Apple trabaja en un iPhone 'imposible de hackear': NYT

Tras las solicitudes del FBI para que Apple desbloquee un iPhone relacionado con la investigación del atentado de San Bernardino, ingenieros de la compañía ya desarrollan nuevas medidas de seguridad.

Foto de Sarah Tew/CNET

Los ingenieros de Apple están trabajando en nuevas medidas para fortalecer la seguridad del iPhone y evitar que el gobierno de Estados Unidos burle la seguridad de sus dispositivos.

Según reportó el diario The New York Times, Apple quiere evitar que el FBI y otros organismos de seguridad vulneren la seguridad de los iPhones y puedan ver la información almacenada en ellos. La empresa busca evitar así más casos como el de la semana pasada, en el que un juez federal solicitó a Apple que colabore con el FBI para desbloquear y acceder al iPhone utilizado por uno de los dos autores del tiroteo del pasado diciembre en San Bernardino, California, que dejó un saldo de 14 muertos y 22 heridos.

El reporte del diario estadounidense es el episodio más reciente en la pugna entre Apple y el FBI. La compañía californiana, a pesar de tener la opinión pública en su contra, se muestra decidida a no colaborar con la agencia de seguridad estadounidense pese a tratarse de un caso de terrorismo en suelo estadounidense.

El FBI quiere que Apple no sólo ayude a desactivar la herramienta de seguridad que elimina la información almacenada en un iPhone si se introduce erróneamente el código de bloqueo más de diez veces, sino que quiere que la gigante de Cupertino cree una puerta trasera en el sistema operativo iOS para acceder fácilmente a dispositivos que relacionados con investigaciones.

Sin embargo, Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple, junto con otras voces de alto calibre en la industria, creen que esto establecería precedentes problemáticos y nada evitaría que esta puerta trasera fuera utilizada por hackers.

Apple tiene hasta el viernes 26 de febrero para responder de manera oficial si colaborará con el FBI. Según el Times, de ser negativa la respuesta, el FBI puede solicitar ayuda del Congreso en Estados Unidos para obligar a Apple a cooperar con la investigación.