​Los autos autónomos meten el freno... para acelerar mucho más

Aunque 2016 produjo las primeras víctimas fatales del piloto automático de Tesla, la industria no para. Se toma un respiro, ajusta tuercas y promete más innovación.

Este Ford Fusion Hybrid es uno de los autos de prueba de la empresa que pretende estrenar su sistema de auto-conducción en 2021.

Ford

Si tuviéramos que definir cómo ha sido 2016 para la industria de los autos autónomos, el balance podría ser malo, sobre todo si recordamos los accidentes protagonizados por Tesla y su piloto automático. Sin embargo, las alianzas entre grandes compañías y la posible irrupción de Apple en el terreno de los vehículos conducidos por computadora, nos animan a ver los próximos años con una mayor ilusión.

Conducción autónoma para todos: cortesía de Tesla

Si una empresa ha marcado una línea en la evolución de la conducción autónoma es Tesla. Después de dejar atrás las críticas por los supuestos fallos de su sistema de piloto automático, la empresa decidió actualizar todo su software, y con ello sacó adelante un nuevo conjunto de hardware que permitirá que de ahora en adelante todos los vehículos que salgan de sus fábricas estén listos para conducirse solos.

Pero, ¿cómo es esto posible? Elon Musk, fundador de Tesla, ha dicho que la empresa incorporará un nuevo hardware a los Model X, Model S y al próximo Model 3, que permitirá que cuando sea posible, la característica de piloto automático sea total. Esta nueva tecnología mejorará además la frenada automática y tendrá una aviso de colisión.

Así, cada vehículo tendrá ocho cámaras, 12 sensores ultrasónicos y un radar en la parte frontal. Podría parecer una nave de los agentes de Shield, la serie de ABC, pero serán los súper autos de Tesla, que ya que no son nada baratos, al menos incluyen tanta tecnología que parece que pueden volar.

Los autos de Google serán un negocio independiente

Aunque ya han hecho pruebas en varias ciudades de EE.UU. los autos de Google aún no están a la venta, a la espera desde luego -- como todos -- de la legislación vigente. Sin embargo Alphabet está viéndole tanto provecho a esta división, que se está planteando que en un futuro sea totalmente independiente.

La empresa ha continuado con la evolución de su software, que previsiblemente venderá a fabricantes de autos para que puedan incluirlos en sus propuestas autónomas. Sin embargo aún se desconoce concretamente con qué compañías trabajará. El reto del año 2020 para que finalmente su tecnología llegue a las carreteras se mantiene, aunque el factor de la legislación es fundamental para que este sueño se haga realidad.

Ford ya tiene fecha para su primer vehículo autónomo

Si una empresa asegura tener claro cuándo llegará su auto autónomo a las carreteras es Ford. La compañía, que dice tener 10 años estudiando estas tecnologías, ha trabajado con varias startups y adquirido otras, dando un paso definitivo para poder competir con Google o Tesla: abriendo operaciones en Silicon Valley.

El auto autónomo de Ford llegará en 2021, según la empresa.

César Salza/CNET

A través de la división Ford Smart Mobility, la compañía trabaja también con empresas como Uber, con la cual podría lanzar un negocio en el futuro. Y es que la idea de la automotriz es que en 2021 no tengas tu propio auto, sino que llames uno a pedido que te lleve y traiga a donde desees.

¿Y Apple? Project Titan se desinfla

El 2016 también ha sido el año de los sobresaltos con Apple. Hemos pasado de conocer que le "robaba" empleados a Tesla -- según dijo el propio Musk - a rumores que aseguran el cierre de algunas divisiones del Project Titan y de una reconducción del proyecto.

Si hasta ahora todas las informaciones apuntaban a que Apple estaba trabajando en su propio auto eléctrico, ahora se dice que está dedicada a los autónomos y en particular a un nuevo software -- del mismo estilo que el de Google.

Nada es una ciencia cierta con Apple y sus rumores, aunque ya hemos aprendido que en su caso se cumple el refrán: cuando el río suena, es porque piedras trae.

Samsung compra Harman, y entra en el negocio

Samsung no podía quedarse atrás. Y es que completando las transacciones y rumores más importantes del año, la gigante sudcoreana no podía quedarse fuera. A pesar de los reportes de compra de fábricas o empresas de autos, de momento la única adquisición segura es la de Harman, especializada en sistemas inteligentes para autos.

Esta compañía desarrolla sistemas de audio y navegación para automóviles y podría ser un trampolín para dar el salto a la producción -- también -- de software para vehículos.

¿Qué nos depara la industria automotriz inteligente para el futuro? Más rumores, nuevas negociaciones y sorpresas, muchas sorpresas que un día podrían hacer realidad el sueño de Hanna-Barbera, porque, a final de cuentas... ¿Quién no quería un auto volador como el de The Jetsons (Los Supersónicos)?

Oops... ¿No lo he contado? Airbus también quiere meterse de lleno en el negocio de los vehículos autónomos, aunque esta vez con taxis voladores que entrarían en pruebas este 2017.

Close
Drag