CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Apple y Microsoft apoyan a Google contra orden de cateo del FBI

En una declaración legal, las gigantes de tecnología argumentan que no están obligadas a entregar datos de clientes a las autoridades estadounidenses cuando la información está almacenada en el extranjero.

CNET

Microsoft, Amazon, Cisco y Apple presentaron el pasado viernes una declaración de apoyo a favor de uno de sus principales rivales: Google, empresa que se encuentra en medio de una apelación contra un pedido de información del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

El caso, que es procesado en un tribunal federal de Pensilvania, apunta a los datos de dos individuos investigados por fraude almacenados en servidores en el extranjero. Google se ha negado a entregar la información argumentado que al no estar guardada en territorio estadounidense no está obligada a hacerlo.

Las cuatro gigantes de tecnología se unieron para presentar un amicus, una declaración usualmente presentada por una parte no involucrada en un caso legal en la que se expresa un argumento de apoyo.

Según el documento enviado por las empresas a la corte federal del Distrito Este en el estado de Pensilvania, el asunto no es que el FBI no tenga derecho a ejecutar una orden de allanamiento en busca de la información privada y digital de personas en Estados Unidos. Incluso existe una ley, la de Comunicaciones Almacenadas de 1986 (SCA, por sus siglas en inglés), que permite que las compañías de tecnología cooperen con las autoridades que presenten una orden de cateo. Pero, Microsoft, Amazon, Cisco y Apple argumentan que esta ley no es válida cuando los datos se encuentran fuera del territorio estadounidense.

Apple, Amazon, Microsoft y Cisco dicen que si el Congreso de EE.UU. quiere que la SCA incluya la búsqueda de datos en el extranjero, debe ser el cuerpo legislativo el que debería ampliar la ley y no un tribunal.

La SCA se aprobó hace más de tres décadas, antes de que existieran servidores de almacenamiento de datos digitales diseminados por todo el mundo.

Otros argumentos de las compañías incluye que si las cortes permiten que el FBI tenga este alcance, no sólo violarían las leyes de privacidad en otros países con cada allanamiento sino que "invitaría a otras naciones a actuar en correspondencia y a exigir acceso a las comunicaciones almacenadas en EE.UU. sin importar las leyes estadounidenses".

El amicus fue enviado casi un mes después de que un juez del Distrito Este en el estado de Pensilvania emitiera una decisión que obligaría a Google a darle al FBI la información sobre el presunto fraude perpetrado por los dos estadounidenses en EE.UU. Google argumenta en su apelación que el fallo no está siguiendo la SCA al pie de la letra.

En enero del 2017, Microsoft ganó un caso contra el gobierno de EE.UU. que buscaba los correos electrónicos privados de un individio no estadounidense. En ese caso, los datos se encontraban en un servidor en Irlanda.

Estas muestras de apoyo entre las gigantes de tecnología ya se habían visto antes: Google presentó un amicus a favor de Apple cuando la empresa de Cupertino se negó a ayudar al FBI a desbloquear un iPhone perteneciente a uno de los perpetradores de una masacre en San Bernardino, California.