Arquitecto del nuevo 'campus' de Apple suelta la sopa

Fiel a la visión de Steve Jobs, la 'nave espacial' tendrá un estacionamiento escondido, 7,000 árboles y paseos para correr y andar en bici.

applerendering1_610x312.png
Foto de Crédito: Apple
El campus de la Universidad de Stanford tiene un jardín central repleto de plantas, flores, árboles y paseos peatonales - y ésa fue la inspiración del nuevo campus del Apple concebida por su fundador, Steve Jobs.

La firma arquitectónica Foster + Partners está a cargo del proyecto - que se supone estará listo en 2016 - y su fundador, Norman Foster, recientemente compartió muchos detalles de las instalaciones con la revista Architectural Record.

Jobs mismo estableció los ideales para el campus en 2011. Las instalaciones tendrían cuatro pisos y cubrirían hasta 2.8 millones de pies cuadrados. Apple ha dicho que espera tener ahí unas 12,000 personas, frente a las 2,800 que trabajan actualmente en su sede actual en Cupertino, California.



Antes de que Apple tomara posesión de ese terreno, Hewlett-Packard tenía oficinas ahí. Según Foster, "el edificio de Apple ocupará un espacio mucho más apretado que el que estaba ahí antes". Eso significa que habrá muchos más espacios abiertos para plantas y árboles. De hecho, Apple ha dicho que la nueva sede será 80 por ciento jardines y tendrá más de 7,000 árboles.

"El punto de referencia para Steve [Jobs] siempre fue el enorme espacio abierto del campus de la Universidad de Stanford - conocido en inglés como el Main Quad - algo que Steve conocía muy bien", dijo Foster.  "También, se acordaba él mucho sobre sus épocas de joven cuando California era todavía el frutero de Estados Unidos. Estaba repleto de huertos de árboles de fruta".

El propio Jobs se refería a la nueva sede de Apple como la "nave espacial", y dijo que representaría algo así como una nave que recién ha aterrizado. El robusto edificio imitará a una especie de plaza central o zócalo, con edificios alrededor de un parque.

"Los estudios preliminares finalmente dieron paso a un edificio circular que rodeará un espacio privado en el centro - se trata básicamente de un parque que imitará el paisaje californiano y partes de éste también nos recordarán a los huertos que había aquí en el pasado", dijo Foster. "El automóvil estará visualmente prohibido; y el pavimento será reemplazado por áreas verdes y caminitos para correr y andar en bici".

Pero eso no significa que no habrá coches en el nuevo campus de Apple - simplemente que éstos estarán ocultos a la vista en un estacionamiento escondido. "De ese modo, no tendrás que asomarte por la ventana y ver un montón de coches estacionados", dijo Foster.