Apple tiene un día más para oponerse a orden judicial en caso San Bernardino

Un tribunal extendió el plazo para que Apple responda de manera formal a una orden para ayudar al FBI a tener acceso al iPhone 5C de uno de los terroristas del ataque perpetrado en California en diciembre pasado.

Simpatizantes de Tim Cook se plantan afuera de una tienda Apple en San Francisco y muestran un 'sticker' que dice: 'No doy mi consentimiento para que se investigue este teléfono'

Foto de James Martin/CNET

Apple ahora tiene tres días adicionales para prepararse en su desafío a una orden judicial federal.

En un caso de alto perfil, un juez federal de California ordenó a principios de esta semana que Apple ayude al FBI a desbloquear un iPhone vinculado al ataque terrorista de San Bernardino, California, en diciembre. El juez le dio originalmente a la empresa cinco días hábiles para responder ante un tribunal; es decir, la respuesta debía enviarse el martes de la próxima semana.

Ahora ese plazo se ha pospuesto hasta el viernes 26 de febrero, de acuerdo con Bloomberg News, que cita dos fuentes no identificadas.

Ni Apple ni la corte respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, sin embargo, ya ha declarado públicamente que su empresa no va a cumplir con lo que llamó una orden judicial "escalofriante".

"El gobierno de Estados Unidos nos ha pedido algo que simplemente no tenemos, y es algo que consideramos muy peligroso crear," Cook, escribió en una carta abierta publicada en la página Web de Apple. "Nos han pedido construir una puerta trasera para el iPhone".

Hay mucho en juego en este caso, pues enfrenta a la seguridad nacional con el respeto por la privacidad de los consumidores comunes y corrientes. El enfrentamiento también sube la temperatura de las tensiones latentes entre Washington y Silicon Valley sobre la llamada tecnología cifrada (o encriptada) que codifica la información para evitar que lectores no autorizados tengan acceso a la información en los dispositivos.

Cook se ha ganado el apoyo de peces gordos de alta tecnología, incluyendo los presidentes ejecutivos de Google y Twitter, junto con defensores de la privacidad, como la Electronic Freedom Foundation.

Las críticas a la postura de Apple han sido igualmente fervientes. El aspirante presidencial republicano Donald Trump instó a la empresa a bajar la guardia. "¿Quiénes se creen que son? Ellos tienen que abrirlo," dijo Trump sobre el controversial iPhone. "Tenemos que usar el sentido común".

Para acceder a las entrañas del iPhone en el caso de San Bernardino, el FBI quiere que Apple construya una nueva versión de su software iOS que evite las funciones de seguridad del iPhone y crear lo que Cook ha descrito como "el potencial para desbloquear cualquier iPhone en posesión física de alguien".

El FBI está intentando acceder a un iPhone 5C utilizado por uno de los autores del ataque terrorista de diciembre de 2015 en San Bernardino que dejó un saldo de 14 personas muertas y 22 heridos. Cook dijo que los ingenieros de Apple han estado trabajando con el FBI desde el ataque y han "ofrecido a sus mejores ideas en una serie de opciones de investigación a su disposición".

El plan del FBI pasaría por alto las funciones de seguridad que limitan el número de veces que se puede introducir una contraseña incorrecta antes de que un teléfono quede inservible. En la actualidad, un iPhone se borra a sí mismo si se introduce una contraseña incorrecta 10 veces seguidas. Con esa función desactivada, los investigadores podrían introducir contraseña tras contraseña hasta dar con la correcta.

Apple está dispuesta a desafiar al gobierno aun si debe llegar a la Corte Suprema, de acuerdo con CBS News, citando fuentes no identificadas. (CBS es la compañía matriz de CNET y CNET en Español).

Close
Drag