Apple patenta un dispositivo 100 por ciento flexible

El dispositivo tendría componentes como batería, pantalla y circuitos totalmente flexibles.

Foto de Apple/USPTO

Apple obtuvo el martes una patente relacionada a dispositivos totalmente flexibles gracias a que sus componentes internos y externos se podrían amoldar para que el cuerpo completo pudiera cambiar de forma.


La patente tiene el simple pero revelador nombre de Dispositivos electrónicos flexibles (flexible electronic devices en inglés) y describe un dispositivo --no se especifica si un teléfono, tableta o reloj-- capaz de doblarse y cambiar de forma gracias a sus propiedades. Los usuarios, al doblar el dispositivo, podrán hacer diferentes acciones como encender o apagar la pantalla o el dispositivo, abrir o cerrar aplicaciones, entre otras funciones.

El dispositivo que se describe en la patente tiene diferentes capas flexibles de la pantalla, incluido el panel protector de ésta. Asimismo, el dispositivo tendría una especie de funda rígida para colocarla en el dispositivo y que éste deje de ser flexible a decisión del usuario.


El mercado de telefonía, después de aumentar en dimensiones, ahora parece querer modificar la estructura de los dispositivos. Samsung y LG fueron los pioneros de los teléfonos flexibles en 2014 con el Galaxy Round y el G Flex, respectivamente. En la feria de tecnología CES 2015, LG aprovechó su participación para anunciar la segunda generación del G Flex que continúa teniendo un cuerpo flexible.

Con dos de sus contrincantes más importantes ya experimentando con dispositivos flexibles, no es descabellado pensar que en Apple por lo menos prueban próximos productos con la misma característica.

De igual forma, es importante resaltar que las patentes no siempre son pruebas de un producto que llegará próximamente al mercado; muchas veces las compañías registran patentes para documentar productos que están probando y para protegerse de posibles demandas de otras empresas.

Close
Drag