CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Un 'biohacker' se implanta tarjeta de transporte público en la mano

Un hombre australiano multado por viajar sin billete de tren dice que el billete estaba implantado en su mano. Oh, y se llama Meow-Ludo Disco Gamma Meow-Meow.

support-meow-ludo-meow-meow-thumb-1
Science Party

Meow-Ludo Disco Gamma Meow-Meow es el nombre real de un australiano de 33 años que está combatiendo una multa por no viajar con un billete de tren válido. En su defensa está alegando que tenía un billete en realidad, dentro de su mano.

Meow-Meow apareció en el juzgado local de Newton, en Sídney, y se declaró culpable de viajar sin billete de tren.

Meow-Meow está "por delante de la ley", le dijo su abogado Nicholas Broadbent al juez, según BuzzFeed. Broadbent explicó que Meow-Meow se autoidentifica como biohacker. El fiscal, Andrew Wozniak, dice que "lo que fuera que hubiera en la mano del acusado claramente no era un billete".

El juez estuvo de acuerdo con el fiscal, ordenando que Meow-Meow pagara una multa y gastos legales por un total de AU$1,220 (US$950).  

"Éste es un caso en el que la ley está por detrás de la tecnología", le dijo Meow-Meow a CNET. "Y creo que este es un buen mensaje con el que quedarse: La tecnología se está moviendo en cierta dirección y en este caso me he movido más rápidamente que la ley".

Aunque concedió que aceptaba la sentencia, dijo "todo el mundo sabe que después de un periodo de tiempo este tipo de cosas van a ser comunes y aceptadas".

Las tarjetas de viajes Opal se pueden usar en trenes, autobuses y ferries a lo largo de todo el estado de New South Wales. Meow-Meow, que es cofundador de la empresa de biohacking Biofoundry, hizo que le implantaran su tarjeta Opal en la mano en abril de 2017. Le sacaron el chip a la tarjeta Opal, de la medida de una tarjeta de crédito, lo recubrieron de plástico y un especialista en piercings se lo implantó.

"Acepto la sentencia del juez. Pero eso no me desalienta a seguir avanzando con el biohacking", dijo Meow-Meow. "No hice esto para acabar en un juicio. Lo hice porque era cómodo. Y era divertido".

Meow-Meow es miembro del Science Party, mediante el cual espera conseguir un asiento de diputado en el parlamento federal australiano. Este es el tipo de legislación que le gustaría cambiar, dice.