Apps para editar fotos en tu iPad como fotógrafo profesional

Tras analizar Pixelmator para iPad, quise ver cómo se comparaba con sus competidores más importantes en la categoría de edición de fotos.

Los editores de fotos en iOS han recorrido un largo camino desde que la App Store abrió por primera vez en el año 2008. De la mano de nuevos lentes y herramientas en el hardware de Apple, así como de una mayor potencia de procesamiento con cada dispositivo iOS nuevo, los desarrolladores han ido mucho más allá de los filtros simples y ediciones básicas que solíamos utilizar para editar fotos.

Aunque yo personalmente creo que la gente que toma fotos con un iPad está cruzando una línea delicada, no puedo argumentar en contra de la edición de fotos en una tableta. Claro, el iPhone funciona bien para la edición, pero la pantalla grande del iPad te permite realmente tener una mejor idea de la imagen y te da más espacio para ver las imperfecciones y los cambios que estás haciendo.

Hace un par de semanas analicé el app Pixelmator para iPad y me impresionó mucho. Eso me hizo preguntarme: ahora que hay más aplicaciones de fotos para iPad que tienen herramientas de edición sofisticadas, ¿cómo se comparan sus competidores con Pixelmator?


pixelmator.jpg
Aun haciendo ediciones básicas, puedes ver un histograma para ajustar color, brillo, temperatura y tinte.Foto de Captura de pantalla por Jason Parker/CNET

Pixelmator

Esta aplicación es la que me puso a pensar, pues el equipo detrás de Pixelmator ya tenía un montón de experiencia en el desarrollo de apps para Mac, y realmente se tomaron el tiempo para hacer que funcione muy bien en la pantalla táctil del iPad. Me gustó tanto, que la califiqué como la mejor aplicación de edición de fotos para el iPad.

Con Pixelmator (que cuesta US$4.99) obtienes un montón de filtros predefinidos y efectos separados en categorías, cada uno con varias variaciones sobre el tema (como Vintage, Blanco y Negro, o Light Leaks). Tiene un sistema de capas intuitivo que te permite crear máscaras y proyectos de doble exposición.

Una de las mejores características es simplemente la gran cantidad de herramientas que puedes utilizar durante la edición de fotos. Cuenta con 12 variaciones diferentes para cada una de las herramientas, incluyendo lápices, crayones, marcadores, pinceles, aerosoles, manchas y gomas de borrar. Con esta configuración, Pixelmator se perfila como una manera de crear tu propio arte, además de que te deja manipular imágenes en una multitud de formas.

Así que lo que tienes con Pixelmator no es sólo una herramienta de edición de fotos todo-en-uno, pero una abrumadora cantidad de maneras de crear y editar tus proyectos utilizando los controles que son fáciles de entender.

Lo que me gustó: tiene una enorme cantidad de herramientas para la edición y creación, una lista gigante de filtros y excelentes controles de pantalla táctil.

Lo que no me gustó: el único problema con ocultar tanta funcionalidad detrás de tan pocos botones es que no estarás al tanto de todas las funciones de Pixelmator hasta que te tropiezas con éstas casi por casualidad.


psexpress.jpg
Photoshop Express te da lo básico pero necesitarás Photoshop Touch y una suscripción paga para tener todas las funciones.Foto de Captura de pantalla por Jason Parker/CNET

Apps móviles de Photoshop

Adobe Photoshop no necesita presentación, pues lleva años siendo el editor de fotos más popular en el mercado. Para su uso en los dispositivos con iOS, Adobe ha simplificado su caja de herramientas de Photoshop separando sus funciones en dos apps: Photoshop Express (gratis) y Photoshop Touch (US$9.99).

Adobe Photoshop Express es el editor de fotos más básico, con cerca de 20 filtros ajustables, formas de eliminar el efecto de ojos rojos y suavizar las imperfecciones. Como una aplicación gratuita que es eficaz para la edición básica, no entra en las funciones más avanzadas.

Adobe Photoshop Touch va mucho más allá. Con Photoshop Touch vas a obtener herramientas de edición más avanzadas, como las que encuentras en la versión de escritorio. El único problema es que vas a necesitar de una suscripción de Adobe Creative Cloud (hay un período de prueba gratuito), y la aplicación Photoshop Touch cuesta US$9.99.

Con las dos aplicaciones, la configuración de Photoshop es, probablemente, el competidor más cercano a Pixelmator, pero es más cara -- y requiere de una suscripción.

Lo que me gustó: como editor de imágenes gratuito, Photoshop Express cubre los conceptos básicos. Photoshop Touch te da herramientas familiares que ya conoces de la versión de escritorio.

Lo que no me gustó: Photoshop Touch te da mucho más poder, pero a US$9.99 y con un requisito de suscripción, creo que hay mejores opciones disponibles.


photogene4.jpg
Photogene tiene una genial interfaz para elegir filtros y un botón en la parte superior te da muchísima información sobre la foto.Foto de Captura de pantalla por Jason Parker/CNET

Photogene 4

Photogene (US$2.99) ha evolucionado a lo largo de los años desde su primer lanzamiento allá por 2011. Lo que comenzó como un editor de fotos elegante, pero simple, se ha convertido en mucho más. En cierto modo es más fuerte que Pixelmator.

Photogene, al igual que Pixelmator, tiene una serie de preajustes del filtro, pero no tantos y tampoco te dan controles deslizantes para ajustar la intensidad de tus imágenes predeterminadas.

En cambio, Photogene es muy bueno para hacer ediciones y ajustes básico y para conseguir información sobre la foto. Al mirar una foto, una ficha de ajustes abre una enorme barra lateral desplazable que te permite utilizar controles deslizantes para ajustar la exposición, contraste, aclarar sombras o oscurecer las iluminaciones. También puedes ajustar color, nitidez y quitar ruido a tu foto.

Puedes también obtener datos generales de tu foto, como el tamaño de la imagen y el formato de archivo, junto con la posibilidad de calificar fotos con estrellitas para que puedas encontrar las mejores fotos más tarde.

Photogene no tiene opciones de máscaras o exposiciones dobles y no hay administrador de capas. Así que en este caso, Pixelmator es mejor, aunque Photogene podría ser mejor para las pruebas o hacer ajustes menores.

Lo que me gustó: Photogene facilita los ajustes avanzados a cosas como sombras, color, highlights e incluso curvas gracias a sus controles deslizantes. El botón Metadatos te proporciona montones de información que no puedes encontrar en otras aplicaciones.

Lo que no me gustó: No se pueden crear capas para dobles exposiciones o máscaras. La selección del filtro no es muy grande y no se puede ajustar la intensidad de los filtros.


snapseed.jpg
Snapseed tiene muchos controles para ajustar y editar fotos.Foto de Captura de pantalla por Jason Parker/CNET

Snapseed

Snapseed (gratis) ha existido por mucho tiempo, y es una opción popular por su número de filtros y formas divertidas de interactuar con los controles.

Con Snapseed tu foto se ubica en el lado derecho de la pantalla y hay varias categorías a la izquierda con herramientas e información sobre lo que puedes hacer a una imagen. Cuenta con controles automáticos para soluciones rápidas, un montón de filtros para darle a tu imagen un aspecto específico, y varias herramientas básicas como recortar, enderezar y afinar una imagen.

Donde Snapseed sobresale es en sus controles. Cuando tocas sobre una categoría, como Tune Image, tu foto se amplía para tomar la pantalla completa. Al arrastrar el dedo hacia arriba o hacia abajo el app te da varias opciones de menú como brillo, contraste, ambiente y sombras, y al soltarla, ejecutará tu selección. Para ajustar la intensidad del efecto, puedes deslizar hacia la izquierda o la derecha.

Lo que tiene Snapseed que Pixelmator no tiene es la capacidad de seleccionar partes específicas de una imagen para su edición. Puedes seleccionar un área pequeña y ajustar el brillo, el contraste o la saturación de esa porción utilizando el sistema mencionado anteriormente. No obstante, no tiene un administrador de capas, por lo que no podrás hacer dobles exposiciones o proyectos de enmascaramiento.

Snapseed es claramente otro competidor fuerte con sus propias ventajas, pero Pixelmator todavía salta por delante como un paquete completo.

Lo que me gustó: Es gratis. Realmente no puedes superar esos controles en pantalla en que tocas y arrastras hacia la derecha para abrir menús y ajustar la intensidad. La capacidad de editar partes de una foto es muy útil.

Lo que no me gustó: Como la mayoría de otros apps en esta lista, Snapseed no tiene un administrador de capas, que es algo muy útil cuando quieres eliminar partes no deseadas de una foto.


vscocam.jpg
VSCO Cam mantiene los controles al alcance de tus pulgares, algo que es genial en un iPad.Foto de Captura de pantalla por Jason Parker/CNET

VSCO Cam

VSCO Cam (gratis) es otro app que ha sido alabado por su minimalismo y su diseño -- al igual que Pixelmator. Tiene montones de funciones divertidas y escondidas detrás de apenas unos cuantos botones. Tiene también un componente social que te permite publicar tus fotos en tus redes sociales y ver imágenes hechas con este app por otros fotógrafos.

Su interfaz es excelente para el iPad, pues mantiene los controles al alcance de tus dedos pulgares. Puedes escoger tus predeterminados usando tu pulgar izquierdo y luego ajustarlos usando un deslizador que se ubica muy cerca de tu pulgar derecho. No tiene muchísimos predeterminados (a menos que compres paquetes por separado) pero también tiene un botón para mostrar tu foto como imágenes miniatura grandes con cada uno de los efectos aplicados antes de que hagas tu selección final.

Lo que me gustó: Es gratis. Sus controles están diseñados de modo que quedan cómodamente al alcance de tus dedos pulgares. El diseño de sus imágenes miniatura para ver tus ediciones antes de elegir la final es también muy útil.

Lo que no me gustó: No te permite editar en capas. No hay muchas selecciones de filtros a menos que pagues por paquetes por separado.

Close
Drag