CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Tecnología de vestir

​Apple Watch 2: lo que me gustaría que Apple anuncie el 7 de septiembre

Todavía hay cosas que se pueden hacer para mejorar el reloj inteligente de la manzana.

El Apple Watch ya lleva algo de tiempo en el mercado. Fue presentado exactamente hace dos años y ha estado da la venta desde abril de 2015. Desde entonces, ha ido encontrando su camino hacia una gran cantidad de muñecas, pero también frustrando a mucha gente en el camino.

Esas frustraciones - y la disminución de los envíos - no han caído en saco roto.

En junio, durante la conferencia de desarrolladores de Apple, WWDC, Apple ya mostró al mundo la próxima versión del sistema operativo del reloj, watchOS 3. Es lo más cercano a un relanzamiento completo que puedes imaginar. La función del botón lateral cambia totalmente (ahora es un dock de aplicaciones) y las aplicaciones ahora vivirán totalmente en el reloj (en lugar de llegar vía streaming desde un iPhone atado). También hay nuevas características sociales de la aptitud física, mejores caras de reloj ... y es más rápido.

Por sí mismo, watchOS 3 le dará a los clientes actuales de un Apple Watch una buena razón para sacar sus relojes del cajón y darles una segunda oportunidad.

Pero ahora que los rumores hablan de posibles recortes de precios en algunos modelos y de que llegará una secuela del Apple Watch el 7 de septiembre, es hora de echarle un ojo a lo que Apple podría traer al nuevo hardware de su reloj.

Hay un montón de espacio para crecer. El modelo actual es un producto imperfecto, en un paisaje de relojes y monitores de fitness imperfectos. Todavía no es una herramienta imprescindible. Y carece de algunas funciones clave que ya están en otros smartwatches y rastreadores de fitness. (Una de esas características es la conectividad celular incluida, que le permitiría al reloj funcionar sin un iPhone cerca, pero al parecer no está en la agenda de 2016).

No sé lo que viene, pero esto es lo que me gustaría ver.

Una mejor vida de la batería. Incluso si eso significa unas cuantas horas más, o incluso un día más, el Apple Watch podría utilizar un impulso en la vida de su batería. El mío tiene una duración de un día y medio, más o menos. Sin embargo, muchos monitores de fitness duran una semana o más (Fitbit Blaze y Charge 2 duran unos cinco días), y algunos relojes inteligentes como los de Pebble van hasta por siete días seguidos o más. El próximo Gear S3 de Samsung es más grande, pero ofrece una vida de batería más útil. El nuevo Apple Watch podría seguir una ruta similar con un modelo con una mejor batería. La historia de Apple sugiere que un segundo Apple Watch también sería más delgado.

Mejor resistencia al agua. Poder usarlo dentro de la piscina sería genial. El Apple Watch es suficiente para ejecutarse bajo el agua o si lo mojas en una tina, pero no es recomendable para la ducha y definitivamente no para la natación. Aumentar su resistencia al agua hasta al menos IP68 (el mismo nivel que el nuevo Samsung Gear S3) sería bienvenido. Aún mejor, puede ir a 3 ATM o mejor, lo que permitiría usarlo para nadar y medir tus esfuerzos en natación. Pebble, Withings y otros ya pueden hacerlo.

Seguimiento de la aptitud física más inteligente. Los rastreadores de fitness ahora pueden hacer un reconocimiento automático de la actividad. Fitbit, Pebble, Samsung y otros pueden realizar un seguimiento de tus ejercicios e incluso de tu sueño de forma automática. El Apple Watch debe ser capaz de reconocer y registrar automáticamente los modos de ejercicio, también. Algunas de las características de la aptitud de watchOS 3, como el nuevo modo de meditación Breathe y opciones de fitness conectadas socialmente, puede ayudar un poco. La mayoría de la gente compra este tipo de productos para realizar un seguimiento de su actividad. El Apple Watch - para mucha gente - es en esencia, un rastreador de fitness, pero tiene que ser aún mejor que los dispositivos dedicados a ello. Tal vez Apple pueda aplicar el aprendizaje de máquina para ofrecer un mejor rastreo de la actividad, algo que ya hacen algunos dispositivos, pero ninguno realmente lo ha dominado.

apple-watch-032116-7491.jpg

Hay mucho que Apple puede hacer para mejorar su reloj inteligente.

Sarah Tew/CNET

GPS y barómetro. Hablando de ejercicios el Apple Watch bien podría usar GPS para monitorizar tus salidas a correr cuando estás lejos del iPhone. Muchos otros dispositivos ya lo hacen, incluyendo el Gear S3. Hay rumores de que el próximo Apple Watch tendrá también un barómetro, lo cual podría medir datos como la subida de escaleras como lo hace el Fitbit.

Seguimiento del sueño. Una mejor batería podría significar hacer cosas que el Apple Watch aún no hace. El sueño es una omisión evidente. La mayoría de los monitores de actividad física llevan un recuento de tu sueño. El Apple Watch también debería hacerlo. Otra ventaja para el seguimiento del sueño es la capacidad de reunir una medición de la frecuencia cardíaca en reposo más precisa, algo que Apple Watch tampoco hace todavía.

Un montón de nuevas caras del reloj. Más específicamente, una tienda de esferas para el reloj. Por supuesto, eso no es una característica específica para el Watch 2, pero el Apple Watch ha tenido una evidente falta de fondos de pantalla de terceros en comparación con lo que vemos con Android Wear, Samsung Gear o incluso plataformas Pebble. Los fondos de pantalla son muy divertidos. Apple, obviamente, puede atraer grandes diseñadores de renombre y marcas para hacer caras del reloj, así que ¿dónde están?

Un mejor control táctil. En el iPhone no uso a menudo Touch 3D, la tecnología sensible a la presión que permite hacer una presión suave en la pantalla para activar diferentes funciones. Pero pude ver que es algo útil en el Apple Watch. El Apple Watch original tiene Force Touch, pero no Touch 3D. La diferencia es que toda la superficie del reloj de Apple es menos sensible a la presión: no se puede presionar suavemente en ciertas partes y esperar el nivel de control fino que permite Touch 3D. El reloj podría utilizar el diseño sensible a la presión ampliado para una forma más elegante a la vista y lanzar aplicaciones, por ejemplo, o actuar como un control remoto inteligente en el hogar.

Una reducción de precios. El Apple Watch actual ya ha sido muy rebajado en muchas tiendas y se vende a un precio tan bajo como US$250 en EE.UU., pero un precio oficial aún menor para el modelo deportivo (por ejemplo, US$200) sería mucho más fácil de justificar para muchas personas, y sería un mejor competidor frente a los dispositivos de Fitbit, Pebble y Withings del mundo -- muchos de los cuales ahora cuestan US$150 o menos. O Apple podría simplemente rebajar el precio de los modelos de primera generación de Apple Watch y mantenerlos activos, como lo hace Apple con el iPhone del año anterior.

Todo esto lo sabremos muy pronto con seguridad, así que no se pierdan NUESTRO BLOG EN VIVO con todas las novedades del evento de Apple del 7 de septiembre.