CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Computadoras portátiles

Lo que quiero ver en las nuevas MacBooks de Apple en 2016

Lo ideal sería una fusión entre todas las computadoras portátiles de la manzana. ¿Será mucho pedir?

Las MacBook de Apple son muy bonitas; pero ya va siendo tiempo de un cambio drástico en diseño

CNET

Actualmente tengo una MacBook Air de 13 pulgadas que compré a mediados de 2012 -- o sea, mi portátil tiene ya poco más de tres años, pero bien vividos. La compré en el sitio en línea de Apple, pues la elegí con el procesador Intel i7 más poderoso (en ese entonces era un 2GHz) y 8GB en RAM. El SSD es de 256GB.

Antes de la Air tuve una MacBook Pro de 15 pulgadas, ésa que todavía tenía los indicadores de batería en el costado izquierdo.

Como podrán ver, tuve dos portátiles totalmente distintas. Sin embargo, ambas tienen y tuvieron aspectos que extrañé una de la otra; pero también hay algunas cosas que aún no he visto en las computadoras de Apple y que me gustaría ver, lo más pronto posible.

Para mí, la MacBook Air sigue siendo la computadora más completa que existe. El sistema operativo es robusto y seguro, además de que si la tratas y cuidas con cautela, no debes preocuparte de virus; tiene las aplicaciones que el usuario promedio necesita; su diseño es bastante atractivo y el aluminio hace que la computadora pueda durar varios años sin que se decolore o sufra desperfectos. Además, la portabilidad y el poder de procesamiento interno es suficiente (y hasta sobra) para la mayoría de usuarios. Finalmente, con la aparición de la MacBook de 12 pulgadas, la Air se volvió la computadora de entrada para los usuarios que buscan su primera Mac.

Sin embargo -- y tristemente -- Apple no ha actualizado la línea de MacBook Air y, en realidad, las Pro tampoco han recibido tantos cambios en cuanto a diseño, a pesar de que Apple sí las ha adelgazado en los últimos años y les colocó una pantalla de alta resolución (también conocida como Retina).

Ahora bien, con la llegada de computadoras de Windows que incorporan un diseño bastante atractivo, además de especificaciones demandantes, Apple tiene una buena oportunidad para demostrar por qué sus productos sobresalen y roban miradas en cuanto a desempeño y diseño.

Esta es mi lista de deseos (¿será mucho pedir?) para las MacBooks del año que comienza:

MacBook, sin biseles

La pantalla de la XPS 13 de Dell es un deleite a la vista

Joshua Goldman/CNET

Las MacBook, al igual que el iPhone y iPad, tienen biseles grandes, algo que al parecer es parte importante en los productos de Apple, pues a pesar de que los dispositivos cada vez son más delgados, el bisel nunca cambia de tamaño.

Un buen ejemplo de lo que una MacBook debería de ser, al menos en términos de pantalla, es la Dell XPS 13. Una computadora que es pura pantalla de borde a borde, literalmente.

La XPS 13 de Dell se asemeja bastante a la MacBook Air (principalmente la versión de 2014); pero para este año Dell dio un cambio -- para positivo -- al agregar esta pantalla que deja un bisel casi mínimo.

Apple ya demostró que puede colocar una pantalla Retina en pequeños cuerpos de computadoras portátiles (como la MacBook 2015), pero ahora Apple debe demostrar que puede y sabe cómo hacer para colocar una pantalla de alta resolución y, al mismo tiempo, eliminar los biseles tan old fashion.

Colores: algo como la MacBook, pero sin caer en la iBook

La MacBook 2015 llegó en dorado, gris espacial y plata. Muy bien, Apple; ¿lo mismo para las MacBook Air y Pro?

Sarah Tew/CNET

Nunca pensé decirlo, pero los tres tonos que Apple lanzó junto con la MacBook 2015, fueron un cambio tan sorpresivo como necesario. El aluminio que Apple utiliza para las MacBook, a pesar de ser muy elegante, ya cansa(ba).

Para los que tienen buena memoria, ya van casi 10 años desde que Apple anunció la MacBook de policarbonato en tono negro. Desde entonces -- salvo la variante de dicha MacBook en tono blanco --, Apple ha mantenido el color del aluminio como el único para su línea de MacBook Air y MacBook Pro.

Con el lanzamiento de la MacBook en los mismos tonos que el iPhone y iPad, creo que es momento de que en 2016 el resto de las computadoras, o al menos las portátiles, hagan lo mismo al "pintarse" de gris, gris espacial y dorado.

La verdad es que no espero mucho una MacBook dorada o gris, sino una MacBook en tono oscuro; ya sea negra como la MacBook de policarbonato negro o una MacBook con gris espacial. Lo único que quiero es ver más variedad en los tonos de las portátiles de Apple. (Pero sin caer en las iBook "Clamshell").

¿Habrá un Santo Grial en tamaño?

Como sucede con la mayoría de las cosas, a cada quien le acomoda mejor un tamaño de computadora. La decisión final de elegir una MacBook recae en las necesidades de cada usuario.

Como ya expliqué antes, tengo una MacBook Air de 13 pulgadas. Hasta hace algunos meses, le tenía conectado un Thunderbolt Display de Apple; pero terminé por regalarlo a mi padre, pues ya casi no usaba el monitor.

La razón para deshacerme del monitor: OS X El Capitan.

Creo que ahora es más cómodo, gracias a la pantalla dividida y las aplicaciones con el modo en pantalla completa, ahora es más sencillo tener dos o tres aplicaciones ejecutándose a la vez en un monitor. Cabe resaltar que para mí sigue siendo muy cómodo utilizar el modo de pantalla completa con Chrome y Tweetbot trabajando lado a lado en las 13 pulgadas de mi MacBook Air.


Dicho eso, sigo esperando --y ahorrando-- para comprar una MacBook de 15 pulgadas.

Creo que 2016 es un buen año para que Apple se anime a hacer a las MacBooks sin biseles y en diferentes tonos de aluminio. Entonces estaré listo para comprar la Pro de 15 pulgadas.

¿Por qué la MacBook Pro de 15 pulgadas? Creo que en esa pantalla son mejor aprovechadas las funciones de OS X El Capitan y resalta aún más la nula necesidad de conectar un monitor externo a la Pro.

Asimismo, mi pasión y hobby es la fotografía, así que editar las imágenes en la pantalla Retina de 15 pulgadas, además de que aún tiene la entrada para tarjetas microSD, hacen que sea la perfecta aliada.

Sin embargo, no creo que la portátil de 15 pulgadas sea para todos.

En conclusión...

Es buen momento para que Apple termine de actualizar a toda su línea de computadoras -- tanto interna como externamente.

Las MacBook necesitan cambiar para agregar el nuevo sistema de teclado de mariposa; que las MacBook que aún faltan por tener el trackpad con 3D Touch lo agreguen y que vengan mejoras internas en RAM, procesamiento y almacenamiento interno. Además, que las Air y Pro sigan los pasos de la MacBook y estén disponibles también en diferentes tonalidades. No olvidemos del puerto USB Tipo C en las Air y Pro, que si bien aún no es indispensable, agregar el puerto a toda su línea impulsará a la adopción del mismo.

Por último, pero no menos importante: los biseles, Apple, los biseles.

Reproduciendo: Mira esto: La nueva Macbook pesa 2 libras y viene en dorado
1:42