Apple Pay impulsa adopción de pagos móviles en EE.UU.

Cadenas como Whole Foods, McDonald's y Walgreens revelan que cada vez más usuarios pagan con Apple Pay u otros servicios móviles similares, según 'The New York Times'.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Como lo habían pronosticado algunos expertos, el Apple Pay está popularizando la adopción de los servicios de pagos móviles. Y ya están emergiendo señales de ello.

La cadena de tiendas de alimentos Whole Foods indica que ha procesado 150,000 transacciones realizadas con Apple Pay, mientras que McDonald's afirma que el 50 por ciento de pagos se han realizado con el servicio de Apple, de acuerdo con cifras reveladas por The New York Times.

Whole Foods, una de las tiendas más grandes en Estados Unidos y que forma parte de las más de 200,000 tiendas que aceptan Apple Pay, comentó a la publicación ver un incremento en el número de pagos realizados con Apple Pay, aumento que se consiguió sólo tres semanas después de que el servicio llegó al iPhone 6 y iPhone 6 Plus con iOS 8.1.

Al respecto, Denée Carrington, analista de la firma Forrester Research, reveló al Times que mucha de esta aceptación tiene que ver con lo fácil que es realizar las actividades con dispositivos de Apple, sin embargo, Carrington cree que la forma de realizar pagos no cambiará de la noche a la mañana, pero este nivel de aceptación no había pasado con ningún otro servicio de pagos móviles antes de Apple Pay.


La cadena de comida rápida McDonald's, que acepta Apple Pay como forma de pago en las 14,000 sucursales que tiene por el territorio estadounidense, reveló que el 50 por ciento de los pagos fueron hechos con el servicio móvil de Apple. Caso similar con la cadena de farmacias Walgreens, que reportó un aumento del 50 por ciento en el número de pagos móviles desde la salida de Apple Pay.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas para Apple y su cartera digital. En semanas pasadas, la misma publicación estadounidense reportó que las tiendas Rite Aid y CVS --también en Estados Unidos-- decidieron poner un bloqueo en sus terminales de cobro para que los usuarios no pudieran realizar pagos con Apple Pay. Ambas cadenas quiere impulsar CurrentC, un servicio de pagos móviles similar.