CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Apple está por anunciar resultados, pero ¿qué hay del iPhone 8?

Se espera que la compañía registre un modesto aumento en ventas para su segundo trimestre fiscal, pero todos los ojos ya están mirando hacia el futuro.

Hace un año, las ventas de iPhone de Apple cayeron por primera vez y todo el mundo se asustó.

Este año, no importa qué ocurra, la gente probablemente se encogerá de hombros mientras esperan el debut del próximo iPhone.

Wall Street está esperando un ligero rebote cuando Apple informe sus resultados fiscales del segundo trimestre el martes. Las estimaciones calculan que las ventas de iPhone suban un poquito, a 52.2 millones, frente a las 51.2 millones de hace un año, según la firma de inversiones Stifel Nicolaus. Los ingresos también se espera que aumenten en el trimestre fiscal, que terminó a finales de marzo, pero no con el gran salto que Apple informó en el pasado.

Fue el segundo trimestre completo de las ventas de iPhone 7, pero nadie anticipa ni un estallido ni un desastre. Normalmente, los analistas no comienzan a mirar hacia adelante hasta el trimestre que termina a finales de junio, el último período completo antes de que se publique un nuevo modelo. Eso se debe a que Apple suele desvelar sus nuevos iPhones a principios de septiembre y comienza a venderlos más tarde en ese mes.

Pero este año -- el décimo aniversario del primer iPhone -- es diferente.

Ya los analistas y otros observadores del mercado están viendo hacia ese próximo modelo en lugar de preocuparse por los resultados del trimestre pasado. El iPhone 8 (o como sea que se llame) ya tiene grandes expectativas. Esto deja poco espacio para preocuparse por los resultados actuales.

"La mayoría de los inversionistas se concentran en [el año fiscal 2018], lo que significa que los próximos informes deberían ser menos importantes de lo habitual", señaló Steven Milunovich, analista de UBS.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Apple no tuvo comentarios antes de su informe de ganancias.

Dicho esto, el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus son todavía bastante importantes. Apple genera más de dos tercios de sus ingresos del iPhone. Y esos dos teléfonos ayudaron a revertir las tres cuartas partes de las ventas. En su primer trimestre fiscal, que finalizó a finales de diciembre, la compañía reportó el mayor número de iPhones jamás vendidos: 78.3 millones.

Durante su segundo trimestre, Apple presentó una versión en rojo con los iPhone 7 y 7 Plus Red, la primera vez que su teléfono insignia se ha vendido en rojo brillante para ayudar a financiar programas contra el VIH y el SIDA en el África subsahariana. La compañía también impulsó el almacenamiento del iPhone SE y actualizó su iPad Pro de 9.7 pulgadas. Nadie espera que las ventas de esos productos exploten.

¿Vienen grandes cambios?

El potencial de Apple para impresionar a todos llegará a finales de este año, con la expectativa de que la compañía rediseñe significativamente su popular teléfono. Eso incluye la especulación de que va a utilizar una pantalla OLED más brillante, adelgazará el marco alrededor de la pantalla y agregará carga inalámbrica.

Apple no ha cambiado su diseño de iPhone mucho en tres años. La diferencia más notable en el iPhone 7 y 7 Plus fue la introducción de una cámara de doble lente en la versión más grande y más cara, el iPhone 7 Plus.

Muchos analistas han apodado el próximo lanzamiento del teléfono un "súper ciclo". Cada dos años más o menos, Apple tiende a cambiar el diseño del iPhone, y los consumidores se apresuran a actualizarse, según el analista Horace Dediu, de Asymco.

"La demanda es enorme debido a la base de usuarios y la edad acumulada de los dispositivos en uso", dijo. "Si la historia es una guía, entonces el próximo iPhone será el mejor iPhone que hemos visto jamás".

Y nos morimos ya por conocerlo.