CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología de vestir

Apple trabaja en Wrist ID, un sensor biométrico para el Apple Watch

Tres patentes relacionadas a funciones que llegarían a las correas del Apple Watch fueron otorgadas a la empresa. Estas incluyen un sensor biométrico, notificaciones y la posibilidad de ajustarse automáticamente.

Las correas del Apple Watch serán mucho más inteligentes, según tres nuevas patentes.

Sarah Tew/CNET

Apple cree que todo el poder escondido de un reloj inteligente está en sus correas.

Aunque las correas actuales para el Apple Watch carecen de funciones inteligentes, esto cambiará pronto, pues la empresa panea lanzar un montón de correas dotadas de funciones poderosas, incluyendo un sensor biométrico que detectaría la textura y los patrones de la piel en la muñeca del usuario.

Apple obtuvo tres patentes relacionadas a diseños y funciones que llegarían al Apple Watch por medio de las correas. Las patentes fueron descubiertas por el confiable sitio Patently Apple que religosamente desentierra diseños y registros de Apple sobre próximos productos o ideas.

Una de las patentes menciona la presencia de pixeles sensoriales capaces de realizar tareas biométricas como la autenticación del usuario. Estos sensores estarían ubicados ya sea en la correa o en el cuerpo del reloj, dice la patente, aunque las ilustraciones muestran los sensores en la correa. El Apple Watch aún no tiene ningún método de autenticación biómetrica, a diferencia del iPhone o iPad que han tenido desde escáner facial hasta lector de huellas. 

La segunda patente menciona que las correas podrían hacer de pantalla para mostrar algunas notificaciones relevantes, sobre todo enfocadas en el ejercicio. Un usuario podría estar haciendo ejercicio y en lugar de ver la pantalla, podría echar una vistazo a la correa en donde aparecería información relacionada a su rutina como el tiempo transcurrido.

La tercera y última patente descubierta menciona una correa que se puede ajustar automáticamente cuando el usuario la coloca alrededor de la muñeca. Al igual que la segunda patente, esta tercera patente se refiere a su uso sobre todo en escenarios cuando el usuario hace ejercicio.

Apple sugiere que la correa detectaría cuando está muy apretada a la muñeca del usuario y se aflojaría un poco, para luego volver a apretarse al sentirse floja. Esto se haría durante una sesión de ejercicio y para evitar que la pulsera sea molesta o pellizque la piel o vellos del cuerpo.

Apple no da comentarios sobre patentes y registros de ideas alocadas, pero la compañía lleva ya varios registros relacionados a correas inteligentes en las que, además de lo sugerido por las tres nuevas patentes, se podrían hacer gestos, funcionarían como bases o fundas para el reloj y que además podrían integrar una cámara

Reproduciendo: Mira esto: 5 funciones locas que soñamos ver en el Apple Watch
5:43