CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cómo hacer tu declaración de impuestos 2020 por Internet El mejor software para la declaración de impuestos Eternals Fraude por intercambio de SIM Sex Education temporada 2 Dispositivos que quieren leer tu mente

Australia: Todo lo que debes saber sobre los incendios forestales

Hasta el momento, los incendios en Australia han dejado al menos 20 víctimas y más de 1,500 viviendas han sido destruidas. Te explicamos todo lo que ha sucedido al detalle.

gettyimages-1191100179

Las imágenes son apocalípticas. El voraz incendio ha afectado más a animales, que son las principales víctimas.

Saeed Khan/Getty

Australia necesita mucha agua y toda la solidaridad posible. El viernes 10 de enero, las autoridades instaron a casi un cuarto de millón de personas a evacuar sus hogares y se anunciaron medidas militares, ya que las próximas horas podrían ser "muy, muy desafiantes", a pesar de que se espera que caiga alguna lluvia.

La semana del 13 de enero, como se había pronosticado, hubo lluvias en partes de las costas central y septentrional de Australia, lo mismo que en la mayor parte de Nueva Gales del Sur. 

El jueves 16 de enero cayeron lluvias, que ayudaron a despejar el humo que llegaba hasta Melbourne. Sin embargo, lo que parece ser una bendición, podría concluir en una nueva tragedia.

Según las autoridades locales, las tormentas intensas que están cayendo, podrían derivar en inundaciones y los rayos, de las tormentas eléctricas, prender nuevos fuegos. "Esperamos tiempo inestable en los próximos cuatro o cinco días", ha explicado un meteorólogo de la agencia meteorológica nacional en la radio pública, explica el diario español El Pais.

"Las precipitaciones serán útiles en ciertas zonas, mientras que en otras pueden registrarse apenas uno o dos milímetros —cada milímetro equivale a un litro por metro cuadrado—. La lluvia no siempre es una buena noticia, especialmente si es torrencial. Lo que realmente se necesita es una lluvia constante, que empape el terreno", señaló el meteorólogo.

De hecho, los expertos recalcaron que las precipitaciones de estos días son apenas un alivio temporal, pues se prevé de nuevo calor en las próximas semanas. 

Una semana antes, el portavoz del Servicio de Bomberos Rurales de NSW, Anthony Bradstreet, le había dicho a The Guardian que es poco probable que las precipitaciones sean lo suficientemente fuertes como para apagar incendios.

La agencia de noticias Reuters reportó que el personal de defensa estaba listo para trasladarse a los terrenos de los incendios forestales si las condiciones se volvieran extremas, citando al primer ministro Scott Morrison. Esto porque "las altas temperaturas y los vientos crean condiciones peligrosas".

"Incluso con lluvia en Melbourne... hay un largo camino por recorrer en lo que ha sido un evento de incendio sin precedentes", dijo Daniel Andrews, premier de Victoria, en una sesión informativa televisada. "Las próximas horas van a ser muy, muy desafiantes", acotó.

Reuters también informó que Las autoridades enviaron mensajes de texto a 240,000 personas en Victoria, diciéndoles que debían evacuar la zona. También se instó a habitantes de regiones de alto riesgo, en Nueva Gales del Sur y Australia del Sur a pensar en irse. Sin embargo, las autoridades no dijeron cuántas deberían irse.

Para el 5 de enero, según las autoridades locales, al menos 20 personas habían fallecido, pero según el informe de la agencia de noticias, ya son 27.

Al principio de enero, más de 1,500 viviendas habían sido destruidas y millones de hectáreas fueron arrasadas por el fuego que comenzó en septiembre de 2019 y, lo peor es que no hay una solución sencilla para el problema.

Una ligera lluvia que cayó sobre varias zonas de Australia la primera semana de enero fue una buena noticia, debido a la sequía que facilitaba la expansión de las llamas; sin embargo, esa agua no ayuda a apagar los incendios, explicaron las autoridades a Reuters.

"Ciertamente es un respiro bienvenido, es un alivio psicológico, nada más", dijo el comisionado del Servicio de Bomberos Rurales del estado de Nueva Gales del Sur (NSW), Shane Fitzsimmons, en una declaración recogida por la agencia de noticias. "Pero desafortunadamente no está apagando los incendios".

Decenas de miles de hogares en los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria quedaron sin electricidad el domingo 6 de enero, reportó la agencia de noticias. Por esta razón, las autoridades policiales y militares han evacuado a miles de personas que quedaron atrapadas durante días en las ciudades costeras.

La situación es tan grave que el humo ya llegó a Sudamérica y es notorio en Argentina y Chile. Según el sitio de noticias DW Español, "una nube que está a 6,000 metros de altura cubre el cielo de Chile y Argentina. Los incendios forestales australianos ya han destruido una superficie similar a la de Panamá".

BBC también confirmó la noticia. "Expertos confirmaron que el humo provocado por los grandes incendios registrados en Australia llegó a alcanzar partes de Argentina, Uruguay y Chile, especialmente en la zona central del país. Y eso no es todo: según la Organización Meteorológica Mundial, el humo podría dar la vuelta al mundo en las condiciones actuales".

A continuación explicamos todo lo que sabe de este desastre natural hasta el momento.

¿Cómo empezaron los incendios?

No hay una causa específica, pero Australia los incendios forestales son comunes en Australia. En septiembre de 2019 se notificaron los primeros incendios, lo que agrava el problema porque la temporada de incendios forestales comienza en enero. Según informa la BBC, un fenómeno conocido como dipolo del Océano Índico (o "Niño indio"), contribuyó a que el período de calor y sequía se extendiera y fuera más extremo. 

En 2019, Australia estableció dos veces un nuevo récord de temperatura. El 17 de diciembre se alcanzó un máximo promedio de 40.9 grados centígrados, y al día siguiente 41.9 grados centígrados. Al mismo tiempo, se cree que algunos incendios comenzaron de forma deliberada.

El riesgo de incendios forestales para la temporada de 2019 era bien conocido por los jefes de bomberos australianos, que habían tratado de reunirse con Scott Morrison, el primer ministro australiano, desde abril, preocupados por la posibilidad de una crisis, pero no fueron escuchados.

Las zonas más afectadas

Los incendios se concentraron en la  costa este y sur, que es donde vive la mayoría de la gente. Estas zonas incluyen áreas alrededor de Sídney y Adelaida.

En Nueva Gales del Sur y Victoria, los estados más poblados del país, la gente trató de escapar del incendio y las carreteras se obstruyeron por las filas de automóviles. En las principales ciudades, como Sydney y Melbourne, un humo denso descendió sobre las áreas metropolitanas ocupadas como una manta. Algunas regiones del país registraron mediciones de la calidad del aire 20 veces por encima del nivel peligroso y continúan experimentando bruma asfixiante.

La agencia de noticias AP informó que "barcos de la Armada sacaron a cientos de personas varadas en playas y las autoridades pidieron el viernes (3 de enero) a miles más que se marchen antes de una nueva jornada con altas temperaturas y fuertes vientos que se espera que agrave los ya devastadores incendios que queman Australia".

Según AP, en el estado de Victoria (cuya capital es Melbourne), se declaró una situación de desastre en gran parte de la zona oriental, lo que permitió al gobierno ordenar la evacuación de una zona con hasta 140,000 residentes estables y decenas de miles de turistas.

"Las llamas devoraron al menos 448 viviendas en la costa de Sur de Nueva Gales del Sur y docenas más en Victoria. En el mismo periodo, se registraron 10 decesos en estas regiones, y en Victoria las autoridades reportaron la desaparición de 28 personas. Los incendios también afectan a Australia Occidental, Australia Sur y Tasmania", resumió AP.

Los fuegos han arrasado casi 6 millones de hectáreas, detallaron las autoridades y las agencias internacionales de noticias. Eso es casi siete veces la cantidad de área quemada en la Amazonia, en 2019 y aproximadamente tres veces la zona quemada en los incendios forestales de California en 2018. Para que se tenga una idea, una hectárea tiene aproximadamente el tamaño de un campo deportivo.

El periódico The Guardian Australia tiene un excelente mapa interactivo que puedes revisar para comprender el tamaño de los incendios, en comparación con otras ciudades de todo el mundo.

Igualmente, el satélite meteorológico japonés Himawari capturó algunas imágenes impresionantes desde el espacio de las columnas de humo que se desarrollan en la costa sureste de Australia. Puedes ver la formación de enormes nubes de pirocúmulos, un tipo de nube de humo que se ve a menudo durante los incendios forestales, que puede generar su propio clima problemático, incluidas las tormentas eléctricas.

Los animales son las principales víctimas

La agencia de noticias AFP informó el 14 de enero que los koalas podrían ingresar por primera vez a la lista de animales en peligro de extinción, debido a estos incendios.

Steven Selwood, líder del equipo de Manejo de Emergencias Veterinarias del sur de Australia, dijo que alrededor de 46,000 koalas estaban en la isla antes de los incendios forestales de este año. Se calcula que quedan apenas 9,000, cifra que tilda de "bastante devastadora". "Los incendios aquí fueron particularmente feroces y rápidos, por lo que estamos viendo mucha menos vida salvaje herida que en otros incendios", explicó a la AFP.

La ministra de Medio Ambiente de Australia, Sussan Ley, le dijo a la AFP que la población de koalas había sufrido un "golpe extraordinario" como resultado de los incendios forestales y sugirió que podrían ser catalogados como "en peligro" por primera vez.

Kangaroo Island es el único lugar en Australia donde la población está completamente libre de clamidia, una infección de transmisión sexual que también se encuentra en humanos y que es fatal para los koalas. Eso los ha convertido en una "población de seguros" clave para el futuro de la especie, y aún más crucial ahora que un gran número ha muerto en incendios forestales en el continente australiano.

Según un reporte de The Guardian publicado el lunes 13 de enero, mas de mil millones de animales habían muerto en todo el país, una cifra que excluye peces, ranas, murciélagos e insectos. Tal cifra se basa en las estimaciones de Chris Dickman, reconocido ecologista.

gettyimages-1198154617

El gobierno australiano ha dedicado un presupuesto solo para la ayuda de la fauna. 

Getty Images

Ese mismo día, el gobierno australiano anunció US$50 millones para ayudar a rescatar y proteger la vida silvestre afectada por la crisis y los grupos que cuidan el medio ambiente publicaron una lista de especies de fauna por las que tienen preocupaciones inmediatas. "Pero la lista está lejos de ser exhaustiva y no habrá una imagen clara del alcance del impacto en la vida vegetal y animal hasta que los expertos puedan acceder a hábitats devastados por el fuego y realizar evaluaciones", según el reporte de The Guardian.

Las especies más afectadas, hasta el momento, son: cacatúa negra brillante (subespecie de la Isla Canguro), el kangaroo Island dunnart, koala, ratón del río Hastings, mielero regente, skink de las Montañas Azules, wallaby de roca con cola de cepillo, rana corroboree del sur, loro de tierra occidental y el cerdo oriental.

El 12 de enero, el gobierno de Nueva Gales del Sur lanzó la Operation Rock Wallaby para salvar wallabies de roca con cola de cepillo en peligro de extinción que sobrevivieron a los incendios, pero que se encuentran en tierras quemadas sin comida. Bajo esta supervisión, se han arrojado más de 2 toneladas de zanahorias y batatas en zonas donde se encuentra una docena de colonias de wallaby.

"Los wallabies ya estaban bajo estrés por la actual sequía, lo que dificultaba su supervivencia sin ayuda", dijo el ministro de medio ambiente de Nueva Gales del Sur, Matt Kean, en un comunicado el domingo. Además tuiteó una foto de zanahorias en el aire durante el fin de semana.

Kean también tuiteó una foto del marsupial comiendo zanahorias, lo que evidencia el problema que enfrenta esta especie:

Al principio de los incendios, medios australianos, como News, aseguraron que 500 millones de animales han muertos, entre ellos, 8,000 koalas, pero obviamente esa cifra ha aumentado. También canguros, wombats y demonios de Tasmania fueron víctimas de los incendios. La cifra fue avalada por los investigadores de la Universidad de Sidney.

La agencia EFE publicó una infografía sobre la fauna afectada. Según esta agencia de noticias, "1,000 millones de animales murieron durante los incendios" y muchas especies están en peligro de extinción. 

Si bien las cifras nunca serán exactas, el 8 de enero, el ecologista de la Universidad de Sydney, Chris Dickman, dijo que más de mil millones de animales han muerto en todo el país. De esos, 800 millones han muerto en el estado más afectado de Nueva Gales del Sur.

Las primeras estimaciones incluyeron solo mamíferos, aves y reptiles. No obstante, Dickman señala que una vez que se agregan las poblaciones de insectos, murciélagos y ranas, la cuenta es peor

El Fondo Mundial para la Naturaleza, o WWF (conocido en los Estados Unidos y Canadá como el Fondo Mundial para la Naturaleza), utilizó las estimaciones de Dickman para crear sus propios cálculos y la conclusión es aterradora: los incendios mataron directa o indirectamente 1,250 millones de animales

Pero un informe reciente en The New York Times señala que algunos números son "dudosos". Hay un acceso naturalmente limitado a las áreas quemadas, y el número de muertos se obtiene no contando animales individuales, sino a través de las matemáticas: multiplicando el número de animales que se espera que habiten en un área determinada por la superficie total quemada.

Zoos Victoria, organización que ayuda a la fauna silvestre en Australia, proporcionó una guía práctica sobre cómo ayudar y la puedes ver a continuación.

¿Cuáles son los animales más afectados?

Como explicábamos, es muy difícil dar una cifra exacta de cada especie que habita en Australia, pero ya empezaron a aparecer algunas cifras.

Los koalas son los favoritos de las personas y por ser un animalito asociado a Australia, son los más mencionados por los medios de comunicación. Y en efecto llevan las de perder. Terri Irwin, viuda del famoso naturalista Steve Irwin, dijo al programa matutino australiano Sunrise, que los instintos y el hábitat del koala juegan en su contra. "El instinto de los koalas es subir, ya que la seguridad está en la cima del árbol", explicó Irwin. "Los eucaliptos tienen tanto aceite que se encienden y realmente explotan en un incendio".

Una imagen de la NASA de la Isla Canguro, frente a la costa sur de Australia, muestra que un tercio de la isla está cubierta de polvo tras el arrase de las llamas o que aún hay incendios activos. Los ecologistas en el Parque Nacional Flinders Chase estiman que 25,000 koalas, la mitad de la población de la isla, pueden haber fallecido.

La hija de Steve Irwin, Bindi Irwin, publicó recientemente noticias sobre otra especie afectada. "Cientos de zorros voladores de cabeza gris, una especie clasificada como vulnerable, han sido trasladados a Queensland después de que el centro de rescate en el que se estaban recuperando estaba en riesgo de incendio y evacuado", escribió Irwin en Instagram.

"Algunos de los huérfanos están siendo atendidos por el equipo en el hospital de vida silvestre del zoológico hasta que sean lo suficientemente grandes como para volver a casa, y no haya amenaza de incendio", acotó la ecologista. Ella señala que los zorros voladores también se ven afectados por otros problemas, y en septiembre, el ingreso de esta especie al hospital del zoológico "se disparó en más del 750% debido a las condiciones de sequía y la falta de alimentos".

A esta situación se le agrega otra mala noticia, según AFP, miles de camellos serán sacrificados.  "Francotiradores matarán desde helicópteros a 10,0000 camellos salvajes que se acercaron a pueblos en el interior de Australia en busca de agua por la sequía, poniendo en riesgo a sus habitantes".

El sector agrícola también ha sufrido pérdidas incalculables. Además de la muerte de cabezas de ganado, los agricultores tienen problemas para alimentar a sus animales, explicó a la agencia AP Bridget McKenzie, ministra de Agricultura.

¿Tiene que ver el cambio climático?

The Climate Council, una organización climática independiente financiada por la comunidad, sugiere que las condiciones de incendios forestales ahora son más peligrosas que en el pasado, con temporadas de incendios forestales más largas, sequías, combustibles y suelos más secos y un calor récord. El vínculo entre los incendios forestales y el cambio climático es un tema controversial, con muchas opiniones encontradas, pero los expertos coinciden en que el cambio climático explica la naturaleza sin precedentes de la crisis actual.

En particular, Australia experimentó su año más caluroso registrado en 2019, subiendo 1.5 grados Celsius que el promedio, según un informe de la Oficina de Meteorología. El aumento de las temperaturas incrementa el riesgo de incendios forestales y, en noviembre de 2019, Sydney experimentó por primera vez un incendio catastrófico. 

También existe un ciclo de retroalimentación que ocurre cuando grandes extensiones de tierra están en llamas, un hecho que el mundo vio durante los incendios de la Amazonía, en 2019. Los incendios forestales liberan dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero, a la atmósfera. 

El gas, que constituye solo un pequeño porcentaje del total de gases en la atmósfera, es excepcionalmente bueno para atrapar el calor. En solo tres meses, se estima que los incendios de Australia liberaron 350 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono. Los expertos advierten que se necesitará un siglo o más para absorber el dióxido de carbono liberado.

¿Quién está a cargo?

Los bomberos son los encargados oficialmente de lidiar con estos incendios, pero debido a que han sido sobrepasados por los hechos, han sido duplicados por voluntarios. También han recibido ayuda internacional. 

Un informe de la BBC sugiere que aproximadamente 3,000 bomberos están en el terreno todos los días luchando contra las llamas. Igualmente, al menos 100 bomberos estadounidenses, expertos en incendios, viajaron a Australia.

El 4 de enero, el primer ministro, Scott Morrison, anunció que el gobierno australiano enviaría apoyo miltar, incluido el buque de guerra más grande del país, el HMAS Adelaide, para ayudar a evacuar a las comunidades regionales en la costa de Victoria. Igualmente, se solicitó a 3.000 reservistas del ejército que ayudaran en los esfuerzos de recuperación. Además, se han arrendado cuatro bombarderos de agua adicionales para proporcionar apoyo aéreo.

Recientemente, Morrison visitó las zonas afectadas de Nueva Gales del Sur, pero no fue bien recibido. "¡Mucha gente ha perdido sus hogares. Necesitamos más ayuda!", le gritaban al primer ministro. "Esto no es justo, estamos totalmente olvidados aquí abajo: cada vez que esta área tiene una inundación o un incendio, no obtenemos nada", dijo una mujer luego de encarar al primer ministro de Australia.

Morrison ha sido muy criticado por la crisis, debido a que viajó a Hawái en medio de los incendios, ha asegurado que estos hechos no tienen nada que ver con el cambio climático y además ha tardado en reaccionar. 

Desde el sábado 4 de enero, circula en las redes sociales un video en el que Paul Parker, un bombero de 57 años, arremete contra el jefe del gobierno. Al ver una cámara de televisión reduce la velocidad e insulta por la ventana al primer ministro conservador.

El bombero explicó este domingo 5 de junio a la AFP que se sentía "absolutamente consternado" por el gobierno, "en particular por Scott Morrison".

¿Cuánto puede durar?

Lamentablemente, habrá que esperar que todo empeore para luego ver una mejora. Según The Guardian, los incendios podrían extenderse hasta marzo.

"El período de peligro de incendios forestales normalmente no terminaría hasta finales de marzo", dijo Ben Shepherd Shepherd, del Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur. "Pero no es inusual ver que las condiciones del incendio se extiendan, dependiendo de las condiciones locales", acotó.

"El factor determinante para esta temporada actualmente es la sequía en curso, y también la falta de lluvia sustancial en el pronóstico. En esta etapa, la oficina continúa pronosticando unos tres meses más secos que el promedio y más cálidos que el promedio. Hasta el momento en que tengamos precipitaciones significativas, podemos esperar un aumento de la actividad de incendios en todo el paisaje de Nueva Gales del Sur", concluyó Shepherd.

¿Cómo podemos ayudar?

Muchas instituciones públicas y privadas están trabajando para contribuir de alguna manera con lo que está sucediendo en Australia, estas son algunas:

Bomberos

Esfuerzos de ayuda y apoyo

  • Centros y programas de recuperación para las comunidades afectadas.
  • Se creó una página GoFundMe como un fondo de ayuda para las comunidades de las Primeras Naciones para ofrecer "apoyo directo culturalmente sensible y específico a algunas de esas comunidades con costos críticos para cubrir los gastos". 
  • The Victorian Bushfire Appeal es donde el primer ministro estatal, Daniel Andrews, sugiere donar. Esta organización dirige el dinero a las comunidades necesitadas, entregándolas directamente a los afectados por los incendios. 
  • Foodbank acepta donaciones para ayudar a las personas necesitadas durante la crisis.
  • Givit es una organización sin fines de lucro que se preocupa por los necesitados. Acepta artículos o dinero en su página de donación. 
  • La sociedad de San Vicente de Paul está ayudando a las personas a reconstruir, proporcionando comida y ropa y apoyo emocional. 
  • Será necesario un apoyo a más largo plazo para las comunidades afectadas por los incendios una vez que los incendios se calmen y ahí es donde entra la Fundación para la Renovación Rural y Regional. Puedes donar a la FRRR aquí
  • La Cruz Roja en Australia está haciendo una colecta para ayudar a la evacuación y a los albergues.
  • El Ejército de Salvación (organización con intereses religiosos) está trabajando en darle comida a las personas afectadas y a los voluntarios que buscan apagar el fuego.

En Estados Unidos

  • GlobalGiving abrió un fondo australiano de ayuda para incendios forestales, que brindará ayuda y apoyo a los afectados por los incendios. 
  • Direct Relief ha estado ayudando con el esfuerzo de llevar máscaras de filtrado de partículas a Australia.

Para animales

  • Recomendación final: deja agua. Si estás en Australia, según WIRES, una buena ayuda es dejar agua, no intentes acercarte a los animales, pues podría ser riesgoso para tu salud. En cambio, si dejas líquido, los animales podrán hidratarse.

Hogares de emergencia

  • Airbnb estableció un sitio de vivienda de emergencia para los desplazados por los incendios forestales a través de su iniciativa Open Homes. Puede reservar alojamiento gratuito en ciertas áreas de Nueva Gales del Sur y Victoria. 
  • Del mismo modo, Find A Bed, creada por la escritora australiana Erin Riley, permite a las personas ofrecer una cama o ubicar una cama en NSW, Victoria y Australia del Sur. Actualmente cuenta con 900 voluntarios registrados.

Servicios de salud mental

Hay excelentes servicios de salud mental disponibles para quienes necesiten apoyo o asesoramiento en esta crisis. Los australianos pueden chatear en línea con Lifeline o llamar al 13-11-14. Beyond Blue brinda un servicio similar (1300 22 46 36).

Personalidades, etiquetas y cuentas en Twitter

  • La actriz y comediante Celeste Barber organizó una recaudación de fondos para el Fideicomisario del Servicio de Bomberos Rurales de NSW y un fondo de donaciones de las Brigadas. Puedes donar en la página de Facebook.
  • El comediante Nick Kroll y el actor australiano Joel Edgerton activaron el hashtag #FightFireWithaFiver
  • Otra campaña en Twitter, #AuthorsForFireys, está llevando a cabo una subasta en línea para recaudar fondos para el CFA. Si sigues el hashtag, encontrarás un montón de servicios y artículos de autor para donaciones. 
  • El actor de Stranger Things, Dacre Montgomery, estableció su propio GoFundMe en nombre de la Cruz Roja. 
  • La actriz Magda Szubanski y "Egg Boy" Will Connolly han establecido un GoFundMe para proporcionar fondos a los servicios que brindan apoyo continuo para la salud mental. 
  • Los Wiggles originales (agrupación destinada a niños en edad preescolar) están haciendo un espectáculo para mayores de 18 años en el Castle Hill RSL el 18 de enero. Las entradas están a la venta desde el 7 de enero en este enlace
  • La realeza australiana del cricket, Shane Warne, subastará su gorra del equipo nacional. La subasta finaliza el 10 de enero y puedes ofertar aquí
  • Un recurso útil si deseas comprar productos de comunidades rurales es el programa Buy From The Bush de Australia. Destaca a los creadores y artistas de Australia regional a los que puede comprar, ya que se enfrentan a la sequía y ahora a los incendios forestales. 
  • GenerOZity es un maratón de caridad en Australia que incluye a algunos de los creadores de contenido más importantes del país. Los creadores transmitirán en vivo para recaudar fondos para los incendios a partir del 16 de enero y la organización benéfica tiene un recaudador de fondos establecido con un objetivo de US$10,000. 
  • GamerAid es una iniciativa de la comunidad australiana de esports y juegos que ha establecido una página GoFundMe para donar a los servicios de bomberos en todo el país. También se asoció con el equipo de creación de contenido Misfits, en una campaña comercial con ganancias dirigidas a los esfuerzos de ayuda. 
  • La imagen No Sign of Rain, del reconocido artista australiano BossLogic, se puede comprar en la tienda en línea; el 100 por ciento de los ingresos destinados a la Cruz Roja. 
  • El recaudador de fondos Make It Rain ofrece premios únicos en subastas en línea de famosos músicos australianos. Un concierto se llevará a cabo el 8 y el 9 de enero en Byron Bay. 
  • Carlton Draft, una tienda de ropa, se ha asociado con el exjugador de fútbol Daniel Gorringe para recaudar fondos a través de GoFundMe en nombre de la Cruz Roja. El 100 por ciento de sus ganancias (hasta el 7 de enero) se destinará a fondos de ayuda.

Otras cosas que puedes hacer

  • Puedes tuitear, compartir y publicar esta historia, y también las de otros, en toda la Web. Entre más se conozcan, más posibilidad de ayuda. 
  • Ejecuta tus búsquedas en línea a través de Ecosia, que utiliza las ganancias para plantar árboles donde más se necesiten. Los árboles ayudan a reducir la carga de dióxido de carbono. Se puede agregar a Chrome. 
  • En EE.UU., si deseas ponerte en contacto con funcionarios electos y hacer que se escuche su voz sobre la acción del cambio climático, puedes hacerlo aquí. Para los australianos, puedes contactar a un miembro del Parlamento en este enlace.

Así han comentado la tragedia en Twitter

Los incendios en Australia han sido muy comentados en las redes sociales, y especialmente en Twitter. Desde las donaciones de famosos, hasta infografías de los daños, estas son algunas de las reacciones en la red social del pajarito:

En imágenes

Desde la NASA

Bajo fuego

Huyen

Se unen a la causa

Como en una película de terror

Nicole Kidman se suma

Las otras maneras de ayudar

Nota del editor: Este artículo se actualizó el 20 de enero.