CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Móvil

Embarázate... o no, con estos apps para el control de la fertilidad

Las mujeres han encontrado un uso novedoso para aplicaciones de fertilidad: convertirlas en una nueva forma de control de la natalidad.

Media for Medical, UIG via Getty Images
gettyimages-566438191.jpg

La monitorización de la temperatura basal del cuerpo a la misma hora todos los días es una parte clave del método de conocimiento de la fertilidad.

MediaforMedical/May, UIG via Getty Images

Bekkie Morgan se despierta a las 7 de la mañana todos los días, toma su temperatura con un termómetro oral estándar, mete la información en su app de fertilidad Kindara y rápidamente vuelve a la cama.

Morgan, sin embargo, no está tratando de quedar embarazada. En realidad está usando Kindara como una forma de control de la natalidad de la era digital.

Ahora que las aplicaciones hacen casi de todo, desde pedir nuestra comida hasta conseguirnos un taxi, también en los últimos años han sido mucho más íntimas con programas como Kindara, Natural Cycle o Glow, que siguen el ciclo de una mujer para ayudarles a concebir. Pero ahora las mujeres han descubierto que el mismo algoritmo que les dice cuándo pueden quedar embarazadas puede simplemente decirles cuándo no lo harán.

"Ciertamente entendemos que hay un gran mercado por ahí", dijo el presidente ejecutivo de Kindara, Ira Hernowitz, en una entrevista. "Sabemos lo que están haciendo, y realmente no hay nada más que añadir [en términos de funciones]".

Como ejemplo está Morgan, quien entró en una nueva relación hace un año, pero decidió que no quería usar la anticoncepción hormonal. Ella descubrió que Kindara podría ser utilizado como anticoncepción en un sitio Web cuando buscaba alternativas de la píldora en línea. "Empecé a explorar más y me encontré con que había estas aplicaciones que se podían conseguir", dijo.

La aplicación puede ser moderna, pero el método no lo es. De hecho, se basa en una forma natural de control de la natalidad llamada "método de reconocimiento de la fertilidad" que ha existido desde 1930 y está respaldado por Planned Parenthood.

Pero no es para las mentes dispersas, pues requiere mucho más atención que solo recordar tomar la píldora todos los días. La aplicación podría hacer el trabajo pesado, pero requiere que tú estés al tanto, tomándote la temperatura a tiempo y metiendo los datos a tiempo y de forma rigurosa.

También es algo que no debes tomar a la ligera -- las asociaciones de planificación familiar recomiendan consultar a un especialista y Planned Parenthood señala a una serie de cursos de las parejas pueden tomar si no les apetece leer demasiado. También tendrás que estar dispuesta a utilizar métodos de barrera o abstenerte de tener relaciones por completo en los días fértiles.

¿Cómo funciona?

Aplicaciones como Clue, Ovia y Kindara ayudan a las mujeres dejándoles monitorear sus ciclos menstruales, la temperatura corporal y los cambios en el cuello uterino. El objetivo es identificar la corta ventana fértil cada mes. Cuantos más datos ingreses, más exactamente las aplicaciones pueden determinar la fecha de la ovulación.

"En algún momento, si vas a quedar embarazada, vas a tener que rastrear tus ciclos para saber cuándo estás ovulando", dice la doctora Joyce Gottesfeld, obstetra en Kaiser Permanente Colorado. Esta veterana de 17 años está acostumbrada a que las pacientes traigan sus teléfonos armados con datos del ciclo de fertilidad. "Me ayuda a tener una idea completa de lo que está pasando".

Las empresas están comenzando a ver las oportunidades en el lado del anticonceptivo.

Natural Cycles realizó dos estudios clínicos en los últimos dos años para demostrar que la aplicación funciona como control de la natalidad. El más reciente, publicado en marzo, mostró que la aplicación era tan buena para prevenir el embarazo como la píldora, siempre y cuando las parejas se abstuvieran o utilizaran protección de barrera cuando la mujer era fértil. Natural Cycles estuvo a cargo de dichas pruebas y está buscando verificación externa.

hiw-protection.png

Natural Cycles te recomienda que recurras a otros métodos anticonceptivos si las estadísticas de tu cuerpo muestran que eres fértil.

Natural Cycles

"Hay un montón de mujeres y hombres por ahí que no están satisfechos con las opciones disponibles actualmente", dijo el doctor Raoul Scherwitz, quien creó Natural Cycles con su esposa Elina Berglund. El año pasado, se convirtió en la primera aplicación de salud para las mujeres a ser regulada como un dispositivo médico y al que se le da una marca CE -- el equivalente europeo de la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU.

A principios de febrero, se convirtió en la primera aplicación aprobada específicamente como forma de anticoncepción por TÜV SÜD, un organismo internacional independiente de pruebas y certificación.

Kindara, por su parte, no se comercializa como control de la natalidad. Una vasta mayoría todavía lo usa para quedar embarazada, y la compañía no ha añadido ninguna función específica para apoyar su uso como anticonceptivo -- todo lo que una mujer necesita para practicar el método de concientización de la fertilidad ya está incorporado. Pero sí da una opción de informar si están tratando de concebir o prevenir contra el embarazo, y esta característica de auto-reporte le ha permitido a la compañía entender más sobre las razones de las mujeres para usar la aplicación.

Tengan cuidado

Los resultados del método de conocimiento de la fertilidad y el estudio de Natural Cycles son atractivos, pero al igual que todos los métodos anticonceptivos, no hay garantías de que si no sigues las instrucciones de manera estricta, no quedarás embarazada. Esto significa ser exigente sobre la recolección y la entrada de temperatura corporal en el momento exacto todos los días.

"El error sería pensar que estoy poniendo esta información en una aplicación para no quedar embarazada - hay más detrás de esto", dijo Morgan, que pasó los tres meses recomendados con Kindara y leyendo sobre el método antes de confiar en él completamente. "La aplicación no es un condón".

Un problema es que muchas de estas aplicaciones inicialmente establecen la ventana fértil de una mujer usando cálculos genéricos. Clue, Ovia y Kindara, por ejemplo, toman la fase lútea media (usualmente entre 12-16 días) y restan eso de la longitud de ciclo de una mujer.

Las aplicaciones ajustan continuamente la ventana fértil mientras que las mujeres rastrean sus ciclos con el tiempo, pero aquellas con ciclos irregulares podrían no atinarle a su ventana durante meses antes de darse cuenta de que las matemáticas fallan.

Como resultado, el método requiere de un monitoreo diligente, por lo que los adolescentes y los adultos jóvenes deberían no usarlo.

Y mientras que Natural Cycles condujo dos pruebas, se necesitan más. "Nos gustaría ver a gran escala, los ensayos independientes tienen lugar para que las mujeres sean capaces de hacer una elección informada acerca de si una aplicación es adecuada para ellos", dijo Bekki Burbidge, jefa de comunicaciones y digital en la Asociación de Planificación Familiar del Reino Unido.

Kindara.png

Kindara tiene más de 50 indicadores que las mujeres pueden usar para monitorizar su salud.

Kindara

Es importante no confundir aplicaciones como Kindara y Natural Cycles con programas más simples como Clue que solo rastrea tu período y sugiere ventanas para concebir, pero no proporciona una imagen científicamente calculada de tu fertilidad. "Si una aplicación solo monitoriza la duración de tu ciclo, es poco probable que pueda decirte con exactitud cuándo son tus días fértiles, poniéndote en riesgo de embarazo", agregó.

La aplicación debe utilizar una amplia sección transversal de datos como la temperatura corporal basal y los informes de fluidos cervicales para predecir con precisión las fechas seguras y no seguras de tener relaciones sexuales. "Tenemos más de 50 indicadores personalizados que las mujeres pueden usar, y lo que sucede es que cuanto más usen, mejor será", dijo Hernowitz.

Para Morgan, la observación de estos indicadores ha hecho más que ayudarla a evitar quedar embarazada; también le ha enseñado cosas que nunca supo acerca de su propio cuerpo. "Debería ser algo que aprendamos en la escuela", dijo.

Sharon Profis colaboró con este artículo.