CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

La diseñadora de chips Arm dejará de hacer negocios con Huawei

A pesar de que la diseñadora de chips cortó relaciones con el gigante chino tras el veto impuesto por el gobierno de Trump, Huawei dice que sus actividades de negocio se mantienen con normalidad.

armchip2-580x358

Las licencias y arquitecturas de Arm son claves para la construcción de chips para móviles.

arm

La diseñadora británica de chips Arm se ha convertido en la más reciente compañía en cortar lazos con Huawei para cumplir con el veto impuesto por el gobierno de Donald Trump.

Sin embargo, Arm seguirá dando soporte a productos más antiguos y las licencias firmadas con Huawei con anterioridad podrían hacer posible que la compañía china fabrique sus propios chips durante los próximos años basados en el diseño de Arm. Es probable que no se vea un impacto muy grande a menos que el veto del gobierno de Trump se prolongue durante años.

Arm es una empresa del Reino Unido cuyos diseños son la base de la mayoría de los procesadores móviles del mundo, incluidos los utilizados por Apple, Samsung y Huawei. Su lugar clave en la industria atrajo al gigante japonés de telecomunicaciones SoftBank, que compró Arm a mediados de 2016 por casi US$32,000 millones. Se han entregado casi 150,000 millones de chips Arm desde la fundación de la compañía hace casi tres décadas.

Si bien Arm tiene su sede en el Reino Unido, cuenta con varias oficinas en Estados Unidos y realiza la mayor parte de su investigación y desarrollo de alta gama en ese país. Cualquier propiedad intelectual diseñada en Estados Unidos está sujeta a la prohibición del gobierno de Trump, por lo que Arm debe acatar la orden. La compañía dijo en un comunicado que está "cumpliendo con todas las últimas restricciones establecidas por el gobierno de Estados Unidos".

Por su parte, en un comunicado dado a conocer el 27 de mayo, el fabricante chino dijo que sus actividades de negocio se mantienen dentro de lo normal. "Nuestro proveedor Arm se encuentra revisando y evaluando el impacto de la decisión del departamento de comercio, y se comunica de forma activa con el gobierno de los Estados Unidos", dice el comunicado. "Entendemos la situación por completo y les brindamos nuestro apoyo".

Una orden ejecutiva firmada por el presidente Trump la semana pasada eliminó a Huawei de una larga relación comercial que le da a la marca china acceso a la tecnología hecha por compañías estadounidenses. Eso incluía el software móvil Android de Google y sus servicios como Gmail, Google Assistant, Google Play store, Google Maps y Google Search. Los proveedores de chips como Intel, Qualcomm y Broadcom también están cumpliendo con la prohibición de Trump.

Si bien a algunas compañías, como Google, se les otorgó una prórroga de 90 días para seguir trabajando con Huawei en un período de transición, eso no aplica para Arm u otros fabricantes de chips.

"La licencia solo permite la exportación continua de piezas para servicios relacionados con las redes y dispositivos existentes (hasta el 16 de mayo de 2019), no para la exportación de nuevos productos", dijo la Asociación de la Industria de Semiconductores el miércoles en un comunicado. "No se permiten nuevas ventas a Huawei para nuevos equipos. Como resultado, la licencia ofrece un alivio muy limitado a los proveedores de Huawei, incluidas las compañías de semiconductores de Estados Unidos, ya que la mayoría de sus negocios con Huawei involucran la venta de nuevos dispositivos".

Si bien Arm no puede proporcionar nueva tecnología a Huawei debido a la prohibición, sus licencias anteriores cubren la tecnología que se lanzará en el futuro. Cuando Arm lanza una nueva arquitectura de procesador, normalmente habrá comenzado a trabajar con licenciatarios en la tecnología dos o tres años antes.

La noticia fue primero reportada por la BBC.

Nota del editor: Este reporte fue actualizado con información del comunicado de Huawei el 27 de mayo.

Con la colaboración de Érika García.