​Apple, Samsung y LG, entre las tecnológicas ligadas a minería infantil en Congo

Un informe de Amnistía Internacional y Afrewatch asegura que estas empresas tecnológicas se relacionan directamente con la explotación de niños en la República Democrática del Congo por adquirir cobalto, utilizado en las baterías de sus dispositivos.

Samsung Galaxy S4

Samsung, Apple, LG, Motorola, Microsoft, Sony y Huawei estarían vinculadas a la compra de cobalto para sus baterías en Congo.

Foto de Sarah Tew/CNET

¿Has cargado tu celular esta mañana? Probablemente si posees un dispositivo de Apple, Samsung, Microsoft, Sony, Huawei, Motorola o LG tengas entre tus manos parte del producto de la explotación infantil en las minas de la República Democrática del Congo (RDC), de donde se extrae el cobalto necesario para la batería de litio-ion de tu móvil.

Según un reporte reciente de Amnistía Internacional y Afrewatch, los niños que trabajan en la explotación minera en este país africano apenas ganan el equivalente a US$1 ó US$2 por día, exponiendo su vida al no tener ni las más mínimas condiciones de seguridad laboral, ni siquiera mascarillas para evitar el polvo generado por la extracción del cobalto.

El reporte, titulado "This is what we die for" (Esto es por lo que morimos), asegura que aunque las empresas mencionadas antes no adquieren directamente el cobalto a las que se encargan de la extracción del mineral, lo hacen a través de una empresa china, Huayou Cobalt, conocida por ser dueña de las compañías locales del país africano que sí conocen la situación de abuso en la que trabajan los niños.

Además de las empresas fabricantes de dispositivos móviles, Amnistía Internacional menciona a Dell, HP, Vodafone y a empresas automotrices como Daimler AG, Volkswagen y la firma china BYD.

La investigación está basada en entrevistas a 87 personas que han trabajando en las minas, incluyendo a 17 niños con edades entre los nueve y los 17 años. Las organizaciones dijeron haber obtenido fotografías y videos de las malas condiciones en las que trabajan los mineros, que ocasionaron la muerte de 80 de ellos entre septiembre de 2014 y diciembre de 2015.

RDC provee al menos el 50 por ciento del cobalto utilizado en el mundo. Según el informe, hasta 1990 una empresa estatal controlaba la minería, pero la caída de la economía derrumbó a la propia empresa. Desde entonces el gobierno anima a los mineros artesanales a excavar en busca de cobalto en áreas de alto riesgo para la minería industrial, pero que han pasado las regulaciones ambientales y de seguridad. Sin embargo, Amnistía Internacional revela que no se han autorizado suficientes zonas, lo que obliga a muchos a trabajar en zonas no reguladas, eso sí, pagando a trabajadores del gobierno que les extorsionan para permitirles el acceso a lugares en donde pueden perder la vida.

Las fabricantes responden

El informe de Amnistía Internacional sobre la situación de quienes extraen el cobalto en RDC también incluye respuestas de las compañías acusadas de adquirir este material a empresas relacionadas con la minería infantil y que exponen a sus trabajadores a la muerte. A continuación, la respuesta de los dos principales fabricantes de dispositivos móviles del mundo:

Samsung SDI, por ejemplo, la subsidiaria encargada del área de baterías y energías renovables de la empresa sudcoreana, negó la relación directa con las empresas investigadas en el informe, pero aclaró que otra compañía que le suple del mineral sí lo tiene, aunque finalmente desconoce con exactitud de dónde proviene el cobalto que adquiere.

"En realidad, es muy difícil de rastrear la fuente de este mineral debido a que los proveedores no divulgan la información y por la complejidad de las cadenas de suministro. Por lo tanto es imposible para nosotros determinar si el cobalto suministrado a Samsung SDI viene de las minas de Katanga en la República Democrática del Congo ".

Apple no confirmó su relación con las empresas que explotan de forma poco ortodoxa el cobalto en RDC, aunque la empresa dijo que evaluaba todos los procesos de obtención de los materiales con los que trabaja. Sin embargo, Amnistía Internacional recuerda que al ser una compañía de EE.UU. tendría que haber tenido en consideración las advertencias dadas por el país sobre la mano de obra infantil vinculada a la extracción de cobalto en 2009.

"Evaluamos actualmente decenas de diferentes materiales, incluyendo cobalto, con el fin de identificar riesgos laborales y medioambientales, así como oportunidades de Apple para lograr de manera efectiva un cambio escalable y sostenible ".

Motorola, por su parte, respondió a una solicitud de información de CNET en Español en la que asegura que al incumplir su código de conducta, el proveedor mencionado en el informe dejará de serlo pronto.

"Requerimos a todos nuestros proveedores y nuestros licenciatarios de marcas que cumplan con el código de conducta de proveedor de Motorola, publicado en nuestro sitio Web. Estamos tomando una serie de medidas para hacer la transición de dos licenciatarios desde el proveedor nombrado en el informe, y estamos comprometidos a completar dicha transición lo antes posible teniendo en cuenta las preocupaciones que plantea Amnistía Internacional. Más detalles sobre las medidas que estamos tomando están incluidos en el informe de Amnistía".

Un portavoz de Sony también respondió al llamado de nuestro sitio Web asegurando que, aunque no ha encontrado directamente una relación con la cadena de suministros de la investigación de Amnistía Internacional, investigarán más en detalle para asegurarse que todos sus proveedores cumplan su código de conducta.

Aquí puedes consultar el informe completo en inglés y la respuesta de todos los fabricantes de dispositivos móviles y autos en el PDF de Amnistía Internacional.

CNET en Español consultó con los fabricantes de celulares para conocer su postura actual una vez revelado el informe. Actualizaremos esta información cuando tengamos novedades.

Nota del editor: este artículo fue actualizado a las 9:48pm/CEST para incluir comentarios de Motorola y Sony.

Close
Drag