Así son los [supuestos] alienígenas de Proxima b

Hace casi 60 años, surgió un cuento sobre unos alienígenas de un planeta cercano a la estrella Próxima Centauri. El tema ha surgido otra vez ahora que sabemos que el planeta existe.

¿Un visitante de Proxima b?

Captura de pantalla por Eric Mack/CNET

La semana pasada los humanos anunciaron el descubrimiento de Proxima b, un exoplaneta que orbita Proxima Centauri a solo cuatro años luz de distancia y empezaron a especular sobre el tipo de vida que éste podría alojar y cómo visitarlo inmediatamente. El anuncio se produjo décadas después de la publicación de "pruebas" de que extraterrestres conocidos como "Cenos" de un planeta en el sistema de Próxima Centauri ya habían hecho el viaje entre nuestros planetas.

De acuerdo con esta evidencia, los alienígenas miden entre 8 y 8.5 pies de altura, tienen forma humanoide y son cinco veces más fuertes que los seres humanos. Comen pastillas sin gusto y no tienen necesidad de dormir. Visitaron una serie de antiguas civilizaciones en la Tierra y más recientemente fueron vistos en Taiwán en diciembre de 2012.

El fanático de los OVNIS, Scott Waring, publicó la supuesta aparición en Taiwán, que también podría parecer una serie de viejos artefactos de luz en una fotografía, pero vean ustedes mismos en el video a continuación.

Pero esto no es la única "evidencia" de alienígenas de Proxima b. Estamos hablando del Internet aquí, pero la historia del origen de la interacción humana con los supuestos extraterrestres de Proxima Centauri es en realidad bastante interesante y no muy conocida.

Durante siete años a partir de 1957, un equipo de psicólogos en California mantuvo una larga conversación con un extraterrestre encantador y amable, desde algún lugar en las proximidades de Alfa Centauri, que llegó a ser conocido simplemente como "Hands" (manos).

El nombre viene del hecho de que la criatura fue "revelada en el momento de ser amable e infantil, pero enorme, con un cuerpo en forma de cúpula y ocho manos, con una inteligencia que estaba en algún lugar entre la de un ser humano y un perro", de acuerdo con el libro ESP and Hypnosis de Susy Smith.

Por supuesto, Hands no estaba físicamente presente en la habitación con los investigadores Lee Gladden y Peggy Williams, pero en su lugar apareció a través de interacciones con una joven en estado de hipnosis.

En 1976, Gladden y Williams publicaron un libro con sus hallazgos (la identidad de la mujer bajo hipnosis se mantuvo anónima): Hands: The True Account. A Hypnotic Subject Reports on Outer Space que ya no está disponible.

Amazon/Bookhouse Online

Aunque Gladden y Williams no hacen afirmaciones acerca de si Hands y los extraterrestres Cenos son reales o producto de la imaginación activa y el subconsciente de una mujer, algunos en la Web se toman las palabras de Hands canalizadas a través de esa mujer muy en serio.

A lo largo de sus muchas sesiones, Hands reveló que conocía bien y que estaba en contacto con un puñado de otras especies inteligentes, incluidos los humanos, los delfines y los extraterrestres Cenos de un planeta alrededor de Proxima Centauri.

El físico Barry Warmkessel, quien durante décadas ha venido desarrollando algunas teorías alternativas de cómo los planetas y las formas de vida sensibles evolucionan, me dijo que la figura extraterrestre descubierta en Taiwán es "posiblemente un alienígena Cenos".

Por loco que parezca, la ciencia anotó un punto diminuto a Warmkessel. Es decir, ahora sabemos que hay un planeta potencialmente habitable orbitando Proxima Centauri, que, según los cuentos de Hands, es donde provienen los extraterrestres Cenos.

Así, en la remota posibilidad de que Warmkessel se tome en serio a Hands, esto es lo que se sabe acerca de los extraterrestres Cenos, presumiblemente del planeta recién confirmado Proxima b. Llevan trajes grises y cascos, o al menos lo hicieron en la década de 1950 (es posible que su estilo ha evolucionado). Hay hombres y mujeres, que pueden dar a luz a hasta 20 crías. No sufren de ninguna enfermedad y pueden vivir hasta los 120 años de edad.

La nave de los Cenos parece como una grabadora de cassettes que da vuelta y la usaron para visitar la Tierra durante la Segunda Guerra Mundial y antes de eso para construir la Esfinge de las pirámides mayas y otras cosas.

Según Warmkessel, "su conocimiento está almacenado en bancos personales de memoria disponibles para todo el mundo y funcionan como un supergrupo... Por lo tanto, las decisiones son hechas por la conciencia grupal, así que no hay lugar para desacuerdos... Los Cenos no se andan con bromas".

Close
Drag