CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

Apple y Samsung ganan y pierden en caso de violación de patentes

Un jurado de California decide que Samsung debe pagarle US$119.6 millones a Apple, mientras que Apple le debe US$158,400 a Samsung, ambas por violar patentes.

 

apple-samsung-trial.jpg
Apple y Samsung han estado metidos en una batalla sobre patentes en una corte en California. Crédito: Action Images
SAN JOSE, California – Este viernes, el jurado de ocho personas en el caso de Apple contra Samsung por violación de patentes llegó a un veredicto mixto y determinó que ambas compañías son culpables de infringir algunas patentes.

El jurado decidió que todos los dispositivos de Samsung involucrados en el juicio infringieron la patente 5,946,647 de “enlaces rápidos” (quick links) de Apple, pero que ninguno violó la patente 6,847,959 de “búsqueda universal” o la patente 7,761,414 de “sincronización del fondo”.  Los resultados fueron mixtos para la patente número 8,046,721 de “deslizar para desbloquear”; el jurado decidió que Samsung la violó en algunos dispositivos como el Galaxy Nexus, pero no en otros.

La juez Lucy Koh en un veredicto anterior al juicio había declarado que Samsung infringió la patente 8,074,172 del  “autocorrector de palabras”, y el jurado simplemente estimó los daños.

El jurado le otorgó a Apple solamente US$119.6 millones en daños por las infracciones de Samsung, mucho menos de los US$2,200 millones que había pedido.

Mientras tanto, el jurado determinó que Apple violó la patente 6,226,449 de Samsung para la organización de carpetas de fotos y videos y le otorgó a la coreana US$158,400. Había pedido US$6.2 millones.

En un comunicado, Apple dijo que “está agradecida con el jurado y la corte por su servicio”.

“La decisión de hoy refuerza lo que la cortes alrededor del mundo ya habían descubierto: que Samsung abiertamente roba nuestras ideas y copia nuestros productos. Estamos peleando para defender el duro trabajo que ponemos en amados productos como el iPhone, al que nuestros empleados dedican su vida para diseñar y llevarle a nuestros clientes”.

El jurado alcanzó su veredicto poco después de las 4:30 p.m. PST del viernes, el último de tres días de deliberaciones. El veredicto fue leído en la corte como media hora después.

El resultado del juicio es menos determinante que el caso de violación de patentes anterior o que el caso posterior a ese, sobre daños, donde se le otorgó US$930 millones a Apple. Sin embargo, el resultado probablemente será visto como una victoria para Samsung.

“Este resultado se siente como una victoria defensiva para Samsung, pero no una particularmente impresionante”, dijo Brian Love, profesor asistente de la Escuela de Leyes de la Universidad de Santa Clara. “Con Google directamente involucrado en desarrollar el software que supuestamente viola [las patentes], las demandas de Apple de que Samsung abiertamente copió al iPhone no tuvieron eco”.

A casi dos años de que comenzara esta atribulada disputa de patentes entre Apple y Samsung, los rivales en el mercado de los teléfonos inteligentes y las tabletas volvieron a la misma corte para volver a pelearse sobre patentes frente a la juez Lucy Koh. Apple ha argumentado que Samsung violó cinco de sus patentes del iPhone, el producto que más dinero le genera, y que se le debe US$2,200 millones por esa falta. Samsung quiere que Apple le pague unos US$6.2 millones por violar dos de sus patentes de software, y ha argumentado que de haber violado todas esas patentes de Apple, debería pagar solo US$38.4 millones.


Aunque las empresas han solicitado compensación económica, este caso es sobre algo más que el dinero. Lo que realmente está en juego es el mercado de los dispositivos móviles. Apple actualmente obtiene dos terceras partes de sus ventas del iPhone y el iPad; Samsung, con sede en Corea del Sur, es la mayor fabricante de smartphones del mundo; y ambos quieren seguir dominando el mercado.


Hasta ahora, Apple lleva la delantera en cuanto a litigación en Estados Unidos. Las cortes le han ordenado a Samsung pagarle a Apple cerca de US$930 millones en daños.

Ambas empresas hicieron sus últimas declaraciones ante el jurado el jueves. El caso fue entregado ese día cerca de las 3:00 p.m. PST al jurado de cuatro hombres y cuatro mujeres. El jurado está formado por novatos de la tecnología, como un policía y un maestro de salsa retirado. Solo un miembro, un ex ejecutivo de software de IBM, tiene experiencia en tecnología. Uno más trabaja con energía renovable.

El juicio de un mes de duración comenzó el 31 de marzo con la selección del jurado y tuvo 52 horas de testimonio, tres horas de declaraciones iniciales y cuatro horas para las declaraciones finales. El juicio abarcó todo tipo de temas, desde quién inventó la tecnología en cuestión hasta los daños y perjuicios que se deben pagar.


Apple argumentó que este juicio era sobre Samsung y no sobre Google, y dijo que Samsung le copió a Apple por desesperación. Samsung, mientras tanto, argumentó que la demanda de Apple fue para dañar a la competencia y relacionado al sistema operativo Android.

Durante el juicio, Apple y Samsung se acusaron el uno al otro de copiar funciones en sus teléfonos inteligentes y tabletas, y el jurado tendrá que decidir quién infringió las patentes y cuánto dinero debe pagar. El juicio abarca diferentes patentes y dispositivos a los que se discutieron en el juicio de agosto de 2012 y en otro juicio sobre daños en noviembre de 2013. Por ejemplo, el nuevo juicio involucra al iPhone 5, lanzado en septiembre de 2012 y al Samsung Galaxy S3, que también debutó en 2012.

Hay siete patentes bajo debate en este juicio más reciente  – cinco de Apple y dos de Samsung. Apple acusa a Samsung de infringir los patentes en Estados Unidos número 5,946,647; 6,847,959, 7,761,414; 8,046,721; y 8,074,172. Todas están relacionadas a funciones de software, como los enlaces rápidos (quick links) de la patente número 5,946,647; la búsqueda universal de la número 6,847,959; la sincronización del fondo (7,761,414); deslizar para abrir (8,046,721) y el autocorrector de palabras (8,074,172). Sobre todo, Apple alega que las patentes facilitan el uso y ayudan al usuario a sentirse más cómodo y contento con la interfaz.

Samsung, mientras tanto, acusa a Apple de infringir los patentes en EE.UU. número 6,226,449 y 5,579,239. El patente 6,226,449, que Samsung le compró a Hitachi, trata de la organización de la cámara y la organización de las carpetas. La patente número 5,579,239, que Samsung también adquirió, cubre la funcionalidad de la transmisión de video y puede tener implicaciones en el uso de Facetime por parte de Apple.

Los dispositivos de Samsung que Apple dice infringen sus patentes son: Admire, Galaxy Nexus, Galaxy Note, Galaxy Note 2, Galaxy SII, Galaxy SII Epic 4G Touch, Galaxy SII Skyrocket, Galaxy S3, Galaxy Tab 2 10.1 y Stratosphere.

Por su parte, Samsung dice que el iPhone 4, iPhone 4S, iPhone 5, iPod Touch (de quinta generación) y iPod Touch (de cuarta generación) infringen sus patentes. Inicialmente, acusó también al iPad 2, iPad 3, iPad 4 y al iPad Mini de infringir la patente número 5,579,239, pero luego desistió de esa demanda. Eso también redujo los posibles daños monetarios que Samsung deseaba, a US$6.2 millones de su petición original de US$6.8 millones.