​Apple dice que la Constitución de EE.UU. prohíbe la solicitud del FBI

En su más reciente alegato en esta batalla, Apple dijo que la ley 'All Writs Act' citada en esta demanda 'no puede ser estirada para adaptarse a este caso'.

James Martin/CNET

Apple no debería tener que cumplir con la orden relacionada con el iPhone del terrorista de San Bernardino, California, porque la Constitución lo prohíbe, dijo la empresa el martes.

En una respuesta a un comunicado del Departamento de Justicia del jueves pasado, Apple dijo que la ley All Writs Act - de 227 años de edad y que se utiliza para obligar a la empresa a ayudar al FBI - no puede aplicarse en este caso. La compañía también pretende demostrar que los casos anteriores citados por el Departamento de Justicia no pueden ser utilizados como precedentes para que Apple rediseñe el software de sus teléfonos móviles.

"La ley All Writs Act no se puede estirar para adaptarse a este caso, porque hacerlo usurparía la función legislativa y ampliaría indebidamente la competencia limitada de los tribunales federales", dijo Apple en un documento, citando una decisión del Circuito 9 de EE.UU. en 1979.

La empresa dijo también que entendía la tragedia de los ataques terroristas, pero argumentó que las libertades civiles no deben ser sacrificadas a favor de la conveniencia de una investigación del gobierno.

Apple se niega a crear una puerta trasera o modificar su sistema operativo para que el FBI pueda desbloquear el iPhone del terrorista de San Bernardino.

Foto de Nate Ralph/CNET

"Este caso surge en un contexto difícil después de una terrible tragedia", dijo Apple. "Pero es justo en estos casos altamente cargados y emocionales que los tribunales deben proteger celosamente las libertades civiles y el Estado de derecho y rechazar extra limitaciones del gobierno. Por tanto, esta Corte debe denegar la solicitud del gobierno y anular la orden".

Apple y el gobierno de Estados Unidos han estado luchando durante semanas sobre el grado en que Apple debería ayudar a extraer los datos del iPhone usado en la masacre de San Bernardino de diciembre. Apple ha estado resistiéndose a una orden de un tribunal federal del 16 de febrero que le insta a desbloquear el iPhone 5C utilizado por uno de los terroristas.

El FBI quiere que Apple cree una versión especial de iOS para ayudar a acceder a los datos de un iPhone utilizado por Syed Farook, uno de los dos terroristas que mataron a 14 personas e hirieron a otras 20 personas. Apple expresó que ya ha ayudado al FBI tanto como ha podido, sostiene que el tribunal no tiene la autoridad para obligarle a escribir una nueva versión especial de su sistema operativo, por lo cual la compañía ha convertido esto en un debate más amplio sobre la privacidad personal, uno que ha logrado hacer que la industria de la tecnología esté a su lado.

Este alegato de Apple es el último antes de presentarse en una audiencia para discutir esta disputa el próximo 22 de marzo en la corte federal de Riverside, California.

"Las protecciones que el gobierno ahora pide a Apple pondrían en peligro un componente de software crítico par ala seguridad del iPhone - cualquiera vulnerabilidad o puerta trasera, ya sea presentada con o sin intención, puede presentar un riesgo para todos los usuarios de dispositivos de Apple al mismo tiempo", dijo Erik Neuenschwander, gerente de privacidad del usuario de Apple.