Las ventas del iPhone se desaceleran ante el inminente arribo del iPhone 6S

La gigante de Cupertino vendió 47.5 millones de iPhones, menos que el trimestre anterior, pero tuvo ingresos totales muy sanos de US$49,600 millones en su tercer trimestre fiscal.

El iPhone 6 lleva ya 10 meses en las tiendas pero se sigue vendiendo como pan caliente. Sarah Tew/CNET

Apple anunció el martes su reporte financiero de su tercer trimestre fiscal, en el que la gigante de Cupertino vendió 47.5 millones de unidades del iPhone, un aumento del 35 por ciento con respecto al mismo periodo de 2014.


Mientras se acerca el arribo del nuevo modelo del iPhone -- el esperado iPhone 6S, que muy posiblemente llegará en septiembre -- las ventas del celular cayeron en comparación con el trimestre anterior, cuando la empresa vendió 61.1 millones de unidades del iPhone.

La compañía de Cupertino dijo haber obtenido US$49,600 millones en ingresos en el periodo y US$10,700 millones en ganancias netas. Ambas cifras también fueron más alta en comparación con el mismo trimestre del año pasado, cuando la empresa obtuvo US$37,400 millones en ingresos y US$7,700 millones en ganancias netas.

Apple dijo que las ventas internacionales -- fuera de Estados Unidos --, ya suman el 64 por ciento de los ingresos totales.

Las ventas del iPad volvieron a caer año sobre año. Apple dijo que se vendieron 10.9 millones de unidades de su tableta, frente a las 13.2 millones de unidades vendidas en el tercer trimestre de 2014. Las empresa vendió 4.8 millones de computadoras Mac, un incremento frente al año anterior.


Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple, se mostró positivo frente a las sólidas cifras y el continuo éxito del iPhone 6. "Tuvimos un excelente trimestre, con ingresos del iPhone un 59 por ciento mejores que el año anterior, ventas robustas de Mac, un nuevo récord por ingresos de servicios, gracias a la App Store, y un gran inicio de ventas del Apple Watch".

Apple sigue sin revelar cifras exactas de las ventas iniciales del Apple Watch. En la categoría "Otros productos", en la que entran productos como el Apple Watch, Apple TV, Beats, iPod y accesorios oficiales y de terceros, Apple dijo que se obtuvo US$2,641 millones en ingresos, mil millones de dólares más que los US$1,689 millones generados en el mismo periodo de 2014, antes de que saliera el reloj. Sin embargo, la empresa no desglosó la cantidad ni el tipo de unidades vendidas. Esos US$1,000 millones adicionales de ventas en la categoría Otros se pueden adjudicar al Apple Watch, que fue el único producto nuevo e importante que Apple lanzó en ese apartado.

Cook también dijo que Apple Music ha tenido un recibimiento sobresaliente por parte de los consumidores, pero la compañía aún no puede registrar ingresos por suscripción, pues el servicio de música por streaming está en fase de prueba, la cual termina en septiembre; a partir de octubre, los usuarios deberán pagar US$10 mensuales por el servicio.

Las cifras de Apple, si bien superaron cifras del año anterior, no convencieron a los analistas. Las ventas del iPhone fueron inferiores a las estimaciones de analistas, lo que castigó al precio por acción de Apple, y cayó 7.5 por ciento a un precio de US$121 por acción. Los analistas, según Fortune, esperaban ventas de 49.4 millones de unidades de iPhones.

Cook volvió a mencionar el increíble crecimiento que ha tenido Apple en China, y mencionó que esperan que el mercado chino se convierta en el más importante para Apple en el futuro cercano. Los ingresos de China durante el tercer trimestre de Apple fue de US$13,230 millones, cifra que se duplicó año con año de US$6,230 millones en el mismo trimestre de 2014.

Apple reveló las estimaciones para su cuarto trimestre fiscal y esperan ingresos de US$49,000 y US$51,000 millones, cifras no tan alentadoras y por debajo de los US$51,100 millones que los analistas pronosticaban, según Reuters.

Close
Drag

Con la colaboración de Shara Tibken.