Los autos autónomos de Google van camino a Phoenix, Arizona

La gigante tecnológica quiere ver cómo sus vehículos autónomos se comportan en ciudades áridas y con altas temperaturas.

Phoenix: la próxima parada de los autos autónomos de Google.

Google

Los carros autónomos de Google van camino a los polvorientos y áridos caminos de Phoenix.

El jueves, la empresa anunció a través de su cuenta en Google+ que sus SUV Lexus RX450h han empezado a circular alrededor de la capital de Arizona. El objetivo en este punto es para que los conductores de prueba de Google generen un mapa de las calles, los marcadores de carriles, semáforos y banquetas alrededor de Phoenix, según la empresa. Esa información se alimenta después a la tecnología incorporada en los vehículos autónomos para que sepan cómo navegar la ciudad por su cuenta.

El demostrar que los vehículos autónomos pueden navegar y compartir las carreteras con conductores humanos es un verdadero reto para Google y otras empresas que están probando esta tecnología. Ahora que más firmas de tecnología y fabricantes de automóviles se preparan para lanzar sus propios coches autónomos en los próximos años, es importante mostrar que esos vehículos de prueba pueden conducirse en diversas condiciones y en una variedad de ciudades. Eso será crítico para el avance de su adopción generalizada.

"El área de Phoenix tiene condiciones desérticas muy especiales, lo cual nos ayudará a entender mejor cómo nuestros sensores y coches se comportan en temperaturas extremas y con polvo en el aire," dijo Jennifer Haroon, jefa de operaciones de negocios para el proyecto de autos autónomos de Google, en un comunicado. "Conducir en nuevas ciudades permite a nuestros ingenieros perfeccionar nuestro software y adaptarse a diferentes entornos".

Phoenix es la cuarta ciudad de Estados Unidos en donde Google pondrá a prueba sus vehículos autónomos. Los vehículos ya han llegado al área de Mountain View, California, donde está la sede de Google. En julio pasado, Google añadió Austin, Texas, a su lista de sitios para probar autos autónomos. Kirkland, Washington se convirtió en la tercera como un lugar local donde la empresa podría poner a prueba las condiciones de clima húmedo de la ciudad.

Los autos autónomos de Google han estado involucrados en una variedad de accidentes, todos considerados menores excepto uno atribuido al conductor humano del otro coche. En marzo, Google admitió algo de responsabilidad por un accidente en uno de los vehículos autónomos que golpeó el lateral de un autobús, mientras que intentaba cambiar de carril.

En febrero, la Agencia Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) declaró que el sistema de vehículos autónomos sería considerado el conductor en términos de cómo los futuros vehículos autónomos serían diseñados. Pero la NHTSA todavía tiene que abordar cuestiones clave, como quién es responsable en caso de accidente. La agencia llevará a cabo una conferencia de prensa el viernes para discutir las directrices propuestas para los vehículos autónomos.

Close
Drag