CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Apple envía invitaciones para evento del iPad en octubre

Pasada la euforia por el iPhone XS, Apple congrega a los medios para lo que creemos es el debut de los nuevos iPad Pro y, quizás, algún producto de la Mac.

La invitación de Apple en esta ocasión fue personalizada para cada invitado. Así luce la imagen colgada en la página de Apple

Zhang Peng

Apple envió este jueves las invitaciones a un nuevo evento el 30 de octubre para anunciar –posiblemente– una nueva generación de iPad Pro y nuevas computadoras MacBook.

El evento se llevará a cabo en el Teatro de la ópera Howard Gilman de la Brooklyn Academy of Music, en la ciudad de Nueva York, un lugar sorpresa ya que Apple normalmente celebra los eventos en San Francisco. El evento del iPad en marzo tuvo lugar en Chicago. La compañía parece ser que usará el auditorio Steve Jobs en el Apple Park solo para eventos que tengan foco principal el iPhone, pues ahí fue donde el mes pasado conocimos los iPhone XS y iPhone XR.

El evento del iPad llega pocos días después del 9 de octubre, cuando Google anunció la Pixel Slate, una tableta que puede ser utilizada como una computadora portátil al conectarse un teclado completo que incluso incluye un trackpad. La Pixel Slate ejecuta Chrome OS, un sistema operativo que Google también usa en las laptops Chromebook. 

Así como sucede con todas las firmas tecnológicas, Apple también ha sido víctima de filtraciones y reportes que nos pintan un panorama bastante claro de lo que podemos esperar. 

La mayoría de reportes pronostican el lanzamiento de dos tabletas iPad de la línea Pro, las tabletas más potentes –y grandes– de la cartera de Apple. La compañía lanzaría una versión de 11 pulgadas que sustituiría a la de 10.5 pulgadas lanzada el año pasado y que solo tuvo una generación. Según los rumores, Apple también presentaría un iPad Pro de 12.9 pulgadas que correspondería a la tercera generación de este tamaño.

Ambas tabletas reducirán su grosor de biseles, prescindirán del botón de Inicio (utilizado también como lector de huellas) y recibirán la función del desbloqueo facial FaceID, aunque no tendrán una ceja (notch) como los iPhone X, iPhone XR y iPhone XS, según los rumores. El procesador sería el A12X Bionic, una ligera actualización del A12 Bionic en los XS y XR.

Apple no ha confirmado nada al respecto.

Apple ya lanzó un iPad este año, pero se trató de una actualización para su modelo más asequible 

Óscar Gutiérrez/CNET

El evento de Apple de octubre será el tercero del año que se enfoca en nuevos productos de la manzana, y el cuarto si se toma en cuenta el evento para desarrolladores WWDC que tuvo como foco principal el debut de iOS 12, macOS Mojave, watchOS 5 y tvOS 12. 

Uno de los eventos de Apple en este año ya tuvo que ver con el iPad, pero se trató de un anuncio algo escueto, pues fue para anunciar un iPad de 9.7 pulgadas (de sexta generación). El evento se celebró en marzo a puerta cerrada en una escuela de Chicago y no fue transmitido por Internet, como sí ocurre con los eventos más importantes de Apple que se transmiten incluso a través de Google Chrome.

El iPad, que nació tres años después del iPhone, no ha tenido el mismo éxito del celular. La tableta, si bien domina este mercado con la mayor distribución de unidades por trimestre, ha sido criticada por tener el potencial de una computadora portátil pero que está desaprovechado por iOS al no ofrecer funciones más inclinadas o similares a macOS, el sistema operativo de la Mac. El año pasado, con iOS 11, Apple dotó al iPad de algunas funciones extra para potenciar la productividad, pero aún así no está a la par de las funciones que ofrecen las Microsoft Surface o las propias Chromebooks. 

En cuanto a las computadoras, rumores apuntan a que veremos una necesaria y esperada actualización para la Mac mini, la computadora de escritorio más asequible de Apple por ser solo el CPU. Apple también lanzaría una nueva MacBook de 13 pulgadas, pero no se esperan cambios drásticos en su línea de computadoras.