Apple patenta 'audífonos óseos' y bocinas resistentes al agua

Las patentes indican que Apple busca mejorar sus esfuerzos en sonido y audio, aunque no son las primeras en la materia.

El martes, Apple obtuvo dos patentes relacionadas al audio de sus productos. La primera patente describe un método para impedir que el agua se filtre al interior de un dispositivo a través de las bocinas, y la segunda muestra más información de un par de audífonos por conducción ósea.

Descubiertas por el sitio Apple Insider, ambas patentes tienen diferente fecha de registro. La de impermeabilidad se solicitó en julio de 2014 y la de conducción ósea en marzo de 2013. Las fechas indican que Apple, por lo menos, lleva dos años trabajando en productos relacionados a estas patentes.

La patente que busca impedir que tu iPhone se arruine al momento de entrar en contacto con el agua, funcionaría de dos formas. La primera es con algo que Apple describe como "paraguas" (umbrella) y que actuaría como repelente, para desviar el agua del interior del teléfono.

El otro método sería con una protección hidrofóbica, en caso de que el paraguas falle. La protección estaría presente dentro del dispositivo, y si el agua llega a filtrarse del paraguas, la protección hidrofóbica actuaría como repelente.

Para entender mejor esta protección, pensemos esta analogía: En los días de lluvia, el paraguas del iPhone sería lo mismo que un paraguas real, mientras que la protección hidrofóbica sería un impermeable de cuerpo completo. El paraguas es lo primero que nos protege del agua, pero si una que otra gota se filtra, el impermeable nos mantiene secos.

Esta patente no es la primera que habla de métodos para convertir a los productos de la manzana en dispositivos acuáticos. Apple ya tiene por lo menos otras dos patentes que describen desde un puerto "invisible" al entrar en contacto con el agua, a la capacidad de un iPhone de "curarse solo".

La segunda patente describe el uso de tecnología de conducción ósea del sonido para ayudar a cancelar el ruido exterior durante una llamada. Acelerómetros incrustados en los audífonos detectarían las vibraciones de las cuerdas bucales que se propagan en la estructura ósea del usuario.

Además de los acelerómetros, los audífonos tendrían un micrófono para monitorizar la actividad acústica de la voz del usuario. Las señales captadas por el micrófono se pasarían a través de canales de acondicionamiento y amplificación, para eliminar ruido y mejorar el sonido de la voz del usuario.

Esta patente tampoco es la primera que Apple recibe referente a audífonos de conducción ósea. En agosto, la firma recibió una patente que describe unos audífonos inalámbricos que transmiten el sonido a través de los huesos y tejidos blandos. Asimismo, en septiembre de 2014, la firma californiana obtuvo otra patente para combinar un acelerómetro y señales de micrófono y mejorar la calidad de voz en un dispositivo móvil.

Close
Drag