Apple en 2017: ¿Volverá a sorprendernos la empresa de la manzana?

[Análisis] 2016 fue un año aburrido para Apple, pues pareció perder su lustro y capacidad de sorprender. ¿Qué tiene que hacer la gigante de Cupertino para recuperar su aura de innovación?

Sarah Tew/CNET
Close
Drag

En este año que se acaba, Apple confirmó dos cosas: primero, que puede seguir lanzando productos de muy buena calidad, como el iPhone 7 y la MacBook Pro con Touch Bar. Segundo, que ya no es una empresa que emociona.

Atrás han quedado los días del "una cosa más", la frase que usaba Steve Jobs para sorprender a los presentes en sus lanzamientos con alguna última cosita que tendía a dejarlos boquiabiertos. En esas presentaciones había emoción, suspenso y, sobre todo, una total disposición a dejarnos sorprender por las novedades de la gigante de Cupertino.

Ahora, la presentaciones de Apple tienen más diversidad gracias a la mayor presencia de mujeres y personas de otras razas en el escenario. También, la empresa hace mucho mayor énfasis en sus proyectos sociales - como sus iniciativas de accesibilidad - y su compromiso con el medio ambiente.

Pero, ya no emociona ni sorprende. Incluso su publicidad actual carece de la energía y originalidad de sus campañas del pasado.

A fines del año pasado, escribí sobre lo que quería ver de Apple y lo que esperaban los analistas, pero ninguno dijo nada sobre cómo le haría la empresa para retomar un camino que parece que perdió en 2016.

Ese camino comienza y termina con la innovación.

"Apple realmente necesita salirse de su [línea de] productos actuales y de la evolución progresiva", dice J.P. Gownder, analista de la firma de investigación Forrester Research, quien menciona el décimo aniversario del iPhone, en 2017, como una oportunidad para lanzar un rediseño radical del celular. Apple, dice, "también debería querer reinventar nuevas categorías de producto", como lo hizo con el iPod, iPhone y iPad. "En general, Apple necesita romper el molde [...] y reimaginarse o reinventar una nueva categoría de producto para recuperar su aura de liderazgo", dice Gownder.

Cuando la empresa lanzó el Apple Watch -- el primer producto en una nueva categoría bajo la batuta del presidente ejecutivo Tim Cook -- existía esta esperanza de que la gigante de tecnología pudiera despampanar con un reloj que fuera muy superior a todo lo existente en el mercado. Pero el reloj, cuya segunda generación fue presentada en 2016, no ha logrado captar la imaginación y emoción del consumidor, a pesar de ser líder de un segmento que poco a poco ha perdido el interés y entusiasmo del mercado.

"Lo que no ha tenido Apple en los últimos 10 años es un producto que realmente emocione al gente como lo hizo el iPod o el iPhone", dice Jan Dawson, analista de Jackdaw Research y constante observador de la empresa. "Lo intentó con los wearables y el Apple Watch, pero eso no ha sido el éxito inmediato que tuvieron los productos anteriores".

Sin embargo, dice Dawson, no toda la innovación vendrá en grandes, nuevos productos. "Los cambios progresivos que Apple ha hecho recientemente con el iPhone y MacBook Pro son significativos [...] y esperaría más innovaciones dramáticas en el iPhone de este año", dice. "Es probable que este sea el tipo de innovación que sigamos viendo de Apple en los próximos años".

Ciertamente, esa progresión de mejoras paulatinas es parte de la tendencia de la empresa los últimos años, descontando el Apple Watch. Sin embargo, está claro que no es el tipo de innovación que emociona a los fanáticos de Apple, ni tampoco la que trae nuevos clientes a una empresa conocida hasta hace poco por trastornar el mercado con cada lanzamiento.

Sin embargo, es importante recordar que Apple es actualmente la empresa mejor cotizada del mundo, además de que aún vende sus productos - en particular el iPhone - como pan caliente. "A Apple le va increíblemente bien desde el punto de vista del desempeño del negocio, y esas son buenas noticias porque tiene los recursos [para innovar]", dice Brian Blau, analista de la firma de investigación Gartner. "El historial de Apple nos hace pensar que en los próximos años podemos esperar nuevas categorías de producto y tecnologías".

Es difícil saber hoy cuáles serán estas tecnologías. Uno de los proyectos más emocionantes de la empresa, Project Titan, para crear su propio auto autónomo, ha sido ajustado para enfocarse en tecnología dentro del vehículo. Y a pesar de rumores que hablan de un producto para la realidad virtual o aumentada, esa es otra categoría que sigue siendo de nicho y que no ha logrado emocionar al público en general.

Apple ha dicho que no creará una computadora híbrida, ha pesar que Microsoft ha probado que aún hay espacio de innovación en ese espacio con sus nuevas Surface Studio y su Surface Book i7. Irónicamente, cuando la empresa de Redmond lanzó esos dos productos este año, muchos vimos una clara inspiración en lo que hacía Apple hace unos años: innovar, apostar por algo diferente, y sorprender.

¿Volverá Apple a dejarnos boquiabiertos? Muchos esperamos que 2017 nos tenga una respuesta contundente.