CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Así son las mujeres que visten a Black Panther y Captain America

Las premiadas diseñadoras que se encargan de ataviar de pies a cabeza a tus superhéroes favoritos nos revelan los secretos de su profesión.

Marvel Studios / Composite by Chelsea Shi/CNET

Black Panther tiene muchas cosas que presumir. Ha encandilado a la crítica y a los fans, ha recaudado más de US$1,000 millones en la taquilla, es el primer título basado en un cómic en recibir una nominación en la categoría de mejor película y le ha valido a Hannah Beachler la primera nominación y premio Oscar para una diseñadora de producción afroamericana.

También es la primera película de Marvel en recibir una nominación y Oscar por su vestuario.

Aunque en realidad no debería ser ninguna sorpresa, teniendo en cuenta el look afrofuturista con el que las guerreras Dora Millaje visten túnicas de piel de tonos rojizos y dorados en la película. El mismo estilo que impone al maloso Killmonger una imagen de lo más amenazadora a base de pantalones de camuflaje, camiseta ajustada de manga larga azul y armadura con un aire definitivamente Dragon Ball Z. Por no hablar de T'Challa y su indumentaria eternamente oscura a base de trajes perfectos para todas las ocasiones.

La diseñadora de vestuario de esta historia de superhéroes, Ruth Carter, es la responsable de que Lupita Nyong'o, Chadwick Boseman y Danai Gurira estén todavía más sexy de lo que ya es habitual y de que aparezcan glamourosamente vestidos para su salida nocturna a un casino en Busan. Carter cuenta con dos nominaciones previas al Oscar, una por su trabajo en Malcolm X (1992) de Spike Lee y otra por Amistad (1997) de Steven Spielberg.

Antes de iniciar este proyecto en Wakanda, Carter habló con la colaboradora habitual de Marvel Judianna Makovsky y con otros diseñadores que han trabajado con el estudio para tener una idea más precisa de su experiencia.

"Todos me dijeron: 'Esto es un poco diferente a una película habitual de superhéroes", nos cuenta Carter por teléfono desde Nueva York. "De hecho, estoy muy contenta de no haber sabido cuál era el lenguaje de otras películas de superhéroes cuando trabajé en Black Panther. De ese modo pude afrontar el proyecto desde mi propio punto de vista y no dejarme influenciar por cómo creyera que tenía que ser el vestuario".

women-of-the-marvel-universe-queen-ramonda-costume-design

Angela Bassett y su reina Ramonda en Black Panther.

Marvel Studios / Composite by Chelsea Shi/CNET

Black Panther nos ha regalado cosas como Angela Bassett y su reina Ramonda luciendo un tocado inspirado en la cultura zulú como sólo ella podría hacerlo o el Killmonger de Michael B. Jordan vestido con una chaqueta de punto larga y negra y sin camiseta. Algo que resalta no sólo su físico, sino su peligrosidad. Pero más allá de estos logros, lo cierto es que las películas de época son las que suelen llevarse los premios en diseño de vestuario en los Oscar, seguidas por las historias de fantasía y las adaptaciones de cuentos infantiles. Tenemos que remontarnos hasta 1990 con Dick Tracy para encontrar una película basada en un cómic nominada por su vestuario.

"Las películas que se llevan los premios son aquellas en las que estás creándolo todo. Aquellas en las que el diseñador realmente diseña", nos cuenta Makovsky, que también tiene tres nominaciones al Oscar, en conversación telefónica desde Los Ángeles. "Las películas de superhéroes no han recibido mucha atención o cariño en ese aspecto. Me parece ridículo porque es la dirección en la que va el diseño de vestuario. Es algo técnico, es un trabajo de artesanía. Hacer estos trajes requiere el trabajo de muchos artesanos y creo que es [un género] incomprendido".

judiannamakovsky

La diseñadora de vestuario Judianna Makovsky en el set de Guardians of the Galaxy Vol. 2.

Chuck Zlotnick

Makovsky sabe mucho de películas de superhéroes. Ha trabajado con Marvel como la diseñadora de vestuario en Captain America: The Winter Soldier, Captain America: Civil War, Guardians of the Galaxy Vol. 2, Avengers: Infinity WarAvengers: Endgame, que se estrenará en abril.

Nos cuenta que cuando empezó a trabajar en Marvel, personajes como el de Scarlett Johansson iban con zapatos de tacón. "Para cuando terminé, llevaban todas botas militares", dice. Antes de asegurarse de que el calzado de los Avengers fuera adecuado para salvar el mundo, esta diseñadora se encargó del vestuario en The Hunger Games y Harry Potter and the Sorcerer's Stone, por el que obtuvo una nominación al Oscar.

null

Captain America vestido para la acción.

Marvel Studios

El Oscar que Carter ha recibido por su trabajo en Black Panther celebra a esa Nakia (Lupita Nyong'o) vestida de diferentes tonos de verde a lo largo de Black Panther o el look de la princesa científica Shuri (Laetitia Wright) con un estilo chic y elegante. Además Carter recibió un Career Achievement Award el pasado 19 de febrero de sus compañeros de profesión en el Sindicato de Diseñadores de Vestuario, o Costume Designers Guild. El premio reconoce a los líderes que han tenido un impacto duradero en el campo del diseño de vestuario.

Pero no ha sido un camino fácil.

Ruth Carter

La diseñadora de vestuario Ruth Carter y el director Ryan Coogler en el set de Black Panther con Winston Duke (M'Baku).

Matt Kennedy/Marvel Studios

"Tuve mucha suerte al llegar a esta industria con gente como Spike Lee y Keenen Ivory Wayans y Robert Townsend durante una época en la que el cine afroamericano estaba emergiendo nuevamente", nos dice Carter. "No todo el mundo tiene ese tipo de oportunidades porque tienes que luchar para que te vean y te escuchen siendo diseñador si eres afroamericano, si eres asiático-americano, si eres indoamericano. A veces nunca te celebran. Yo llevo 30 años de carrera y me están celebrando ahora. Pero llevo 40 películas hechas".

La representación importa

Los números son poco alentadores cuando hablamos de la representación femenina en Hollywood detrás de las cámaras. Según un estudio de USC Annenberg School for Communication and Journalism, en 2018 sólo un 4 por ciento de los directores de las 1,200 películas más taquilleras estrenadas en Estados Unidos eran mujeres. La misma investigación destaca que de las 265 películas más taquilleras entre 2016 y 2018, sólo el 15.5 por ciento de los editores eran mujeres, un 3 por ciento de los directores de fotografía y un 2.3 por ciento de los compositores. 

Pero es muy probable que los diseñadores de vestuario de tus películas preferidas entre 2016 y 2018 fueran mujeres. Lideraron el 84.4 por ciento de los departamentos de diseño de producción. El Gremio de Diseñadores de Vestuario tiene 1,050 miembros, un 80 por ciento de los cuales son mujeres.

Makovsky se ríe y bromea cuando dice que más hombres implicarían mayor diversidad en su profesión. Pero tanto ella como Carter apuntan a una definición más inclusiva del término para ilustrar lo que les gustaría ver en el futuro.

"Quién sabe cuáles son las posibilidades cuando la inclusión cree otro aspecto del arte. De modo que el indoamericano o el asiático-americano o [el afroamericano] se conviertan en el diseñador de vestuario celebrado y puedan trasladar su experiencia a su trabajo. Vamos a empezar a ver cosas frescas y nuevas entonces", reflexiona Carter.

Rompiendo mitos sobre Hollywood

A pesar de los muchos elogios acumulados, de los muchos famosos que han vestido o del reconocimiento que han recibido por parte de sus colegas de profesión, Carter y Makovsky se aseguran de hacernos entender que la suya no es una vida de puro glamour y hablan de lo brutal que puede ser Hollywood.

"Trabajamos 16 horas al día, 7 días a la semana", nos cuenta Makovsky. "La preproducción puede ser bastante civilizada. Pero en cuanto empezamos con el rodaje, no tenemos vida [risas]. Es cierto que trabajas durante determinado periodo y luego puedes tener tiempo libre. Pero la gente tiene que trabajar para tener seguro de salud y ganar dinero".

Reproduciendo: Mira esto: Esta es la tecnología detrás de Volta de Cirque du Soleil
3:39

Carter es aún más franca cuando habla de las pegas de su profesión. Ahora viuda, consideró más de una vez tener hijos pero no los tuvo.

"He sacrificado mi vida entera por esta profesión y ya era hora de recibir algo a cambio porque no llevamos una vida normal", nos cuenta. "Damos la vida por el medio narrativo del cine. Lo amamos tanto que estamos dispuestos a sacrificar".