AT&T se une a otras operadoras y ofrece llamadas gratis a México y Canadá

La operadora lanza servicio de telefonía celular regional y aumenta la cantidad de datos para los consumidores que escogen su plan mensual nuevo valorado a US$100.

Foto de AT&T

T-Mobile y Sprint ya no son las únicas operadoras estadounidenses que ofrecen llamadas gratis a México y Canadá.

AT&T anunció el viernes que a partir del sábado 15 de agosto los usuarios que se inscriban a sus planes nuevos podrán hacer llamadas de voz y textos ilimitados a México y Canadá. El primero de estos planes de telefonía celular cuesta US$100 al mes y el consumidor recibiría 15GB -- un aumento frente a los 10GB ofrecidos anteriormente -- y con el segundo el usuario recibiría 20GB por US$140. El usuario de AT&T aún es responsable por pagar US$15 cada mes por la activación de la línea.

La capacidad de AT&T para expandir su servicio a México se debe, en gran parte, a su reciente adquisición de las telefónicas mexicanas Iusacell y Nextel México y el cambio a la estructura en ese país para vincular a los dos países. Pero aunque AT&T divulgó en abril que facilitaría la comunicación entre EE.UU. y México, sus rivales T-Mobile y Sprint se le adelantaron con planes similares.

Desde principios de junio, T-Mobile ofrece llamadas de voz gratis a Canadá y México y también roaming gratis desde ambos países a EE.UU. Sprint subió la apuesta, y no sólo incluye a los dos países vecinos, sino también a una lista de países de América Latina.

Sin embargo, hay una gran diferencia entre la oferta de AT&T y la de sus rivales más pequeñas: para recibir las llamadas gratis es requisito que los usuarios de AT&T se inscriban al plan de US$100 o más. Con T-Mobile y Sprint, el servicio está incluido en planes mucho más baratos.

A diferencia de sus rivales AT&T también busca atraer y mantener a sus suscriptores ofreciendo más que solo telefonía celular. La operadora, que recientemente cerró su adquisición de DirecTV, actualmente tiene una promoción para los consumidores individuales o empresariales con cuentas con DirecTV y U-verse -- su servicio de Internet, voz y cable por fibra óptica -- a quienes le daría US$500 para que dejen otra compañía de telefonía inalámbrica y se suscriban a AT&T.