CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

¿Un banco de esperma en el espacio? Sí es posible, dicen los científicos

No es descabellado pensar en una futura generación de hombres y mujeres del espacio que pudieran venir de esperma congelado.

bovine-sperm-stained-for-arosome-reaction-detection

Una muestra de esperma de toro se envió a la Estación Espacial Internacional como parte de un experimento.

NASA

Es posible que el sexo en el espacio, y sin gravedad, acabe siendo un poco complicado pero según nuevos hallazgos científicos el esperma parece funcionar bien sin la gravedad terrestre.

Un estudio preliminar ha tenido en cuenta muestras de nadadores expuestos a microgravedad y ha visto que no hay ninguna diferencia entre ellas y las de sus compañeros más terrenales. El descubrimiento apunta a la opción futura de "transportar a salvo gametos masculinos al espacio y considerar la posibilidad de crear un banco de esperma humano fuera de la Tierra".

Los experimentos se hicieron usando muestras de esperma congelado en lugar de fresco, que es una distinción importante, según Montserrat Boada de la Clínica Dexeus Mujer en Barcelona. Boada presentó los resultados de su investigación en una reunión de la Sociedad Europa de Reproducción Humana y Embriología.

"Algunos estudios sugieren una disminución significativa de la motilidad de las muestras de esperma fresco", dijo Boada en un comunicado de prensa. "Pero no se ha reportado nada sobre los posibles efectos de las diferencias gravitacionales en gametos humanos congelados, en cuyo estado serían transportados de la Tierra al espacio".

Vale la pena apuntar que las muestras de esperma congelado no se enviaron al espacio para el experimento, sino que se pusieron en un avión a realizar un vuelo parabólico que las expuso a ocho segundos de gravedad por maniobra.

Reproduciendo: Mira esto: Armamos completo el Lego del módulo lunar del Apollo...
15:47

El análisis del esperma que voló comparado con las muestras de control mostró solo diferencias mínimas que ya se esperaban entre cualquier tipo de muestra.

A continuación los investigadores tratarán de replicar los resultados y hacer nuevos experimentos con periodos más largos de exposición a la microgravedad.

"Es importante estudiar los efectos de la exposición humana a largo plazo en el espacio para enfrentarnos a ellos", dijo Boada. "No es poco razonable empezar a pensar sobre la posibilidad de reproducirse más allá de la Tierra".