CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Móvil

Ya es oficial: BlackBerry no fabricará sus nuevos teléfonos

La atribulada compañía cesará el desarrollo interno de 'hardware' y lo dejará en manos de socios externos. BlackBerry se centrará más bien en la seguridad y el software.

BlackBerry
neonangle1onwhiterev.jpg

El BlackBerry DTEK 50, que fue construido por Alcatel, fue el último teléfono que dio a conocer BlackBerry.

BlackBerry

Es el último clavo en el ataúd de los teléfonos de BlackBerry.

La atribulada empresa canadiense dijo el miércoles que cerrará su negocio de telefonía tras el fracaso de su último intento por utilizar el software Android de Google para estimular el interés en sus teléfonos. En lugar de ello, la empresa va a depender de otros para diseñar, fabricar y vender dispositivos, ahorrando así en capital.

"La compañía planea poner fin a todo el desarrollo de hardware interno y externalizar esa función a los socios", dijo el presidente ejecutivo John Chen en un comunicado.

Hasta ahora, BlackBerry ha indicado el nombre de uno de esos socios: BB Merah Putih, de Indonesia.

La decisión de BlackBerry cierra un capítulo significativo para una de las franquicias con más historia en la industria de la telefonía. BlackBerry fue una de las empresas más populares en los primeros días de los teléfonos móviles. Legiones de adictos a su sistema operativo (conocidos como CrackBerrys) adoraban usar sus teclas físicas en la década de 2000.

Al igual que muchas otras empresas, BlackBerry no supo anticiparse a la popularidad del iPhone y los teléfonos que utilizan el software Android de Google, algo que golpeó severamente a BlackBerry en los últimos años. Los consumidores han prestado poca atención a sus teléfonos a pesar de los intentos de la compañía por modernizar el software de BlackBerry y, en un último esfuerzo del año pasado, por abrazar Android.

Ha sido un descenso constante. En 2009, BlackBerry controlaba una quinta parte del mercado de la telefonía, justo detrás de Nokia. Hoy en día, tiene apenas una participación de mercado del 1 por ciento.

BlackBerry reportó resultados fiscales del segundo trimestre el miércoles que la vieron experimentar una pérdida de US$372 millones, o 71 centavos por acción, frente a una ganancia de US$51 millones o 24 centavos por acción del año anterior. Los ingresos cayeron en un tercio a US$334 millones.

Los analistas, en promedio, pronosticaban una pérdida de 5 centavos por acción e ingresos de US$394 millones.

Llega por fin la transformación

En 2013, Chen llegó a BlackBerry con la misión de transformar la compañía, centrándose más en software y servicios. Al mismo tiempo, tenía que mantener un pie en el negocio de la telefonía, que todavía genera una parte significativa de los ingresos de la compañía. Incluso en el último trimestre, ésta representó el 30 por ciento de los ingresos de la empresa.

Pero Chen siempre había tenido sus dudas sobre el negocio de la telefonía. Él ha dicho en varias ocasiones que se retiraría de los teléfonos si el negocio no lograse generar utilidades, algo que muchos tomaron como una advertencia. También nunca se sintió del todo cómodo como promotor de nuevos dispositivos. En julio, ni se molestó en aparecer en la inauguración del DTEK50, un teléfono de BlackBerry potenciado por el software Android.

blackberrymwc2015-03.jpg

El presidente ejecutivo de BlackBerry, John Chen, durante una presentación en el MWC el año pasado.

Sarah Tew/CNET

El DTEK50 era un signo de lo que vendría. El teléfono fue construido por Alcatel OneTouch y es prácticamente idéntico al de Alcatel Idol 4. Chen ya había firmado acuerdos para externalizar gran parte de la fabricación con otros socios, incluyendo Foxconn para fabricar algunos de sus teléfonos. Hasta ahora, sin embargo, la empresa ha mantenido recursos internos significativos dedicados al hardware.

Incluso la última movida de BlackBerry, la adopción del sistema operativo Android, fue idea del veterano ejecutivo Ron Louks, quien pensó que un mayor acceso a las aplicaciones de Android, combinado con su reputación de seguridad, podría despertar el interés entre el mundo empresarial. Pero no fue así.

El primer teléfono de BlackBerry con Android, el BlackBerry Priv, fue un dispositivo de gama alta que llegó sin causar mucho revuelo el otoño pasado.

Louks se fue en mayo de BlackBerry, y Ralph Pini fue nombrado como sucesor.

Se le reconoce a Chen por mantener a BlackBerry vivita y coleando después de que su antecesor, Thorsten Heins, casi aniquiló la compañía con su idea de lanzar una línea de celulares más atractivos para el mercado masivo en general que ejecutaban el sistema operativo BlackBerry 10.

Heins creía que el BlackBerry Z10 podía competir contra el iPhone y los celulares Galaxy S. En su lugar, el fracaso del Z10 y los modelos sucesores estimularon muchas predicciones de su inminente desaparición.

Chen cree que BlackBerry vivirá, pero con un foco exclusivo en el software.

"Estamos llegando a un punto de inflexión en nuestra estrategia", dijo Chen. "Nuestra base financiera es fuerte, y nuestro pivote para el software se está consolidando".