Así es como volé un dron con sólo mover mi muñeca

Metron Force, una diminuta empresa de reciente creación, tiene un brazalete inteligente sorpresivamente genial.

Desde que era niño, siempre quise utilizar La Fuerza. Tirar cosas hacia mí, alejarlas, con un simple movimiento de mi mano.

Pues esta semana, me dieron a probar algo muy parecido a eso.

Pero no se emocionen demasiado: no hemos desarrollado rayos humanos todavía. Pero el control remoto de coches, drones y bombillas podría estar totalmente dentro de tu alcance, utilizando uno de los esquemas de control más intuitivos que he probado: una pulsera inteligente.

En estos días, por lo general controlamos a distancia nuestros aparatos en una de dos maneras: usando remotos RF grandes, voluminosos con palancas de mando y botones, o bien aplicaciones para teléfonos inteligentes que se conectan a través de Bluetooth y Wi-Fi. Los controles remotos RF son rápidos y precisos, pero pueden requerir el toque particular de un piloto. Las aplicaciones de teléfonos inteligentes son simples, pero a menudo se atrasan y confunden fácilmente. Es bastante lindo el poder simplemente inclinar tu teléfono para decirle a un avión no tripulado adónde ir, pero en el momento de reaccionar, puede ser demasiado tarde para evitar un accidente.

Al colocarme una correa del prototipo Mforce, pensé que viviría lo peor de ambos mundos: lento para responder a mis gestos y torpe porque mis muñecas son menos precisas que mis dedos. Pero me sorprendió gratamente. Gracias a algunos algoritmos de lujo (esta pulsera ha sido diseñada por un ex genio de los algoritmos de Intel) y a la tecnología de RF rápida, a menudo sentí como si la pulsera estuviera leyendo mi mente.

Uno de los cerebros prototipo que pueden convertir un juguete R/C en uno controlado por una pulsera.

Sean Hollister/CNET

Hay un problemita: vas a tener que hackear tus juguetes para controlarlos de esta manera. Cada uno de los gadgets a control remoto que probé (un dron, un droid BB-8, un Hexbug) habían suplantado sus piezas electrónicas para reemplazarlas por un "cerebro" mForce. Es una especie de ladrillo que contiene su propio tablero de control y una batería para darle poder, y eso significa que vas a tener que cortar algunos cables dentro de tu juguetito para que funcione.

Por unos US$150, Metron Force espera vender un paquete completo que incluye una banda o pulsera controladora, un dron, un cochecito R/C y un cerebro extra para adjuntarlo a cualquier dispositivo que quieras conectar (sólo haz doble clic en la banda para empezar a controlar un dispositivo diferente). Por US$100 la compañía espera vender un kit del tipo hágalo-usted-mismo con la banda y el cerebro.

Pero primero, la compañía va a necesitar encontrar algo de dinero en efectivo.

Estoy casi seguro de que no volveremos a saber de Metron Force hasta que lance una campaña del tipo crowdfunding, recaude algo de capital de riesto o haga un acuerdo con una firma tipo Hasbro.