CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Cultura tecnológica

Apple y Microsoft muestran al mundo una cara muy distinta

[Opinión] Apple y Microsoft presentaron este mes nuevas computadoras y, al mismo tiempo, intercambiaron papeles: la primera se mostró conservadora, mientras que la segunda quiere ser la nueva opción para el mercado creativo. ¿Cuál de las dos saldrá victoriosa?

Reproduciendo: Mira esto: Microsoft Surface Studio: Computadora todo en uno cara,...
1:19

Por años, la empresa que regaló al mundo el eslogan "Piensa diferente" (Think Different) logró mantener un aura de ser una de las compañías más innovadoras del planeta.

Pero la semana pasada, después de cuatro años de no renovar sus portátiles, Apple nos mostró una nueva -- y costosa -- línea de MacBook Pro que lucen igual a las anteriores. A pesar de incorporar cambios interesantes, a pocos dejaron con la boca abierta -- lo que solía ser la reacción más natural a un nuevo producto de Apple.

¿El mensaje? Vamos a mejorar nuestros productos, pero no te apantallaremos.

El mayor diferenciador de las nuevas MacBook Pro de 2016 es una barra táctil que sustituye a las teclas de funciones. Por supuesto, esa barra tiene nombre (Touch Bar) y, aparentemente, es muy útil. Pero el tono de la presentación y el sabor de boca que dejó fue de una Apple que ha dejado de sorprender y que ya no crea productos que, por lo menos, queremos correr a probar y ver en las tiendas Apple Store.

Por otro lado, esa misma semana, la compañía que se dio a conocer al mundo por crear productos genéricos y sin mucha chispa, nos dijo de boca de su presidente ejecutivo, Satya Nadella, que ahora es la empresa para "constructores, hacedores y creadores".

Y lo cumplió: además de anunciar actualizaciones de Windows que se enfocan más en la creación -- particularmente de imágenes 3D para la realidad virtual y aumentada -- Microsoft presentó una nueva computadora todo en uno llamada Surface Studio que dejó a muchos con la boca abierta gracias a su espectacular pantalla que se puede acostar por completo y que usa un accesorio tipo dial para controlar más funciones, además de un CPU ultra compacto que se alberga discretamente debajo de la pantalla.

Reproduciendo: Mira esto: La nueva MacBook Pro, más liviana y más rápida, revive...
2:50

Hasta parece que la Surface Studio fue diseñada por Apple.

Pero la "nueva Apple" no hubiera diseñado la Surface Studio: "No haremos algo simplemente por ser diferente que no es mejor. He hablado de esto antes, y Apple ha hablado de esto antes: hacer algo que es diferente es relativamente fácil y relativamente rápido, y eso es tentador", dijo en entrevista con CNET Jony Ive, el gurú de diseño de Apple y el creador de productos claramente diferentes como la iMac, el iPod y el primer iPhone.

Claro, es muy válido no querer hacer algo diferente pero que no sea mejor. Pero, si eres la empresa que se hizo fama de pensar diferente, entonces esa es una promesa que debes mantener. O, por lo menos, debes de mantener la percepción de ser la empresa innovadora que "piensa diferente".

Y es que, al final, la percepción es muy importante, pues gracias a ello es que Apple logró seducir por años al nicho de los diseñadores y creativos, que prefirieron las Macs por su diseño e interfaz a pesar de no tener los chips más poderosos del mercado -- incluso, a veces, yendo dos generaciones de procesadores atrasados. Esos profesionales del arte, diseño, arquitectura y otras áreas creativas apostaron por Apple porque creyeron en sus productos, pero sobre todo en su promesa: ser la empresa más innovadora y "diferente".

Ahora, es Microsoft la que quiere prometerle a los creativos que es la empresa que les dará mejores herramientas -- tanto de hardware como de software -- para crear --, y de paso cambiando la percepción que el mercado general tiene de ella: de ser aburrida, genérica y conservadora, a ser vanguardista, original e innovadora.

Por supuesto, a un precio de US$3,000, la Surface Studio es un producto de nicho. Pero eso no importa. Lo importante es que Microsoft está cambiando su discurso, y con ello su imagen. Y está respaldando estas nuevas ideas con productos que se ven y se sienten compatibles con esa nueva filosofía. Bien por la empresa de Redmond.

Apple, por su parte, no ha dicho cuál es su nueva posición frente al mercado: ¿qué rol quiere jugar ahora? Siempre fue excelente como la empresa rebelde que apostaba por las ideas y la calidad antes que por el volumen -- como lo hizo con el iPad, iPod, iPhone y sus revolucionarias portátiles del pasado como la divertida iBook, la elegantísima MacBook Pro de 2006 y la ligerísima y hermosa MacBook Air. Pero, la semana pasada, lo que nos dijo es que no quiere perder lo que tiene y que, en vez de buscar ganar cosas nuevas, quiere evolucionar despacio sin ser demasiado diferente.

Sin embargo, en esta saturada industria, el ser diferente es imperativo, pues la única forma de ganar será innovando.