CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

OPINIÓN Tabletas

El iPad de 9.7 pulgadas sigue siendo la mejor tableta que puedes comprar

[Opinión] La sexta generación del iPad no es tan sexy como el iPad Pro, pero sí tiene lo suficiente para ser una excelente tableta todo terreno.

Óscar Gutiérrez/CNET

El iPad no tiene rival.

Han pasado ocho años desde que Steve Jobs anunció el primer iPad y en todo ese tiempo no he visto una tableta que en el combo de hardware y software pueda competir con las tabletas de Apple. Algunas lo hicieron bien, otras muy mal, pero en general no existe una mejor opción que el iPad.

Luego de usar por varios meses el iPad Pro de 10.5 pulgadas y casi usarla como sustituto de mi Mac, llegó a mis manos la más reciente: el iPad de 9.7 pulgadas de sexta generación — una actualización a su iPad de entrada y el modelo más asequible.

Las diferencias entre el iPad Pro y el iPad son enormes. Extraño el hardware tan potente del iPad Pro como para poder editar fotos y videos al vuelo y echo de menos el sonido estéreo. Pero sobre todo extraño la pantalla Pro Motion actualizándose a 120Hz con una imagen tan impecable que parece que los iconos los puedes tocar con los dedos como si estuvieran pintados.

El iPad de 9.7 pulgadas tiene muchas diferencias (y deficiencias) comparado con el iPad Pro; pero son tabletas que compiten en diferentes ligas. Pero eso no es algo malo — en realidad es algo muy bueno para los usuarios. El nuevo iPad es una tableta para todo el mundo. Quizá el nuevo modelo de 9.7 pulgadas no sea el más atractivo con esos gruesos biseles en comparación con la de 10.5 pulgadas; pero es una tableta que en manos de cualquier usuario hará maravillas.

El iPad es fantástico para navegar en la Web y hacer tareas cotidianas. Termino el día de trabajo y me siento en el sillón con el iPad en manos para leer los artículos que me faltaron en el día; veo los últimos videos de mis canales favoritos en YouTube y, en muchas ocasiones, también me la llevo a la cama para ver un episodio de Silicon Valley antes de dormir. A la mañana siguiente la uso para ver mi rutina de ejercicio y sesión de yoga; también la uso como bocina durante la ducha y por supuesto que el iPad me acompaña mientras leo las noticias matutinas o al hacer una comida con alguna nueva receta imposible que estoy intentando.

Reproduciendo: Mira esto: iPad 9.7'' (2018): Lo que nos gusta y lo que no de la...
2:28

Todas estas tareas las puedo hacer sin fijarme mucho en la batería (que Apple asegura ser de 10 horas de duración con una carga). Acostumbro a conectar el iPad un rato cada dos o tres días; o cuando salgo de la casa un sábado o domingo la dejo cargando para no volver a cargarla hasta el siguiente jueves y con suerte incluso llegar al otro sábado.

Es cierto que escribir un correo o un recordatorio en Notas o Things no es tan cómodo sin el teclado de la Smart Cover porque este iPad no tiene el Smart Connector del iPad Pro; pero para cosas cortas, escribir en el teclado virtual es suficiente. Además, es agradable tener la compatibilidad con el Apple Pencil y seguir con mi sueño guajiro de hacer un dibujo decente. Lo único que sigue sin gustarme es la forma en que se carga el Apple Pencil.

El nuevo iPad me ha servido para hacer mis tareas cotidianas de navegar en Internet; responder correos; jugar uno que otro juego; seguir leyendo de mi cuenta de Kindle; editar documentos en Word, Pages y Google Docs (bendita multiplataforma); escuchar música y cualquier otra actividad que se me ocurra. Claro que a veces hecho de menos la pantalla de alta resolución del iPad Pro, pero para el uso general el iPad de 9.7 pulgadas es suficiente.

El iPad es bonito (a pesar de los biseles y de no tener grandes cambios en su diseño), es poderoso, tiene acceso al App Store que a mi gusto tiene la mejor colección de aplicaciones hechas específicamente para tabletas, ahora es compatible con el Apple Pencil y su precio de US$329 (7,999 pesos) no se ha modificado con respecto a su versión anterior.

Hay muy pocas formas en las que el iPad puede mejorar sin asemejarse mucho al iPad Pro y evitar su competencia. Si lo que necesitas es una nueva tableta con las mejores aplicaciones, fácil de utilizar, poderosa hasta el punto de tener varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo o jugar juegos como Fortnite, el iPad de 9.7 pulgadas es fantástica para ello y que el precio se mantenga en menos de US$400 la hace aún más irresistible.