CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología automotriz

Tras recorrer 10 millones de millas, los autos de Waymo alcanzan un nuevo nivel

Los autos autónomos de Waymo han cumplido su objetivo: recorrer 10 millones de millas en carreteras reales. ¿Y ahora qué sigue? Aprender qué es lo que se necesita enseñarle a un auto.

Waymo

Cada que hablo con John Krafcik, el presidente ejecutivo de Waymo (empresa que antes se conocía como Google Auto-Driving Car Project), siempre me queda un sentimiento un tanto abrumador: siento lastima por la competencia. He tenido la fortuna de viajar en muchos autos autónomos. Algunos fueron experiencias impresionantes y en otros agradecí el momento en el que salí de ellos. Sin embargo, ninguna de la docena de compañías que actualmente está trabajando para desarrollar sistemas de manejo autónomo me ha dado la impresión de estar cerca de lo que hace Waymo.

Esta sensación fue respaldada por el más reciente anuncio de la compañía. Los autos de Waymo cruzaron las 10 millones de millas sin conductores en carreteras públicas. Diez millones de millas, esto es poco más de 16 millones de kilómetros. Cuando se trata de compartir información de sus pruebas, no existe compañía tan transparente como Waymo, pero aunque es imposible saberlo con seguridad, creo que nadie en la competencia se acerca a las cifras de Waymo.

Por otro lado, estas cifras no importan tanto, pues se trata mucho más de las lecciones aprendidas. Cabe resaltar que la tecnología de Waymo ha evolucionado a tal punto que, en este momento, se encuentran resolviendo problemas que no tenían idea que existían. Hablamos de esos detalles que no tenían en mente cuando este proyecto de autos autónomos se hacía llamar Google Auto-Driving Car Project.

Las primeras 10 millones de millas, dijo Krafcik en una entrevista, fueron "realmente todo sobre seguridad". ¿Las próximas 10 millones de millas? "Se está moviendo hacia ese siguiente nivel de comfort y conveniencia; transportando a las personas más fácilmente a donde quieren ir". Eso incluye llevar el "dónde" a un nuevo nivel de exactitud. 

Tómate un tiempo para considerar un futuro viaje en un auto de conducción autónoma. Creo que la mayoría de nosotros nos imaginamos subiéndonos y diciendo algo como "llévame al supermercado", esto antes de quitarnos los zapatos, abrir una botella de champán y olvidarnos de nuestros problemas mundanos. Todo esto es posible pero, ¿qué pasará cuando llegues al supermercado?

¿El auto te deja en la calle más cercana? No, eso no es bueno. ¿La entrada principal? Eso es sencillo, siempre y cuando tu automóvil tenga los datos de mapeo necesarios para saber en dónde está la entrada principal, eso sumado a sistemas de detección y procesamiento para surcar, de la forma más segura, el caos de un estacionamiento público.

Ahora, el auto te dejó en la entrada del supermercado. Entras y compras otra botella de champán para el viaje de regreso, más otras necesidades básicas. Ahora es momento de regresar a casa. ¿En dónde quieres que te recojan? ¿Quieres que sea en la entrada principal? Lo más probable es que no sea así. Como me explicó Krafcik al imaginar este escenario (menos la parte en la que hablo de alcohol), subir tus compras a un auto estacionado en la entrada principal causaría un cuello de botella para los otros clientes que intentan entrar al supermercado. Muchos de los primeros usuarios de Waymo dijeron: "Prefiero que me recojan en un área de devolución de carritos de compra".

"Nos han enseñado muchas cosas más allá de seguridad", dijo Krafcik sobre los primeros usuarios de Waymo. "Nos están enseñando cosas que realmente necesitamos saber sobre comodidad y conveniencia, cosas que en retrospectiva, parecen obvias. Cuando empezamos este programa inicial para usuarios, no eran del todo obvias".

En resumen: Waymo está enseñando a sus autos a ser educados en el supermercado. Mientras tanto, la competencia sigue pasándose las luces rojas o peor.

Todo esto deja en el aire la importante pregunta de cuándo diablos se lanzará el servicio de Waymo. Según Krafcik, esto ya ocurrió. "Creo que va a ser difícil definir el momento en el que se lance de forma definitiva. Creo que desde nuestra perspectiva ya se lanzó y el servicio está disponible ahora pero tendremos más y más personas usándolos, así como más y más lugares".

El servicio de Waymo ya está disponible 24/7 para aproximadamente 400 usuarios en el área metropolitana de Phoenix y continúa expandiéndose lentamente hacia los alrededores. La compañía actualmente está a prueba en 25 ciudades, pero Krafcik comenta que el área de la Bahía de San Francisco será el próximo punto de expansión importante. Otros lugares podrían resultar más complicados. ¿Por qué? Porque viene el invierno.

"Sabemos que debemos responder ante el clima inclemente", dijo Krafcik. "Muchas de nuestras 25 ciudades están en lugares donde el clima es agradable. Ahora hemos pasado mucho tiempo en Tahoe y en Michigan para asegurarnos que nuestros servicios puedan sortear todo tipo de climas".

Con este fin (en conjunto quizás con otros factores), Waymo está rediseñando por completo su paquete de sensores. La versión actual, como se ve en las camionetas Pacifica de la compañía, no son del todo compatibles con el clima frío. La próxima versión, que debutará en el Jaguar I-Pace, será un cambio importante. "Vamos a tener nuevos radares y cámaras, que son prácticamente todo", dijo Krafick. "Una de las cosas en las que realmente nos queremos enfocar es en garantizar la resistencia de las cuatro estaciones. Y eso significa que la limpieza del sensor es un parámetro crítico del diseño".

Es importante destacar que este nuevo enfoque en comodidad, conveniencia y desempeño para todo tipo de clima no vendrá a expensas de la seguridad. Waymo está lejos de estar satisfecho con el nivel de seguridad que ha alcanzado. Su extenso programa de simulación verifica que ninguno de estos pasos hacia adelante causen una regresión en otras partes del sistema.

La compañía se está aproximando a las 7,000 millones de millas manejadas en caminos simulados y la belleza de las pruebas instrumentales es que cada nuevo ajuste puede ser verificado ante cualquier escenario previo, asegurando que nada se pierda en el camino. A medida que Waymo agregue más y más matices a su conductor autónomo, su producto será cada vez más importante.