CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

Apple posee instalaciones secretas para probar partes del iPhone

Una serie de extenuantes pruebas garantiza que chips y otros componentes no sean vulnerables a posibles ataques, reportó The Independent.

Jaap Arriens/NurPhoto via Getty Images

El énfasis de Apple en proteger la privacidad de sus usuarios incluye imponer a procesadores y otros componentes que se usan en los iPhone una batería de pruebas extenuantes que garanticen que no son vulnerables a ataques.

Las pruebas, realizadas en una instalación secreta cerca del campus Apple Park —la nueva sede del gigante de Cupertino—, incluso infringe cambios extremos de temperatura a los chips, según reveló el diario The Independent, tras una entrevista con Craig Federighi, vicepresidente de ingeniería de software de Apple.

"El objetivo de someter a los chips a pruebas de estrés es ver si tienen un mal comportamiento en este tipo de situaciones extremas y, de ser así, asegurarse de que suceda en este laboratorio en lugar de que pase cuando ya estén dentro de los teléfonos de los usuarios", publicó el domingo el diario en un informe. "Cualquier tipo de mal comportamiento puede ser fatal para un dispositivo".

"Podría parecer poco probable que un teléfono normal sea sometido a este tipo de desgaste, ya que eso implicaría que sus propietarios pasen de un entorno frío de menos de 40° C a un calor de 110° C", explica el informe. "Sin embargo, el temor aquí no es normal en absoluto. Si se descubriera que los chips son inseguros bajo este tipo de presión, los actores malos comenzarían a poner los teléfonos a través de estas condiciones y todos los datos que almacenan serían eliminados".

Apple ha llevado a cabo acciones de alto perfil para apoyar la privacidad de usuario. En 2016, por ejemplo, se rehusó a alterar su software para que el FBI pudiera tener acceso a un iPhone 5C vinculado con el incidente terrorista de San Bernardino, argumentando que el cambio podría crear una puerta trasera en todos los otros iPhones. El año pasado, la empresa reveló nuevas funciones para su navegador Safari que permitían deshabilitar las herramientas de rastreo que Facebook y Twitter usan para ver los hábitos de navegación de sus usuarios.

"Sabemos que hay muchos atacantes motivados que quieren ... irrumpir en estos almacenes de información de nuestros dispositivos", explicó Federighi.

"Puedo decir que las consideraciones de privacidad son el principio del proceso, no el final", agregó Federighi. "Cuando hablamos de construir el producto, entre las primeras preguntas que nos vienen está: ¿Cómo vamos a administrar la información del usuario?".

Sin embargo, Federighi se molestó ante una implicación hecha recientemente por el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, de que Apple está convirtiendo la privacidad en un "producto de lujo".

"No creo en el asunto del producto de lujo", dijo Federighi. "Por un lado, [es] gratificante que otras compañías durante los meses pasados, al parecer están haciendo mucho ruido positivo sobre la importancia de la privacidad".

Federighi también respondió a la crítica de la decisión de Apple de mantener su información de iCloud en China en servidores de China Telecom, una operadora propiedad del Estado.

"Paso uno, claro, es el punto en que todas nuestras técnicas de minimización de datos, y la forma en que mantenemos datos en el dispositivo y protegemos los dispositivos de acceso externo, y todo eso significa que la información no está en ninguna nube en la que pueda acceder alguien", explicó.

Apple no respondió a una solicitud de comentarios.

Reproduciendo: Mira esto: Más pruebas que el Touch ID volverá al iPhone
7:45