CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Avengers Endgame [reseña]: Una aventura épica hecha a medida de los fanáticos

[Reseña sin 'spoilers'] Infinity War dejó a todo el planeta -- y al universo -- con la boca abierta y expectante. Ahora sabemos cómo termina la batalla contra Thanos. ¿Lograrán nuestros héroes restablecer el equilibrio y deshacer el fatídico chasquido de dedos?

captainamerica

¿Qué será de Captain America (Chris Evans) en Avengers: Endgame?

Captura de pantalla por Bonnie Burton/CNET

Desde que dejé la sala de cine hace un año con el corazón hecho añicos, no he podido dejar de pensar en el futuro de los héroes del Universo Cinematográfico Marvel (MCU).

Porque tras el chasquido mortal de Thanos en Infinity War quedó clara una cosa: Avengers: Endgame tenía que darnos una respuesta a muchas preguntas existenciales, comenzando por las posibilidades de supervivencia de muchos de los seres que perecieron ante el capricho del gigante morado de la barbilla partida.

Endgame, de muchas formas, funciona como una reunión: de los personajes, de las múltiples historias, de los escenarios, ciudades y planetas, y de las diversas épocas que cubre el MCU. A veces es como un velorio; otras, como una fiesta; e, incluso, por un breve momento, es como una sesión de terapia de 12 pasos. Y es un evento social de enormes dimensiones que dura 180 minutos. Y como los mejores festejos, a veces es difícil acordarnos de todos los rostros que estuvieron presentes, de todos los lugares donde estuvimos y de todas las cosas que pasaron en la noche loca. Avengers: Endgame es una bacanal de colores, personajes, hilos narrativos y vueltas de tuerca que, como cualquier buen jolgorio, te provocará una leve resaca de esas en las que no te acuerdas de todo lo que viste e hiciste.

Y en cuanto a quién organiza la fiesta, pues desde un principio ha quedado claro que los dos vengadores más prominentes son Iron Man y Captain America y ambos son otra vez los protagonistas principales, aunque como en Infinity War comparten la velada con docenas y docenas de héroes más, algunos más activos que otros.

Aunque pretendo no arruinarte la experiencia (ni dar spoilers) debes saber dos cosas: Será muy difícil entender Endgame sin haber visto Infinity War -- es su segunda parte, en todos los sentidos -- y, por otro lado, estas películas son muy distintas.

Mientras que Infinity War es un viaje en una montaña rusa, Endgame es más una partida de ajedrez donde cada movimiento nos lleva a un final definitivo. ¿Es un jaque mate? No lo sé, pero es claro que los hermanos Joe y Anthony Russo, que también dirigieron Infinity War, Captain America: The Winter Soldier y Captain America: Civil War, apostaron por seguir ese camino único del que Doctor Strange ya nos había advertido. De las 14 millones de posibilidades de las que el mago nos había hablado, esta fue el camino que eligieron para finalizar el ciclo que comenzó con Iron Man, en 2008 y que cierra la tercera fase del MCU. ¿Alguna de las otras 13,999,999 opciones podrían haber sido mejor? Posiblemente, pero ésta fue la que nos tocó.

En cuanto a la trama y como ya nos habían indicado los tráilers, Endgame se trata de tres cosas: Hallar a Thanos, recuperar las Piedras del Infinito y resucitar a todos los seres que murieron por el chasquido de Thanos. ¿Lo logran? No te lo diré, ni tampoco te diré cómo lo intentan. Lo que sí te puedo decir -- porque es un tanto obvio -- es que el tema de la muerte seguirá presente, por lo que no es mala idea que te refresques la memoria con quién está vivo y quién está muerto antes de Endgame.

Reproduciendo: Mira esto: Avengers: Endgame: Las claves de 3 horas de película...
8:54

También te puedo decir otras cosas: Endgame recurre a muchas de las películas y referencias del pasado, y por momentos es como un festín de los grandes éxitos de la franquicia (si fuera una fiesta, sería de esas donde tocan la música que le gusta a la mayoría). También hace uso del humor que funciona muy bien en la primera Guardians of the Galaxy y en Thor: Ragnarok, aunque a mi parecer repite los chistes más de lo necesario. Justo, Thor y Hulk son el foco de un par de bromas -- relacionadas a su aspecto -- que considero que los directores ordeñan demasiado, para detrimento de la identidad de esos superhéroes (Ant-Man es otro que podría bajarle una o dos rayitas al nivel de sus chistes).

Como ya sabemos gracias a Ant-Man and The Wasp, Captain Marvel y los tráilers, en Endgame se reúnen Hawkeye (Jeremy Renner) y Ant-Man (Paul Rudd) con los Avengers que ya sabíamos sobrevivieron el chasquido de Thanos: Iron Man (Robert Downey Jr.), Captain America (Chris Evans), Black Widow (Scarlett Johansson), Thor (Chris Hemsworth), Hulk (Mark Ruffalo), War Machine (Don Cheadle), Rocket (voz de Bradley Cooper) y Nebula (Karen Gillan). También, como vimos al final de su película este año, se les une Captain Marvel (Brie Larson) para impulsar el potencial del grupo con sus súper superpoderes. Y eso sin mencionar docenas -- sí, docenas -- de otros personajes que aparecerán durante este festival de tres horas, incluso más que en Infinity War porque a muchos los veremos en flashbacks al pasado.

Como dije, las dos últimas Avengers son diferentes. La más reciente está gobernada por un tono más sombrío e introspectivo, y por la necesidad de llevar a buen (o mal) término a cada uno de estos muchos personajes. Mientras que Infinity War se benefició de no tener que pasar ningún tiempo presentando a personajes conocidos, Endgame usa muchos de esos 180 minutos en recordarnos de dónde vienen y decirnos a dónde van nuestros héroes, reduciendo el tiempo de la acción, a pesar de que sí hay un batalla épica (que te puede llegar a parecer familiar porque tiene visos de batallas anteriores).

Aunque podrás apreciar Endgame incluso si no eres fanático de hueso colorado, está clarísimo que es también una carta de amor y de despedida de esta fase del MCU para esos amantes de la franquicia. La cinta está atascada de referencias al pasado y de bromas privadas que en ocasiones me dejaron pensando que fracasé al no haber sido más diligente con la tarea (o sea, haber repasado varias de las películas anteriores ante de postrarme ante Endgame). Entre las que es útil volver a ver están Iron Man (2008), Captain America: First Avenger (2011), The Avengers (2012), Guardians of the Galaxy (2014), Avengers: Infinity War (2018) y Captain Marvel (2019). De hecho, para qué me hago el tonto: Hay referencias a las 21 películas anteriores, así que sirve verlas todas (si tienes casi 60 horas que te sobren).

Y sí, si suena como mucho trabajo prepararte para disfrutar Endgame es porque disfrutar la película tiene sus propias exigencias. El año pasado tenía el temor de que Infinity War fuera un caos, pero el resultado -- incluyendo el inesperado final -- me dejaron tan satisfecho que la he vuelto a ver media docena de veces. Pero Endgame, que he visto solo una, me ha dejado con la sensación de que algo hice mal: ¿por qué no me gustó más? ¿qué me perdí? ¿hice suficiente tarea? ¿qué exactamente es lo que acabo de ver? ¿no soy lo suficientemente conocedor o fanático?

En principio, creo que es demasiado larga; con un corte de 30 minutos le hubieran eliminado explicaciones innecesarias, hilos narrativos sobrantes y encuentros gratuitos. Luego, el afán de incluir a tantos personajes provoca que no estemos con ninguno mucho tiempo -- volviendo al símil de la fiesta, es como cuando solo tienes tiempo de saludar a todos tus amigos pero no te sientas a conversar con ninguno. Y aunque el final de Infinity War nos sorprendió a muchos, la gran mayoría de las decisiones y las resoluciones de Endgame son algo predecibles, con un par de excepciones (que no cambian el anticipado final). No te voy a decir lo qué pasará, pero te puedo decir que nuestras teorías no están tan perdidas.

Eso sí, si has visto estas películas, si has disfrutado estos personajes, si consideras que el MCU es un universo bien logrado que cumple con tus expectativas, Avengers: Endgame es una celebración de eso a todo volumen y a todo color. Si bien no son 180 minutos de fuegos artificiales, es una celebración pausada que llega a una conclusión que te dejará despedirte con calma de partes de esta franquicia que ya no verás -- y de otras partes que se prestan a nacer, evolucionar o resucitar en lo que pinta a ser una nueva etapa del MCU tan fructífera como las tres primeras. ¡Larga vida a los Avengers!