Apple quiere dar giro ambientalista a sus fábricas de China

La gigante de Cupertino quiere que sus socios de producción en el país asiático adopten el uso de la energía renovable, pero admite que es un proceso que tomará años.

Apple apunta a que todas sus operaciones en China se potencien con energía renovable.

La gigante de Cupertino trabajará con sus socios de producción en China para que estos adopten el uso de energía renovable, dijo la compañía en un comunicado el lunes. Sin embargo, Apple no proveyó una fecha exacta en la que se completará la conversión y reconoció que será un proceso que requerirá de tiempo.

"Hemos establecido un ejemplo al hacer que nuestros centros de datos, nuestras tiendas físicas y nuestras oficinas corporativas se potencien con energía renovable. Estamos listos para liderar el camino hacia la reducción de emisiones de carbono a raíz de los procesos de manufactura", dijo el presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, en el comunicado. "Esto no ocurrirá de la noche a la mañana -- de hecho, tomará años -- pero es un trabajo importante que se tiene que realizar, y Apple está en una posición única para tomar la iniciativa hacia esta ambiciosa meta. Es una responsabilidad que aceptamos. Estamos emocionados de trabajar con los líderes de nuestra cadena de suministro que quieren estar a la vanguardia de la transformación hacia la energía renovable en China".

Apple no respondió inmediatamente a una solicitud de comentario.

Apple depende mucho de las fábricas con sede en china, incluyendo la más grande del mundo, Foxconn. A medida que el éxito de Apple continúa floreciendo en la industria de la tecnología, estas fábricas están produciendo más y más iPhones, computadores y otros productos, como el reloj inteligente Apple Watch. Muchas de estas fábricas utilizan energía que no es renovable y es perjudicial al medio ambiente.

Foxconn, que también fabrica dispositivos para Microsoft, HP y otras empresas, ha sido una de las compañías chinas que han alzado la voz para apoyar las tecnologías ambientalistas. El año pasado, por ejemplo, la empresa anunció que construirá un nuevo complejo en la provincia china de Guizhou que brindaría eficiencia energética y sería bueno para el medio ambiente. El parque industrial, que abarca un lote de 500 acres, utilizará la energía eólica, el acero reciclado y otras tecnologías ambientalistas para reducir su impacto en el medio ambiente. El complejo albergará fábricas de smartphones y otros productos.

Esta no es la primera vez que Apple ha utilizado su poder como la compañía de tecnología más poderosa del mundo para efectuar cambios en sus socios de producción. La empresa lanzó una investigación laboral para asegurarse de que a los trabajadores en las fábricas de sus socios se les trataba de manera justa. También ha impedido que las empresas utilicen productos químicos dañinos durante el proceso de producción. En casi todos los casos, Apple ha exigido algo que sus socios tienden a cumplir sin dubitativas.

La compañía dijo el lunes que el 87 por ciento de sus operaciones globales son potenciadas por energía renovable, y planea alcanzar el 100 por ciento en el futuro.

De acuerdo con su página de responsabilidad ambiental, el 100 por ciento de sus operaciones en EE.UU. están potenciadas por energía renovable. Todos los centros de datos de Apple están potenciados por energía renovable también.

Apple también anunció el lunes que se ha asociado con el World Wildlife Fund para proteger 1 millón de acres de bosques en China.

El anuncio del lunes arriba semanas después de que Apple lanzó un proyecto de energía solar en china para potenciar sus tiendas físicas y sus sedes en China.

Close
Drag