CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

¿Se beneficiaron los jugadores de una bebida mágica en el Mundial?

La imagen se repitió en los partidos: los jugadores humedecen sus labios o apenas se enjuagan la boca con un líquido. ¿Por qué no lo tragan? Ahí puede estar el secreto

2018 FIFA World Cup Group Stage: Uruguay 3 - 0 Russia

El ruso Fyodor Smolov humedece su boca durante un partido contra Uruguay durante el Mundial.

Valery Sharifulin

Un pequeño río sale de las bocas de Dele Allí y de su compañero de la selección inglesa, el goleador del Mundial, Harry Kane en el tiempo extra contra Colombia. ¿Por qué botan el líquido que debería servirles para refrescarse ante tanta exigencia física?

Esa fue la pregunta que se hizo el New York Times y según los expertos consultados, la mejor recompensa para recuperar fuerzas es no tragarse el líquido que sale de las botellitas de Powerade, patrocinador oficial de Rusia 2018.

Aseguran los científicos al medio estadounidense que al contactar con el misterioso líquido, los receptores en la boca envían señales a los centros de placer y recompensa del cerebro, sugiriéndoles que viene más energía en camino, por lo que los músculos pueden empujar un poco más y no sentirse tan fatigados.

"Estás como engañando un poco al cerebro; eso es lo que creemos que se activa", dijo Asker Jeukendrup, un fisiólogo y nutricionista deportivo que, con colegas de la Universidad de Birmingham en Inglaterra, detectó en 2004 que el enjuague con carbohidratos ayudaba a los ciclistas a ganar un minuto en velocidad, en los 40 kilómetros en el ciclismo contrarreloj.

No es la primera vez que este estudio sale a la luz. En 2016, el sitio web The Conversation había realizado un experimento, basándose en la investigación de Birmingham. 

Un grupo de esgrimistas se enjuagó la boca con una bebida que contenida carbohidratos (maltodextrina) durante cinco segundos. Luego repitieron la tarea, pero con agua. Debido a que la maltodextrina es un azúcar sin sabor, no sabían si estaban recibiendo una bebida deportiva o agua.

La conclusión fue que para los ejercicios de precisión, el enjuague con carbohidratos ayuda a mejorar el rendimiento, mientras que si solo se usa agua, el atleta muestra mayor cansancio y dificultad para ejecutar algunas acciones. 

"Nuestro estudio muestra que el enjuague bucal con carbohidratos tiene el potencial de ser beneficioso para varios deportes donde las tácticas y habilidades son importantes", cerró el artículo.

Pero, ¿qué son las bebidas con carbohidratos?

Son aquellas que fueron creadas específicamente para deportistas y que proporcionan los carbohidratos que se necesitan para alimentar los músculos. Contienen agua y suelen estar enriquecidas con electrolitos para ofrecer una óptima hidratación.

Algunas bebidas tienen maltodextrina, un suplemento deportivo consumido por deportistas de fuerza o resistencia, que está formado por carbohidratos de absorción rápida. Proviene de alimentos como el arroz, patata o maíz.

Además de los jugadores de la selección inglesa, a Cristiano Ronaldo, que anotó cuatro goles en el Mundial, se le vio escupiendo el contenido líquido. ¿Puede ser que estén tomando una bebida diferente al Powerade para mejorar el rendimiento en el campo?

CNET se comunicó vía email con Coca Cola, la casa que provee la bebida energética oficial de Rusia 2018, para conocer si hay alguna posibilidad de suplantar a la bebida oficial según los intereses de cada equipo. La empresa dijo que según el acuerdo con FIFA, los equipos solamente pueden usar las botellas con el logo de Powerade en la cancha y que entregó 125 botellas a cada equipo. 

A pregunta expresa sobre lo que pueden contener esas botellas, un portavoz de Coca Cola dijo que "Los equipos pueden llenar las botellas con Powerade, o cualquiera de nuestros productos", pero no explicó si eso incluye también agua u otros líquidos que no sean producidos por Coca Cola.

El reportaje del New York Times asegura que el equipo británico se negó a discutir las tácticas nutricionales de su selección, pero el diario agregó que una fuente interna afirmó que enjuagarse la boca con una bebida que contenga carbohidratos es algo "regular" y que ya "se ha hecho en el pasado".

"No diría que todavía está muy extendido", dijo el nutricionista Jeukendrup, aunque los jugadores parecen hacerlo con más frecuencia en Rusia 2018 que en el pasado.  "Espero que todo sea deliberado. Es bueno ver que la ciencia se abre paso en el deporte real", concluyó. 

Andrea Gilmond, que tiene un diplomado en nutrición deportiva impartido por el Comité Olímpico Internacional y un máster en la Escuela Universitaria del Real Madrid, le confirmó a CNET en Español que la práctica de mojarse los labios con este tipo de bebidas es muy común, siempre y cuando se trate de disciplinas que tengan una duración máxima de una hora. 

"Está comprobado que para ejercicios de menos de una hora, solo basta con enjuagarse la boca, por unos treinta segundos con carbohidratos. Hay unos receptores que están en la boca, que le dan una señal al cerebro para que se active y diga 'no estás tan cansado' o 'dale más duro' que pronto viene la comida", explica Gilmond, que también ha sido asesora en ciencia y educación del Instituto de Ciencias del Deporte de Gatorade, en Venezuela. 

A pesar que los ingleses parecen haber usado la técnica de los buches de agua durante su partido de semifinal contra Croacia, CNET en Español comparó las estadísticas de ambos y los números favorecieron ampliamente a los croatas, a pesar de que antes de ese partido ya había jugado dos prórrogas previas y dos tandas de penaltis. Mientras que los británicos, después de ganar desde los doce pasos a Colombia, tuvo un partido de poca exigencia física ante Suecia (2-0).

Además de vencer en el marcado (2-1), Croacia duplicó las ocasiones de gol de su rival (22 a 11); remató más entre los tres palos (7 a 1); consiguió más tiros de esquina (8 a 4); tuvo más el balón (54 por ciento frente a 46 por ciento), realizó más pases (622 a 479) y recuperó más balones (51 a 49).

La única estadística destacable en la que el equipo Gareth Southgate dominó fue en la de distancia recorrida y por muy poco (148km a 143km). Individualmente, sin embargo, ningún jugador recorrió más metros que el volante de contención croata Marcelo Brozović (16,339). El segundo fue el mediocampista Jesse Lingard (15,786).

Esto se explica porque no basta con saborear un chorro de una bebida para conseguir un buen resultado deportivo.

"El rendimiento de un equipo no solo tiene que ver con esa alimentación, porque si bien el sistema nervioso central es muy importante, hay muchas otras cosas involucradas. Se tiene que saber cuáles son las estrategias de cada uno de los equipos, cómo se recuperaron de los partidos anteriores, cómo se encontraban al momento del comienzo de la semifinal, si por ejemplo estaban bien hidratados, si habían hecho una correcta carga de carbohidratos", acotó Gilmond.

Finalmente, la nutricionista pone el ojo en aquello que no puede ser cuantificable: "Jugar una semifinal implica muchas otras cosas, como la motivación. La motivación es clave para conseguir un buen resultado. Para una instancia tan importante no te puedes enfocar en una sola estrategia", concluyó.

Reproduciendo: Mira esto: Así funciona el chip NFC del balón oficial del Mundial...
4:23