AT&T: Paga menos por un plan móvil sin contrato

La proveedora de telefonía celular por fin da un respiro a los clientes que quieran usar sus planes de datos compartidos sin contrato.

Móvil

Samsung_Galaxy_Note_3.jpg
El Samsung Galaxy Note 3 viene con un plan de datos más barato ahora en AT&T, pero sin contrato. (Crédito: CNET)
    

Por fin, AT&T dará a sus clientes sin contrato un respiro con sus planes.

La compañía anunció esta semana que está modificando sus planes de servicios móviles compartidos y que cambiará algunas cosas para dar a sus clientes un descuento. El ahorro lo podrán recibir aquellas personas que compren un teléfono a precio regular, que transfieran un teléfono compatible a la red de AT&T o que participen en el plan mensual AT&T Next.

Los consumidores podrán registrarse para el nuevo plan a partir de este domingo.

Al reducir precios, AT&T finalmente está haciendo frente al problema que ha tenido con sus planes sin contrato: que no había descuento al no aceptar un móvil subsidiado. T-Mobile y Sprint ofrecen opciones sin contrato que tienen descuentos en sus planes telefónicos, y como AT&T insistió continuar con las mismas tasas de subsidio cuando debutó Next, muchos pensaron que era una oferta mediocre.

La movida de AT&T llega en momentos de intensa presión sobre el negocio de la telefonía móvil. Durante el último trimestre AT&T dio a conocer resultados financieros que revelaron la presión que los consumidores de móviles baratos le imponen (eso a pesar de que T-Mobile presume de un número asombroso de nuevo usuarios de teléfonos inteligentes).

T-Mobile, quien lanzó sus planes sin contrato con bombo y platillo este año, ha sido el más beneficiado del cambio que está ocurriendo en la industria, aunque Sprint rápidamente estrenó un plan similar y muy atractivo.

Sin embargo, AT&T niega que esta estrategia sea una reacción a la competencia.

“Vemos a nuestros competidores a nuestro lado derecho y nuestro lado izquierdo", dijo Mark Siegel, un representante para AT&T. “Pero nosotros estamos muy enfocados en lo que ocurre directamente frente a nosotros y de lo que piden los consumidores”.

Siegel añadió que la compañía quiere atraer a nuevos consumidores y extender su base de planes.

ATT_Share_Graph_1_610x230.jpg
(Crédito: Roger Cheng)
Los planes móviles compartidos de AT&T son una mezcla confusa de los costos de datos, telefonía y activación, así que está es una buena manera mejor para entenderlos. Los planes de datos solo cambian ligeramente, con 300MB de datos por US$20 al mes – el mismo precio que antes – 1GB de datos ahora cuesta US$45 ó US$5 más que antes; el de 2GB también cuesta US$5 más y cuesta ahora US$55.

Los ahorros más importantes se ven cuando compras más datos – 10GB por US$100 ó US$20 menos que antes, mientras que 20GB cuestan US$150, unos US$50 menos. El plan de datos más grande, el de 50GB, cuesta US$375 — es decir, US$125 menos. Todos los planes incluyen mensajes de texto y llamadas ilimitadas.

El cambio más grande será en el costo del dispositivo. Anteriormente había una escala proporcional de tarifas incluidas en el plan para el dispositivo — parte del modelo subvencionado en los contratos. Los dispositivos costaban entre US$30 a US$50, según tu plan de datos.

Bajo el nuevo plan, con un teléfono inteligente sin contrato --ya sea por AT&T Next o si lo pagas por completo-- pagarás US$25 al mes. Para un usuario individual, un plan estándar de 2GB cuesta US$80 al mes o US$25 por el teléfono y US$55 por los datos. Las tabletas pueden añadirse por otros US$10 al mes.

Para los consumidores con contrato, la mensualidad para añadir un teléfono inteligente a un plan es ahora de US$40, un precio fijo comparado a la escala proporcional. Esto significa que los consumidores con multiples teléfonos o los que estén suscritos a un plan de datos más alto ahora pagan más porque anteriormente sólo pagaban US$30. Sin embargo, un consumidor con un móvil inteligente con plan de datos de 300MB pagaría US$10 menos.

Y si bien ahora los planes en AT&T han sido reducidos, todavía no son mejores que los que ofrecen T-Mobile o Sprint.

El plan más parecido de T-Mobile, que incluye 2GB de datos así como textos y llamadas ilimitadas, cuesta US$60 al mes. Un plan ilimitado cuesta US$70 al mes. Sprint ofrece datos ilimitados y un plan de pagos en su plan “One Up” con pagos mensuales de US$65.

No es tampoco una sorpresa que AT&T vaya a posicionar su oferta como una que es mejor que el programa sin contratos llamado “Edge” de Verizon Wireless.

El descuento de AT&T, si bien no es tan significativo comparado con T-Mobile y Sprint, es un reconocimiento de que los planes actuales de AT&T no están a la par de los cambios en la industria.

La compañía también anunció otro programa, “Next 18”, que permite a los consumidores pagar a plazos un teléfono inteligente durante 26 meses, pero además tienen la opción de actualizar el dispositivo después de 18 meses. Antes, “Next” requería que los consumidores pagarán el teléfono durante 18 meses con la opción de actualizar después de un año.

Estos cambios en los precios de AT&T, dejan a Verizon como la única compañía celular que todavía no cambia sus planes, pese a la opción sin contrato. Ahora veremos qué decide hacer.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO