CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Medios digitales

Jefe de AT&T revela, en un tribunal, sus planes para un servicio de 'streaming'

La revelación de AT&T Watch, que tendría un precio de US$15 al mes, se hizo durante una sesión en la corte relacionada con la posible fusión de la telefónica con Time Warner.

AT&T CEO Randall Stephenson Discusses Justice Dept. Lawsuit Over Company's Time Warner Merger

Randall Stephenson, el presidente ejecutivo de AT&T, durante una rueda de prensa en noviembre de 2017.

Amir Levy/Getty Images

AT&T reveló el jueves sus planes para lanzar un nuevo servicio de streaming para competir con Netflix, Amazon Prime Video y Hulu.

Randall Stephenson, el presidente ejecutivo de AT&T, mencionó la oferta, que se llamaría AT&T Watch, en su testimonio durante el juicio antimonopolio en donde defendía la propuesta de AT&T de adquirir Time Warner, según reportó CNN. El Departamento de Justicia de EE.UU. se opone a dicha transacción.

El servicio Watch será un paquete con pocos canales para los consumidores y por eso costará menos que un paquete tradicional de cable. Debido a que Watch no incluirá programación deportiva, AT&T podrá ofrecer el servicio por US$15 al mes, frente a los US$35 mensuales que cobra AT&T ahora para su servicio de video DirecTV Now.

La revelación por parte de Stephenson sorprendió a la audiencia y causó un frenesí entre los periodistas. Portavoces de AT&T también parecieron ser tomados por sorpresa, reportó CNN.

AT&T no contestó de inmediato a nuestra solicitud para hacer comentarios, pero un portavoz le dijo a CNN que el servicio lanzará en las "próximas semanas" y "estará disponible a cualquier persona sin importar cuál sea su proveedor de Internet". El servicio sería gratis para los clientes del servicio celular de AT&T.

El juicio es uno de los más importantes de los últimos años sobre las leyes antimonopolio en EE.UU.

El argumento del Departamento de Justicia contra la fusión es porque podría subirle los precios a los consumidores y herir la competencia en el mercado de streaming de videos a la carta. Por su parte, AT&T argumenta lo opuesto, y como ejemplo Stephenson citó a Watch como prueba de que AT&T no busca reprimir la innovación.

El destino del trato podría afectar acuerdos futuros entre las proveedoras de Internet y la compañía de medios, y al igual podría afectar los mismos servicios de streaming.