CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Celulares

Con Bixby, Samsung trata de ser más competitivo

El gigante surcoreano tiene grandes esperanzas sobre su nuevo asistente digital. ¿Podrá dar la talla ante los rivales de Google, Apple y Amazon?

OK Google, te presento a Bixby. Alexa, te presento a Bixby. Hey Siri... No importa, ustedes entienden el punto.

Hay otro asistente de voz en el vecindario, esta vez de Samsung e instalado exclusivamente en su nuevo teléfono Samsung Galaxy S8, que saldrá a la venta a finales de este mes. Hace muchas de las mismas cosas que los otros ayudantes digitales ya hacen, sólo que les hace peor mientras se deshace de sus fallas de principiante.

Por lo tanto, si Bixby de Samsung es lo mismo, pero no tan completo ni libre de defectos como Google Assistant o Alexa de Amazon, ¿para que se toma el trabajo Samsung de lanzar un asistente virtual?

Planteé esta pregunta a tres expertos de la industria y todos dieron la misma respuesta: la diferenciación. Viviendo en el mundo competitivo de los dispositivos Android, Samsung necesita encontrar más maneras de mantener la lealtad del cliente. Bixby es claramente un producto básico por ahora. Durante la presentación del S8 el 29 de marzo en Nueva York, la compañía ni siquiera dejó hablar a Bixby en el escenario. Sin embargo, dijeron los expertos, el asistente podría madurar para convertirse en una parte importante de la ventaja competitiva de Samsung.

Bixby también da a Samsung una de sus mejores oportunidades de quedarse con una gran parte del mercado de las casas inteligentes. El conglomerado tecnológico está evaluando agregar su asistente propio y conectar software en más de sus productos, como televisores, lavadoras y refrigeradores.

"Bixby es una visión, una promesa para el futuro, pero una promesa que Samsung aún tiene que cumplir", dijo Werner Goertz, analista de Gartner.

Que Samsung sintiera que era necesario introducir un nuevo asistente de voz, tras el lanzamiento de su poco popular software S Voice en 2012, es una muestra de lo hipercompetitivo que se ha convertido el mercado de los asistentes de voz. Desde que Apple introdujo Siri al mundo hace cinco años, ahora hay cuatro asistentes de voz principales para consumidores: Siri, Alexa, Google Assistant y Cortana de Microsoft. Todos están compitiendo para convertirse en los nuevos sistemas operativos para casas inteligentes, compras con commandos de voz o autos conectados a Internet.

Samsung tiene que seguir en el mercado de voz, a pesar de haber llegado tarde a la fiesta con Bixby, porque los asistentes digitales se están convirtiendo en una forma clave de interactuar con todos nuestros dispositivos.

"Llegan tarde, pero todavía el mercado de asistentes de voz está en una etapa temprana", dijo Tim Bajarin, presidente de la consultora tecnológica Creative Strategies.

Por su parte, Samsung dice que no está ofreciendo a Bixby como otro asistente de voz que todo lo sabe y que puede responder cualquier pregunta. En cambio, es una forma de controlar el Galaxy S8. Pero incluso con esos estándares, Bixby no parece hacer mucho todavía.

¿Cuál Bixby y cuándo?

Samsung se enfrenta a retos obvios.

Para empezar, Bixby tiene que compartir espacio en el teléfono con el ayudante de voz estándar de Android, Google Assistant. Existe un riesgo real de que Samsung acabe confundiendo a los clientes proporcionando dos asistentes de voz integrados. ("¿Cuándo debo usar Bixby y cuándo debo despertar a Google Assistant?") Y si Bixby comienza con defectos, hay altas probabilidades de que la gente deje de usarlo.

La confusión es especialmente probable si los consumidores no entienden los tres conjuntos de capacidades independientes de Bixby y para qué se usan: Bixby Voice (un asistente personal para operar el teléfono), Bixby Home (tarjetas informativas) y Bixby Vision (una capa de reconocimiento de imagen añadido a la cámara).

"Al final, naturalmente van a gravitar hacia lo que funciona mejor y olvidan la otra opción", dijo sobre los usuarios del S8 Jefferson Wang, socio principal de IBB Consulting.

Reproduciendo: Mira esto: Lo mejor y peor del Samsung Galaxy S8 y Android O
3:40

Además, el mercado de voz ha madurado mucho en los últimos dos años desde que Alexa salió. Los consumidores ya esperan mucho de estos asistentes digitales, por lo que Bixby tendrá que cumplir, o aprender muy rápido. Claro, Alexa todavía sufre para entender a usuarios algunas veces, y Siri a menudo produce respuestas incorrectas.

Pero Bixby podría ayudar a Samsung a crear un ecosistema más estrechamente unido, permitiendo a la compañía competir mejor contra su principal rival, Apple, que se enorgullece de fabricar dispositivos que funcionan bien juntos.

Más allá de eso, Goertz sugirió que plataformas como Bixby, inteligencia artificial y dispositivos conectados podrían permitir a Samsung que sus unidades de negocio, desde electrodomésticos hasta semiconductores, trabajen más estrechamente entre sí y esto resulte en mejores productos. Eso puede dejar demasiada responsabilidad sobre los hombros de Bixby.

El argumento de venta de Samsung será fundamental. Apple puede haber exagerado las capacidades de Siri como un amigo charlatán en sus primeros comerciales con Samuel L. Jackson y Zooey Deschanel. Amazon, por el contrario, lanzó a Alexa con muy poca fanfarria y sólo un puñado de comandos de voz (ahora tiene más de 10,000).

Si Samsung puede encontrar una manera correcta de presentar a Bixby, tal vez con una estrategia intermedia entre la de Apple y la de Amazon, Bixby podría hallar su lugar en el mercado de voz.

"Para Samsung, todo se reducirá al mensaje", dijo Goertz. "Si posiciona a Bixby como un competidor directo de Alexa, Bixby será mostrado como inferior".

Reproduciendo: Mira esto: Bixby: Este es el asistente virtual del Samsung Galaxy...
1:15