CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

¿Traerá Apple la realidad aumentada y los autos autónomos en 2019?

[Opinión] ¿Será este el año en el que por fin veamos un dispositivo de realidad aumentada con logo de la manzana? ¿O los primeros resultados concretos de la inversión de Apple en tecnología de autos autónomos? ¿O simplemente veremos la típica evolución de productos insignia como el iPad o el iPhone?

Si 2018 es una referencia, 2019 podría ser otro aburrido año en Cupertino.

Sea lo que sea, Apple tendrá que seguir invirtiendo para mantenerse al tope de la industria, la cual está alcanzando el punto de saturación en un área clave: los teléfonos. Apple aún depende del iPhone para más de dos terceras partes de sus ingresos y a pesar de haber tenido mucho éxito con la venta de teléfonos de más de US$1,000 la estrategia de vender teléfonos tan caros podría nos se viable a largo plazo. Además, la presión de las marcas chinas –que suelen tener la misma calidad, pero a precios más bajos– deberá pronto poner a Apple en una situación en la que no le quede sino crear una nueva categoría, o expandir su influencia en otras.

La empresa tiene un lugar decente en el mundo de la tecnología de vestir con su Apple Watch y en la incipiente categoría de las bocinas inteligentes con su HomePod, pero no son posiciones dominantes. ¿Qué opciones tiene? Veamos.

Inversiones

En 2017, Apple compró 19 empresas y, a principios del 2018, cerró la adquisición de Shazam, el app de reconocimiento de música. Durante su reunión con accionistas en febrero, Cook dijo que Apple estaba "constantemente" en busca de más empresas que comprar.

Apple es de las empresas que más gasta en investigación y desarrollo (R&D) de toda la industria. "La empresa sigue desarrollando nuevas tecnologías para potenciar productos y servicios existentes y para expandir el rango de ofertas a través de la investigación y desarrollo", dijo la empresa en su reporte anual. La inversión en este rubro de Apple creció de US$11,600 millones en 2017 a US$14,200 millones este año -- similar a la tendencia en años recientes (ver cuadro abajo). Apple dijo que invirtió ese dinero en "nómina, costos de infraestructura y materiales para expandir sus actividades" en R&D.

Apple no da detalles de su inversión en R&D, y los analistas consultados por CNET en Español se negaron o no respondieron a las preguntas sobre este gasto o sobre lo que podría hacer Apple en 2019.

En 2016, especulé sobre en qué gasta Apple su dinero de R&D.

Presupuesto en R&D de Apple

Año Presupuesto Cambio anual Innovaciones
2009 US$1,300 millones -- iPhone 3GS
2010 US$1,800 millones 38 por ciento iPad
2011 US$2,400 millones 33 por ciento Siri
2012 US$3,400 millones 41 por ciento Rediseño iPhone (iPhone 5)
2013 US$4,500 millones 32 por ciento Touch ID
2014 US$6,000 millones 35 por ciento Rediseño iPhone (iPhone 6); iPhone grande (iPhone 6 Plus)
2015 US$8,000 millones 34 por ciento Apple Watch; iPad Pro; Apple Pencil
2016 US$10,000 millones 25 por ciento Doble cámara trasera (iPhone 7 Plus), AirPods, Touch Bar
2017 US$11,600 millones 15 por ciento iPhone X (Face ID; TrueDepth; pantalla OLED; ARKit)
2018 US$14,200 millones 23 por ciento HomePod, iPhone XS, XS Max y XR, Apple Watch Series 4

Es muy difícil predecir lo que hará una de las empresas de tecnología más discretas del mundo, pero se pueden usar los rumores, filtraciones, patentes, tendencias e inversiones para darnos una idea de lo que pretende hacer Apple para 2019.

Está claro, cuando se unen todas estas variantes, que la gigante de la manzana aún no ha matado por completo su proyecto de autos autónomos, y que la empresa tiene en el horizonte algún gran proyecto de realidad aumentada.

Además de eso, continuaremos viendo la típica evolución de sus principales productos como el iPhone, iPad y Macs, además de la muy esperada segunda generación de sus audífonos inalámbricos AirPods, cuyos rumores se han calentado a fines de 2018.

Comencemos con ellos:

AirPods 2, AirPower y una HomePod más pequeña

Los AirPods de primera generación fueron recibidos con un poco de escepticismo por su extraña forma que los hacía parecer aretes en los oídos de los consumidores. Pero una vez superada esa primera impresión, los audífonos inalámbricos han sido acogidos con entusiasmo y que, según Ming-Chi Kuo, son el accesorio más vendido en la historia de Apple. Esto significa que las expectativas hacia la segunda generación han crecido, y no es aventurado especular que veremos una nueva versión de este producto de Apple en 2019, considerando que los originales se lanzaron en diciembre de 2016.

Según Kuo, Apple lanzará unos nuevos AirPods con caja que permita la carga inalámbrica el año entrante, aunque, según el analista, no veremos un nuevo diseño sino hasta 2020.

También, parece que el cargador multiproducto AirPower aún no ha muerto y, según varios rumores, existe la posibilidad de que Apple lance una HomePod más pequeña y asequible para impulsar las ventas de la bocina inteligente, aunque este rumor en particular ha perdido fuerza desde que inició en la primavera.

Realidad aumentada, Siri e inteligencia artificial

Desde hace ya varios años se ha hablado mucho de un gadget para la realidad aumentada de Apple. Con el iPhone X y ARKit, Apple apostó fuerte por el uso y el desarrollo de apps de realidad aumentada para sus dispositivos con iOS. Con la versión 12 del sistema operativo móvil, por ejemplo, también llegó el app Measure que sirve para medir espacio con el uso de la realidad aumentada.

Este año, vimos medidas concretas y más rumores que indican que Apple no ha descartado la posibilidad de lanzar un producto. En abril, se repitió una vez más el difundido rumor de que Apple trabaja en unas gafas inalámbricas de realidad virtual y aumentada. En agosto, Apple compró la pequeña empresa Akonia Technologies especializada en lentes para gafas de realidad aumentada. También, según Business Insider, Apple intentó comprar Leap Motion, que desarrolla tecnología para la realidad aumentada, hasta en dos ocasiones distintas.

En cuanto a la inteligencia artificial, Apple parece querer competir de nuevo con Google –cuyo asistente digital Google Assistant no ha dejado de mejorar y ofrecer nuevas funciones– y se robó este año a uno de los mayores expertos en el área de la empresa de Mountain View. Lo más lógico es que usara este talento para mejorar Siri, su asistente digital, que no ha recibido una fuerte actualización más allá de los Atajos lanzados con iOS 12 y que se ha quedado detrás de Google Assistant y Amazon Alexa, por lo menos en cuanto a su presencia en los dispositivos de terceros y su uso masivo. 2019 tiene que ser el año en donde veamos una actualización importante de Siri.

Autos autónomos

El posible auto autónomo de Apple es uno de los rumores más confusos y constantes de la industria. Supuestamente llamado Project Titan, ha pasado de ser un coche en forma a una serie de tecnologías específicas que Apple desarrolla de forma separada, sin un producto específico en mente.

Pero lo que quedó claro en 2018 es que Apple sigue desarrollando estas tecnologías. En mayo se dijo que Apple trabaja con Volkswagen en la tecnología de autos autónomos y en junio se halló una patente de Apple para un sistema de manejo autónomo.

En julio se dijo que Apple trabaja en un sistema para reconocer las emociones de los pasajeros dentro del vehículo, por ejemplo, y en agosto se reportó que el auto autónomo de la manzana tendría realidad aumentada en la pantalla, combinando dos de las áreas de innovación donde más está invirtiendo la empresa. También en agosto, Apple recontrató a un ingeniero que se había ido a Tesla para impulsar más el desarrollo de esta tecnología. Ese mismo mes, uno de los 66 autos de prueba de Apple en California tuvo un accidente, lo cual demuestra que la empresa sigue desarrollando la tecnología.

Kuo espera que el carro de Apple -- de haber uno -- llegará entre 2023 y 2035 al mercado. Pero queda claro que en 2019 continuará con su inversión en este segmento. ¿Qué forma tomará? Aún es muy pronto para saberlo.

Estrategia de los iPhone

Un cambio estratégico muy importante que dio Apple desde 2017 y que se consolidó en 2018 fue apostar por vender menos iPhone –su principal producto– a un precio más alto. Sin embargo, tras reportar menores ventas de unidades (algo alineado con esa estrategia) recibió una respuesta negativa del mercado, Apple optó por anunciar que dejará de compartir el número de unidades vendidas por trimestre.

Aunque esto parece un capricho de la empresa, lo que indica es que Apple extenderá esta estrategia para 2019. ¿Por qué? Porque a pesar de lo que piensen los expertos de Wall Street, vender menos unidades de algo pero ganar más dinero es algo bueno. Apple no solo continuará la estrategia, sino que probablemente siga con la tendencia de empujar los precios más al alza para ver hasta dónde aguantan los consumidores. El iPhone XS Max de 512GB ya se ubica en los US$1,449. ¿Intentará Apple empujar el precio arriba de los US$1,500? Posiblemente. Nadie creía hace dos años que habría varios modelos de iPhone de más de US$1,000, así que no es una idea tan descabellada.

Sin embargo, el mercado también está empujando los precios de teléfonos de excelente calidad por debajo de los US$700, e incluso más cerca de los US$400. Con la desaparición del iPhone SE y el lanzamiento del iPhone XR de US$750, ha quedado un enorme hueco en la oferta de Apple a pesar de que Cook declaró que su meta es "llegar a todo el mundo". La clave de todo esto son dos mercados: India y China, los cuales reaccionan de inmediato a los productos de esa categoría de precios. China se ha complicado mucho por la excelente variedad de opciones que ofrecen marcas como Oppo, Vivo, Huawei y Xiaomi, además de que el mercado de alta gama es robusto, y quizá Apple apueste por quedarse en ese segmento. Y como el iPhone SE no fue un éxito rotundo, Apple no tiene un caso reciente que presumir en el mercado de gama media. Sin embargo, con el iPhone XR en su portafolio, no sería demasiado raro que la marca aproveche el tamaño del iPhone 8 para lanzar un iPhone XR Mini en 2019 para cubrir algunos huecos en su portafolio. Pero esto es mera especulación.

Lo que sí es seguro es que en septiembre Apple tendrá que mostrar algo interesante para competir con el Galaxy S10 y el Galaxy Note 10, aunque no se anticipa que sea su compatibilidad con redes 5G. Apple ha ganado algunas batallas, pero Samsung -- y otras fabricantes Android -- están peleando muy fuerte, con innovaciones y propuestas muy interesantes, para ganar la guerra.

En 2019, como en años recientes, lo que pase con el iPhone va a determinar los resultados generales de Apple en el año.

'Streaming', salud y todo lo demás

Los servicios son muy importantes para empresas de esta envergadura, y el servicio del que más se ha hablado es la posible plataforma de streaming de Apple. Se ha dicho que la gigante de la manzana ofrecerá sus contenidos originales a los dueños de sus dispositivos gratuitamente, y no se han dejado de anunciar nuevas producciones y proyectos. Pero del servicio en sí, nada. ¿Será 2019 el año en que finalmente lo veremos?

En cuanto a sus otros productos, en 2018 Apple le metió mucha energía a algunos que tenía muy abandonados: finalmente actualizó la MacBook Air, lanzó un iPad para la educación y dos iPad Pro con FaceID, renovó el Apple Pencil y introdujo un Apple Watch con electrocardiograma, más enfocado que nunca a la salud. ¿Qué pasará con estos productos en 2019? Con el lento crecimiento del segmento de la tecnología de vestir, tiene sentido que Apple impulsé aún más el Apple Watch como un producto para el cuidado de la salud. El electrocardiograma parece hacer cosas que ningún otro reloj hace, así que Apple puede seguir con estas innovaciones e integrar aún más el reloj a servicios médicos para hacerlo aún más útil.

En cuanto a salud, se ha rumorado que los mencionados AirPods 2 tendrán monitor de actividad, y a fines de año surgió un reporte de un posible primer monitor de sueño de Apple. El negocio de la salud es multimillonario, y Apple quiere su tajada.

En cuanto al iPad y las Macs, Cook ya dijo que no planea integrar o fusionar los dos productos, así que posiblemente continuemos viendo la evolución de la tableta hasta que se le ponga el último clavo a su tumba. Es muy difícil imaginar qué tipo de innovación podría resucitar al iPad y, la verdad, seguimos soñando en que Apple finalmente lance un producto que se adecue a las realidades modernas y revolucioné las categorías de las tabletas, las laptops y las híbridas con una sola estocada. De esto, no se ha dicho absolutamente nada pero, ¿se vale soñar, no?

Reproduciendo: Mira esto: ¡AirPods 2 a la vista!
6:48
Reproduciendo: Mira esto: 5 diseños de Apple que Steve Jobs odiaría
5:41