligente como para buscar comida como lo haría un animal o encontrar la salida dentro de un laberinto.

Esta criatura de pesadilla debe su nombre al clásico del cine protagonizado por Steve McQueen en 1958, The Blob. Sobre este asunto solo diré que no sé lo que cree que está haciendo el zoo de París, pero he visto exactamente cómo se desarrolla esa película.

"The Blob es realmente una de las cosas más extraordinarias que existen actualmente en la Tierra", dijo Bruno David, director del Museo Nacional de Historia Natural francés en París. "Ha estado aquí por millones de años, y todavía no sabemos realmente qué es".  La criatura es conocida como Physarum polycephalum o "moho de muchas cabezas ", y es uno de los más de 900 mohos mucilaginosos descubiertos. No es peligroso para los humanos, vive y se alimenta de hojas y troncos. 

También le gusta la avena y los científicos han estado usando esta comida de desayuno para probar la inteligencia de la criatura durante años. En 2010, los investigadores incluso usaron avena para representar la ciudad de Tokio y mostraron cómo la criatura se organizó como si fuera el sistema ferroviario de la ciudad. Su inteligencia y capacidad para formar redes es una locura, y lo más increíble es que todo esto proviene de un ser sin cerebro ni ojos.

"Si lo ponemos en un laberinto, aprenderá y tomará la mejor ruta para encontrar su comida", dijo David a Reuters. "Si ponemos un obstáculo frente a él (como la sal, a la que odia) no pasará sobre ella ni aunque hay comida detrás". 

Los científicos no están seguros exactamente de cómo realiza estas tareas porque carece de sistema nervioso que le diga a su cuerpo cómo actuar. Algunos sugieren que puede utilizar señales eléctricas o que puede enviar ondas a través de sus ramas para comunicarse. Un artículo reciente demostró que una molécula de señalización aún desconocida podría ser responsable de los comportamientos complejos de esta criatura. 

"The blob es un ser vivo y uno de los grandes misterios de la naturaleza", dijo David.  Y ese misterio es lo que lo ha convertido en una atracción para el zoo de París.

Reproduciendo: Mira esto: Esta feria científica hará que te salten las lágrimas
10:27