No te agobies: No eres el único confundido con la nueva estrategia del Apple Watch

[Opinión] La nueva versión del reloj, el Apple Watch Series 2, se enfoca más en el ejercicio. Además, Apple mató el reloj de oro, aunque preservó la línea de correas de Hermès.

Reloj inteligente Apple Watch Series 2

El Apple Watch Series 2.

CNET

Si estás confundido con la nueva estrategia de Apple para su Apple Watch, no eres el único.

El 7 de septiembre, la gigante de Cupertino presentó la nueva versión de su reloj inteligente, llamada Apple Watch Series 2. Además del absurdo de poner la palabra Series cuando todo mundo esperaba el Apple Watch 2, la empresa también le cambió el nombre al Apple Watch original, que ahora se llama Apple Watch Series 1.

Y, si tienes buena memoria y algo de interés, recordarás que ese primer reloj vino en tres modelos: Apple Watch Sport, Apple Watch y Apple Watch Edition. Ahora, esta última línea ha desaparecido por completo -- eran los relojes de oro que iban de US$10,000 a US$17,000 -- y las otras dos se han consolidado con el mismo nombre. Además de algunos cambios internos, son los mismos que se lanzaron al mercado en abril de 2015.

Por otro lado, el Apple Watch Series 2 tiene cuatro versiones: el Apple Watch Series 2 (desde US$369), el Apple Watch Hermès (desde US$1,149, con correas hechas por la casa de modas), el Apple Watch Nike+ (desde US$369, cuatro modelos realizados con la empresa deportiva) y el Apple Watch Edition (de cerámica, desde US$1,249). ¿Confundido todavía? Aquí te explicamos todos los cambios.

Y así, sin pena ni gloria, esos relojes que vimos hace un año en las muñecas de famosos han desaparecido de la colección. "Los relojes de superlujo no se vendieron lo suficientemente bien como para que se justifique una mayor inversión de Apple en esos Watches", dice Jan Dawson, analista en jefe de la firma de investigación Jackdaw Research.

Hace un año, Apple realizó dos eventos para explicar su estrategia, siempre haciendo énfasis en que su reloj, el Apple Watch, era un dispositivo de estilo de vida que se podía usar en cualquier ocasión -- no solamente para hacer ejercicio. De hecho, dos de las tres categorías del primer Apple Watch -- el de acero y el de oro -- respondían a esa estrategia. Con la reorganización, sólo quedan los modelos de Hermès para los usuarios que ven el reloj inteligente de Apple como un artículo de moda.

Nótese que ahora hay dos líneas de los relojes inteligentes de Apple que llevan en su nombre Hermès y Nike. Esto apunta quizá a una estrategia en la que Apple se esté asociando con otras marcas para impulsar este dispositivo en el mercado.

He solicitado un comentario a Apple sobre la retirada del mercado del reloj de oro y sobre el nuevo enfoque en ejercicio y deportes.

Algo que quedó claro en la presentación del 7 de septiembre es que Apple ahora ve su reloj como un dispositivo de monitorización de ejercicio, por lo menos públicamente. "Aquí lo que Apple está haciendo es respondiendo al mercado", dice Dawson. "La monitorización de ejercicio es la función que más impacto ha tenido con los consumidores, y Apple está redoblando esfuerzos en esa área".

La señal más clara y más contundente es su sociedad con Nike, empresa con la que Apple ha colaborado desde hace años en la creación de apps de ejercicio para iOS. Nike discontinuó sus monitores de actividad FuelBand en 2014. Poco después se rumoró que Apple y Nike colaboraban en la creación de un dispositivo.

"Tiene sentido que traigan a un experto en ejercicio como Nike que conoce aún mejor qué es lo que quieren los usuarios cuando se trata de registrar lo que corren", dice Annette Zimmermann, directora de investigación de tecnologías personales de la firma de investigación Gartner.

Durante la presentación, Apple reconoció que sabe que uno de los mayores usos que le dan los consumidores a al Apple Watch es el de monitorización de ejercicio. Esta categoría está formada por dos productos: los relojes inteligentes, que tienden a costar más de US$250 y pueden hacer más cosas, y los monitores de actividad, que cuestan entre US$50 y US$150 y tienden a hacer menos cosas, pero son más simples y prácticos.

Close
Drag

Al reconocer que el Apple Watch es, principalmente, un dispositivo para medir ejercicio, Apple lo aleja del anhelado sector de lujo y lo coloca en competencia más frontal con los monitores de actividad, un sector menos sofisticado y que está liderado ampliamente por Fitbit.

Pero, para los analistas, no basta con hablar de ejercicio y nuevas sociedades, sino que hay más trabajo por hacer. "Con el tiempo, creo que Apple tiene que hacer esos apps [de ejercicio] incluso más inteligentes", dice Zimmerman. "Tener un entrenador personal contigo es una gran tendencia en el mercado y Apple tiene que continuar esa estrategia para seguir compitiendo".

Durante la presentación de la nueva línea de relojes, Apple no dejó de mencionar que el Apple Watch, según sus propias cifras (cuyos detalles la empresa no ha revelado) ya se sitúa como la segunda marca de relojes más vendida del mundo. ¿La número uno? Rólex. Esto es quizá una señal de que si bien Apple ha reconocido que el Apple Watch se usa principalmente para medir el ejercicio, no ha perdido la ilusión de vender algún día, otra vez, un reloj de lujo.

La fuente de esta información que Apple citó en el escenario es el Vontobel Worldwide Watch Study de abril de 2016.

Nota del editor: este artículo se actualizó el 9 de septiembre a las 11:15 a.m. hora del Pacífico de EE.UU. con la fuente del estudio de relojes que citó Apple en el escenario el 7 de septiembre durante la presentación del iPhone 7.