CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

Scott Forstall rompe el silencio sobre los inicios del iPhone

Tras haber sido despedido de Apple, uno de los primeros ingenieros en trabajar en el teléfono de Apple, cuenta cómo se gestó el iPhone y habló cándidamente de su amigo, Steve Jobs.

Scott Forstall, el ex ejecutivo de Apple, habló por primera vez en público sobre su tiempo en la afamada compañía y el desarrollo del iPhone. 

Claudia Cruz/CNET

MOUNTAIN VIEW, California — Hace más de 10 años, detrás de cuatro puertas seguras en las oficinas del edificio No. 2 en el campus de Apple en Cupertino, Scott Forstall y su equipo trabajaban en secreto en el desarrollo de un dispositivo que -- aseguraban -- revolucionaría el mundo de la comunicación: el iPhone. 

Cautelosamente, Forstall y otros comenzaron a reclutar empleados de otros equipos de Apple para unirse al proyecto secreto con el nombre código "Purple". Entre otros, trajeron a Nitin Ganatra, quien ya tenía 12 años en Apple, y a Scott Herz, quienes desarrollaban el sistema operativo Mac OS X. Del Reino Unido, después de dos intentos, convencieron a Hugo Fiennes, un desarrollador de hardware quien diseñó el primer reproductor MP3 para carros, para que se mudara a California. 

Esos cuatro miembros del equipo original que creó el primer iPhone participaron en una charla este martes desde el Museo de la Historia de la Computación en esta ciudad. Era la primera vez que Forstall concedía una entrevista desde que fue despedido de Apple por no disculparse con el público sobre los problemas con el app de Mapas en el 2012

Sin duda, Forstall, quien ahora es un productor de obras teatrales en Broadway e inversionista en startups como Snapchat, fue la atracción de la noche por haber estado involucrado desde el principio en el desarrollo del iPhone. Él compartió varias anécdotas de aquellos momentos cuando la idea del iPhone comenzaba a formularse en la cabeza de su gran amigo, el cofundador y presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs. 

"Estábamos sentados almorzando viendo a todas las demás personas usando y luchando con sus celulares", dijo Forstall cuando luego escuchó a Jobs decir, "¿No crees que podemos tomar aquel demo de la tableta con la pantalla táctil y hacerlo más pequeño?". 

"Entonces Steve dijo, 'Pon la tableta en pausa. Vamos a diseñar un teléfono'", dijo Forstall. 

Era 2005 y la tableta a la que se referían era el iPad, que según Forstall se encarnó por el "odio" que sentía Jobs contra Microsoft, y en particular uno de sus empleados. Y es que Microsoft en ese momento desarrollaba una tableta y dicho empleado le restregó eso en la cara a Jobs. En ese momento Jobs decidió crear una tableta mejor que la que desarrolló Microsoft y la crearía sin la necesidad de un lápiz óptico. 

"¿Para qué necesitamos un stylus cuando ya tenemos 10 stylus con nuestros dedos?", le dijo Jobs a Forstall.

El resto es historia. Jobs presentó el iPhone en enero del 2007 y Apple lo sacó al mercado 29 de junio del 2007. A pesar de que las primeras reseñas del teléfono fueron malas ("porque nadie entendía que estábamos cambiando el paradigma", dijo Forstall), el iPhone sí logró revolucionar el mundo. A la fecha se han vendido más de 1,300 millones de unidades del iPhone. Por su parte, el iPad tuvo que esperar hasta el 2010 para salir al mercado. 

Sobre Jobs, Forstall lo describió como una persona "única" quién ayudó a salvarle la vida una vez que se enfermó y dijo que su muerte, el 5 de octubre de 2011, fue devastadora.

"Me sorprendió porque pensé que él siempre estaría aquí", dijo.